SATSE pide contar con enfermeras. Archivo
Sanidad
Typography
0
0
0
s2smodern

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha subrayado que la implantación de la enfermera escolar en la mayoría de los centros escolares de Ceuta facilitará la vacunación de los docentes contra el Covid-19 en el mismo entorno en el que desarrollan su labor.

Tras conocerse que los 760.000 profesores que trabajan en los más de 34.000 centros educativos existentes en nuestro país se han incluido en el grupo de trabajadores esenciales a los que se irá administrando la vacuna de AstraZeneca, el sindicato incide en que la implantación generalizada de la enfermera escolar, como demandan los padres y madres y el personal docente, conlleva, entre otros beneficios, que pueda encargarse también de la administración de la vacuna del COVID-19 en el propio colegio o instituto.

De esta forma, apunta SATSE, se evitan desplazamientos del personal docente a los centros de salud con los consiguientes inconvenientes y perjuicios para ellas y ellos al tener que acudir a un entorno, como es el sanitario, donde existen más posibilidades de contagio del coronavirus, y también para el alumnado que puede llegar a perder horas lectivas por este motivo.

La insistencia de SATSE Ceuta en defender la necesidad de la presencia de enfermeras en todos los centros educativos de la ciudad autónoma ha sido una constante en los últimos años. Unos argumentos que no cayeron en saco roto a tenor de la incorporación de esta figura sanitaria a los colegios a través del Plan de Empleo. No obstante, este sindicato apuesta por que la forma idónea de cubrir la Enfermería Escolar en un futuro sea a través del INGESA como personal dependiente de los centros de salud.

Por otra parte, SATSE Ceuta solicita a la Consejería de Sanidad que proceda a la vacunación frente al COVID-19 de todas las enfermeras escolares ante la inminente administración de la dosis al resto del personal ya que, si ellas van a ser las encargadas de su inoculación, también deben ser las primeras en estar vacunadas.

SATSE recuerda que, salvo contadas excepciones, como sucede en Andalucía, Canarias, Madrid o Ceuta y tampoco de manera generalizada u ordenada, la implantación de la enfermera escolar es una gran asignatura pendiente de las diferentes autonomías que, año tras año, siguen sin hacer caso al conjunto de padres, madres y comunidad educativa que consideran muy necesaria y positiva esta figura.

De otro lado, el Sindicato de Enfermería insiste en que gran parte de los 3.582 brotes de coronavirus registrados hasta la fecha en los centros educativos de nuestro país, según los últimos datos aportados por el Ministerio de Sanidad, podrían haberse evitado si se hubiera implantado de manera generalizada la figura de la enfermera escolar para realizar las labores de coordinador COVID-19.

En este sentido, SATSE subraya que la detección precoz de casos y la gestión adecuada de los mismos, con arreglo a los protocolos establecidos, solo puede hacerse de manera ágil y efectiva si la realizan profesionales sanitarios, como son las enfermeras y enfermeros, al contar con la preparación y conocimientos necesarios para realizar estas actuaciones asistenciales.

Por último, la organización sindical destaca que la multitud de beneficios que se consiguen contando con una enfermera o enfermero en un colegio e instituto, como el de agilizar la vacunación del personal docente, superan con creces el insignificante coste económico que conlleva y que es de en torno a 16-20 euros al año por habitante.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Sábado 27 de Febrero del 2021

Publicidad