Estado del Monte de la Tortuga tras el incendio. LVC
Política
Typography
0
0
0
s2sdefault

Mohamed Alí ha presentado hoy una denuncia en representación de Caballas por el incendio del monte de la Tortuga, exigiendo responsabilidades.

En la denuncia se detalla que el pasado día 5 de octubre de 2015, sobre la 10,30 de la mañana, se produjo un incendio, cuyo inicio tuvo lugar en el “Campo de Tiro” del Renegado, en ladera izquierda o de solana de la cabecera de dicho arroyo, bajo el monte de “La Tortuga” junto a la pista del “Te de la Mora”.

La superficie afectada es, aproximadamente, de 30 hectáreas. La totalidad se encuentra en el ámbito del Espacio Natural Protegido (Red Natura 2000), lugar de importancia comunitaria –Zona de especial protección para las aves (LIC-ZEPA) denominado “Calamocarro-Benzú”. Todas las parcelas pertenecen al Ministerio de Defensa.

La vegetación afectada y los hábitats implicados se categorizan como de “alto valor ecológico”. La vegetación estaba compuesta por numerosas comunidades vegetales que   constituyen “tipo de hábitats naturales de interés comunitario”.

Según los informes disponibles la causa del incendio fue un ejercicio de tiro con balas trazadoras, organizado por la Comandancia General de Ceuta en el ejercicio de sus competencias. No es la primera vez que unas actividades de tiro, especialmente con munición de trazadoras, provocan un conato de incendio  (incendio forestal de superficie inferior a una hectárea en este mismo campo de tiro.  Podemos citar: 24/04/2012; 09/11/2009; 15/09/2004; 04/06/2003; 13/07/2002.

Estos hechos suponen, a nuestro juicio, una infracción contemplada en al artículo 67 de la Ley 21/2015, de 20 de julio, por la que se modifica la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes, en sus apartados  «c) La corta, quema, arranque o inutilización de ejemplares arbóreos o arbustivos de especies forestales, salvo casos excepcionales autorizados»; y «p) El incumplimiento de las obligaciones de información a la Administración por parte de los particulares, así como su ocultación o alteración»

Existe, además,  una normativa específica que contempla las precauciones necesarias en el desarrollo de esta actividad y que, al parecer, en este caso no se siguieron (Directiva 42/2010, de 12 de julio, de la Ministra de Defensa para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales en los Campos de Maniobras y Tiro).

Es por todo lo expuesto por lo que Caballa considera que pudiera existir una responsabilidad penal por la destrucción del entorno ecológico, cuya autoría debe ser investigada.

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio

Banner Lateral Redes

Ceuta, Sábado 13 de Abril del 2024

Anuncio AACL

Publicidad

CSIF 2021

ECOS 110324