Encuesta voto Mayo 23

Encuesta valoracion politicos 23

Cartas al Director
Typography
0
0
0
s2sdefault

Queridos amigos hindúes,

El Dicasterio para el Diálogo Interreligioso, hasta ahora conocido como Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, les ofrece sus alegres saludos y mejores deseos con motivo de Dipavali, que este año es el 24 de octubre. Que este festival de luces les dé la gracia y la felicidad de revivir no solo sus propias vidas, sino las de todos en sus familias y comunidades, y más ampliamente en la sociedad.

Crecientes tensiones, conflictos y violencia en varias partes del mundo basados ​​en identidades y supremacías religiosas, culturales, étnicas, raciales y lingüísticas, a menudo alimentados por políticas competitivas, populistas y expansionistas, pero también por movimientos mayoritarios y minoritarios y por una descarada red social. - nos preocupan a todos, porque afectan gravemente la convivencia social fraterna y pacífica. En este contexto, la necesidad de promover la convivencia y el espíritu de corresponsabilidad entre las personas es vital y central. Continuando con nuestra querida tradición, queremos compartir con ustedes en esta ocasión algunas reflexiones sobre cómo nosotros, cristianos e hindúes, podemos promover la unión y la corresponsabilidad por el bien de todos y cada uno.

La convivencia es tanto la cualidad de ser amigable y vivaz como la capacidad de vivir entre otros con sus individualidades, diversidad y diferencias en un espíritu de respeto, amor y confianza. Es el acto y el arte de forjar, por una parte, relaciones amistosas y fraternas, sanas y armoniosas entre los seres humanos, y entre éstos y la naturaleza, por otra. Se construye diariamente, a través del encuentro personal y el diálogo, la escucha y la comprensión recíprocas, la paciencia y la perseverancia, con la convicción de que "donde hay vínculo, comunión, fraternidad, existe vida" (Papa Francisco, Encíclica Fratelli Tutti - sobre la fraternidad y la amistad social, 2020, n. 87).

Por otro lado, la promoción de la convivencia implica por nuestra parte la asunción de la responsabilidad mutua y por la creación. Requiere disponibilidad para caminar y trabajar juntos con caridad, fraternidad y sentido de corresponsabilidad por el bien común. Además de contribuir con la mayor responsabilidad al bien común, es necesario que responsabilicemos a las personas que nos rodean en lograr la convivencia respetando la dignidad trascendental de toda persona humana y los legítimos derechos que de ella se derivan, para operar por el bienestar social y el desarrollo sustentable de todos, y comprometiéndose a vivir en armonía con cada uno y con la naturaleza. En el camino de la convivencia, tenemos que enfrentar muchos desafíos debido a la indiferencia y al individualismo que prevalecen en nuestra sociedad actual, y como creyentes no debemos ceder al pesimismo, sino permanecer unidos y ser un ejemplo para los demás.

Así como las familias, con el ejemplo de los padres y los mayores, juegan un papel fundamental para inculcar en sus niños y jóvenes los nobles valores de la convivencia y la corresponsabilidad, también lo hace la familia de los líderes religiosos y grupos de todas las religiones. a través del globo, las instituciones educativas, los medios de comunicación, las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales comparten por igual la responsabilidad de cultivar los valores de la convivencia y la corresponsabilidad con todos los medios a su alcance. Diálogo interreligioso, pues, que según el Papa Francisco es "un signo providencial" de nuestro tiempo y "un camino privilegiado para el crecimiento de la fraternidad y de la paz en el mundo" (Saludos a los Delegados del Comité Judío Internacional sobre Consultas Interreligiosas, 30 junio de 2022), constituye sin duda una poderosa herramienta para inspirar y empujar a personas de diferentes tradiciones religiosas a vivir estos valores en fraternidad, unidad y solidaridad por el bien común.

Como creyentes y líderes de nuestras comunidades religiosas, estamos arraigados en nuestras respectivas creencias y convicciones religiosas, y compartimos una preocupación y responsabilidad comunes por el bienestar de la familia humana y la tierra, nuestro hogar común. Como tal, nosotros, cristianos e hindúes, podemos unir nuestros esfuerzos con las personas de todas las demás tradiciones religiosas y con las de buena voluntad, para promover, individual y colectivamente, el espíritu de convivencia y corresponsabilidad para transformar este mundo en un hogar. seguro para que todos vivan gozosamente en paz!

¡Le deseamos un feliz Dipavali!

 

Cardenal Miguel Ángel Cardenal Ayuso Guixot, MCCJ

Presidente

 

Rev. Mons. Indunil Kodithuwakku Janakaratne Kankanamalage

Secretario

 

 

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Miercoles 07 de Diciembre del 2022

Publicidad

POLICIA LOCALVIGILANCIA ADUANERA