El INGESA conmemora el Día Nacional del Trasplante resolviendo dudas sobre los mismos
Sanidad
Typography
0
0
0
s2sdefault

El coordinador de trasplantes de Ceuta, Enrique Laza, ha respondido una serie de preguntas sobre la donación de órganos y trasplantes en el Día Nacional del Trasplante.

¿Qué tipos de donantes hay?

Existen dos tipos de donantes, según la procedencia del órgano o tejido: los donantes vivos y los donantes fallecidos.

- Los donantes vivos realizan la donación en vida, sin que eso suponga un riesgo añadido para su salud. Sólo se puede ceder en vida un riñón completo o bien partes del hígado, del pulmón o del páncreas. También se pueden donar tejidos en vida, como precursores de las células de la sangre (con la donación de sangre periférica, médula ósea y cordón umbilical), tejido óseo, membrana amniótica y piel.

- Los donantes fallecidos son las personas que donan sus órganos y tejidos tras su fallecimiento, que se puede producir por el cese de la actividad del encéfalo (el cerebro y el tronco cerebral, situación conocida como muerte encefálica) o bien por el cese irreversible de la actividad del corazón (donantes en parada cardiaca).

En España, la mayoría de los donantes corresponden a personas que fallecen por muerte encefálica (generalmente a causa de hemorragias cerebrales catastróficas) aunque en los últimos años está aumentando notablemente el número de donantes en parada cardiaca (Donación en Asistolia).

¿Quién puede ser donante?

Prácticamente todos podemos ser donantes, independientemente de nuestra edad, de las enfermedades que hayamos padecido y de los tratamientos que estemos recibiendo. Existen muy pocas situaciones en las que no es posible convertirse en donante de ningún órgano ni tejido. Esto sólo ocurre cuando el posible donante sufre de alguna enfermedad infecciosa (como el SIDA, por ejemplo) o ha presentado algún tipo de cáncer muy agresivo, que podrían ser transmitidos al receptor. En muchas ocasiones una persona no puede donar alguno de sus órganos porque no estén en perfectas condiciones para funcionar adecuadamente en el receptor pero sí puede donar otros que sean viables (por ejemplo, un persona de 77 años y que sufrió un infarto de miocardio hace años no puede donar el corazón pero sí el hígado y los riñones).

Dr Enrique Laza

¿Qué órganos y tejidos se pueden donar?

Prácticamente todos podemos ser donantes, independientemente de nuestra edad, de las enfermedades que hayamos padecido y de los tratamientos que estemos recibiendo. Existen muy pocas situaciones en las que no es posible convertirse en donante de ningún órgano ni tejido. Esto sólo ocurre cuando el posible donante sufre de alguna enfermedad infecciosa (como el SIDA, por ejemplo) o ha presentado algún tipo de cáncer muy agresivo, que podrían ser transmitidos al receptor. En muchas ocasiones una persona no puede donar alguno de sus órganos porque no estén en perfectas condiciones para funcionar adecuadamente en el receptor pero sí puede donar otros que sean viables (por ejemplo, un persona de 77 años y que sufrió un infarto de miocardio hace años no puede donar el corazón pero sí el hígado y los riñones).

¿Qué hay que hacer para ser donante de órganos y tejidos?

La forma más sencilla y útil de convertirse en donante es expresar esta decisión a nuestros familiares y allegados, porque ellos serán preguntados acerca de nuestros deseos cuando hayamos fallecido. Si ellos son conocedores de nuestra voluntad, la respetarán, sin duda.

¿A quién van dirigidos los órganos que se donan?

Los órganos donados se trasplantan en las horas siguientes a su extracción a los mejores receptores de la lista de espera, gestionada por la Organización Nacional de Trasplantes. Esta selección se basa en criterios objetivos y exclusivamente de carácter médico, que buscan la máxima supervivencia del órgano o tejido en el receptor. En el caso de los donantes vivos, el órgano va dirigido a una persona concreta de su misma familia (por ejemplo, donación de vivo de un riñón entre hermanos, de padres a hijos o entre los miembros de la pareja) aunque recientemente también se ha establecido la posibilidad de que una persona solidaria (“Buen Samaritano”) done un riñón en vida, pero no a una persona concreta, sino a la Organización Nacional de Trasplantes, para que ésta lo gestione de forma que se generen el mayor número de trasplantes posibles (lo que se denomina “Cadena de Trasplantes”).

¿Cuánto cuesta un trasplante?

Los trasplantes que se realizan en España son siempre gratuitos para el receptor, estando absolutamente prohibida cualquier tipo de compensación, económica o de otro tipo, para el donante o su familia. En el caso de los pacientes con insuficiencia renal crónica, aunque la diálisis constituye un tratamiento sustitutivo eficaz, el trasplante renal supone, no sólo un beneficio en calidad y esperanza de vida, sino también un ahorro para el Sistema Sanitario Público, que empieza a hacerse evidente a partir del primer año después del trasplante y continúa durante todos los años en los que el riñón trasplantado sigue funcionando de forma adecuada.

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Domingo 02 de Octubre del 2022

Publicidad

POLICIA LOCALVIGILANCIA ADUANERA