Opinión
Typography
0
0
0
s2smodern

Los pacientes oncológicos de Ceuta siempre hemos sido los grandes olvidados de la asistencia sanitaria en nuestra ciudad. La inexistencia de una clínica de Radioterapia en Ceuta, con una población de casi 100.000 habitantes y con una alta tasa de incidencia de esta letal enfermedad, es una gran prueba de esa invisibilidad perezosa por parte de las instituciones y por parte de los responsables con una supuesta competencia.

En estos días, hemos tenido constancia de un capítulo más en ese desprecio oficial hacia los enfermos de cáncer en Ceuta. Nos dejan huérfanos, en todo su tenor literal, prescindiendo de los servicios de la Doctora Dña. Hanan Ahmed, oncóloga del Hospital de día de Ceuta. Una joven ceutí, profesional, preparada y que eligió voluntariamente volver a su tierra cuando era pretendida por diferentes hospitales y centros médicos, tanto nacionales como extranjeros, por su valía, su proyección y su buen hacer. Esta ceutí rompiendo con el tópico de la “fuga de cerebros” primó la vuelta a su ciudad y tratar a sus paisanos sobre una proyección profesional bastante prometedora en el extranjero. Las y los pacientes oncológicos la conocemos muy bien, hemos sido testigos de su empatía, de su cariño, de su compromiso con la bata blanca y de su implicación profesional y personal con quienes estamos luchando contra esta enfermedad. Una verdadera comandante en jefe en la lucha contra el cáncer. A veces, el profesional sanitario destaca por su trabajo y otras veces por su humanidad y cercanía. Y cuando ambas características confluyen, dan lugar al galeno perfecto. En la Doctora Hanan, el juramento hipocrático no queda en teoría o en texto, hace acto de presencia y te coge de la mano para andar el camino de la supervivencia. Sus palabras son un bálsamo para la moral hundida de quien conoce el cáncer en su propia piel. El cáncer, desde un cómodo despacho de oficina directiva simplemente es una palabra vacía. Pero en la sala de Quimioterapia del Hospital de día donde los silencios son sepulcrales, siempre aparece la voz de la Doctora Hanan para convertir el desánimo en lucha constante.

Los pacientes oncológicos no entendemos de procesos selectivos, no acertamos a comprender traslados, tomas de posesión ni adjudicaciones de plazas, los pacientes oncológicos conocemos la lucha, ansiamos la supervivencia y el Hospital de día se convierte en nuestro hogar con el maravilloso personal que en él se encuentra. Y la Doctora Hanan forma parte de nuestro hogar y nuestra familia. Y nos dejan huérfanos sin preguntarnos y sin escucharnos ( como siempre). Sin valorar ni medir las consecuencias que puede causar en unos enfermos tan sensibles y tan faltos de buenas noticias. Nos golpea el cáncer y nos remata la ineptitud. El Hospital de día sin desmerecer a otros servicios o departamentos del Hospital Universitario, es uno de los servicios más sensibles y como tal requiere de sentimiento, empatía y tacto ante cualquier decisión, incidencia o alteración en su funcionamiento. Y aún así, nos dejan huérfanos. La Doctora Hanan nos recuerda al Dr. Abdelkrim ( que Dios lo tenga en su gloria), por su cercanía, por su humanidad y porque jamás te abandonaba por muy duro que fuera el camino.

    

Desde este colectivo de pacientes oncológicos del Hospital de día de Ceuta, estamos dispuestos a emprender acciones, iniciativas y movilizaciones para que, desde instancias superiores del INGESA, encuentren la fórmula necesaria ( y las hay con tanta falta de personal en oncología) para que la Doctora Hanan no abandone nuestra ciudad forzosamente y permanezca guiándonos y ayudándonos en nuestro camino hacia la supervivencia.

Hacemos un llamamiento a la Señora Delagada del Gobierno, al Director Territorial del Ingesa en Ceuta, a todos los actores y agentes sociales de nuestra ciudad y en especial a los grupos políticos de la Asamblea de Ceuta, para que nos ayuden a visibilizar esta reivindicación justa y de vital importancia para los enfermos oncológiccos de Ceuta y conseguir que no nos quiten a una oncóloga del servicio. Ella apostó por Ceuta y “ los que deciden” apuestan por echarla de Ceuta. Así pagan a los profesionales que sacrifican su prometedora carrera para volver y servir a su tierra.

Al igual que usted lucha con nosotros en nuestra enfermedad, estimada Doctora Hanan, jamás la abandonaremos en esta injusta decisión de prescindir de los servicios de una excelente profesional. Como usted nos dice en su consulta, siempre con una sonrisa: “ Siempre que haya esperanza, lucharemos”. Y de lucha, los pacientes oncológicos entendemos algo.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Miercoles 27 de Enero del 2021

Publicidad

casa sanchez