Cartas al Director
Typography
0
0
0
s2sdefault

Todo en la vida es simple y todo es complejo, los humanos estamos dentro de enormes mares, tormentas, huracanes, desiertos de realidades sociales y navegamos como podemos.

Me he encontrado con una columna del maestro Francisco Umbral, que titula La peseta, publicada el 14 de marzo de 1990 en El Mundo, que como siempre nos habla de poesía y poética y política y costumbres y arte y literatura. Todo mezclado. Cosa que es lo que todos hacemos desde Larra, Fernán Caballero, Alarcón, Calderón, Bretón de los Herreros, Mesonero Romanos, Blanco White, es decir, lo que todo el columnismo literario o de opinión hace. Tocar un tema o una idea, y, alrededor como esas tartas que disponen de flores de azúcar o de caramelos de trufas la rodean con toques rojos y verdes...

He repetido varias veces, podría redactar este artículo sin citar a Umbral y su columna, arriba señalada, pero me parece de justicia y de equidad. Aunque los textos que yo redacte no tengan casi nada que ver con los suyos. Pero este es el problema del articulismo, no deseo entrar en aquel defecto capital de la intelectualidad en este terruño denominado Piel de Toro o Tierra de Conejos, -que tanto indicaba Unamuno, que nos copiamos unos a otros, sin citarnos-, ya que es muy antiguo, no hemos surgido a y en esta tierra ahora, sino desde hace milenios. Somos herederos de cientos de generaciones, antes de los romanos ya estábamos aquí, antes de los fenicios, griegos, cartagineses ya estábamos aquí. Pero en el articulismo al menos ya llevamos arrastrando dos siglos y pico...

Pero siempre es el mismo problema, el pan y la peseta, que ha ido pasando por el pan y el dracma, el pan y los maravedíes, el pan y el dinar, el pan y el euro, en definitiva, el pan y el dólar, quién sabe, si se está abriendo una nueva etapa que sea el pan y el yuan.

Pero la realidad es que vivimos y existimos en un mundo que no conocemos y no entendemos y no comprendemos del todo, ni de las partes. Se dice que hoy un matemático experto e investigador, de esos de alguna universidad vertebral del mundo, solo conoce un diez por ciento de la matemática, y, eso que está investigando y creando nuevas pautas y modelos. Pues en la vida, eso es lo que nos sucede, solo conocemos un diez por ciento, y, el resto, pues estamos caminando dudando y redudando.

Si alguien sabe de economía, come se decía en bolsa, puede que coma mejor, pero duerme peor. Si alguien sabe de economía, solo un mínimo, puede que duerma mejor pero come peor. Esta es la cuestión, no puede saber nadie, lo suficiente de economía, el pan, y de sociedad y de psicología y de afectividad y de política y de arte y de medicina y de mil cosas, en la que somos y en la que estamos instalados y en las que nos sentimos...

Somos pan y en el pan y en la peseta y en mil otras cosas. Por eso la vida es tan rica en interpretaciones, por eso en la vida y desde la vida, hay que tener la suficiente racionalidad moral para no pasarte de unos límites. Lo único que te sostiene en la incertidumbre de las oleadas de mares que te abaten, es estar dentro de un marco ético y moral suficientemente racional y verdadero y bondadoso –si es posible, un marco espiritual también racional y adecuado y correcto-.

Porque esa escalera que te sostiene en la vida, te permitirá al menos no caer en errores morales graves, psicológico morales y éticos y espirituales, te mantendrá vivir en el mundo, con tus responsabilidades laborales y familiares y sociales, con suficiente prudencia y sentido común y eficiencia. No caerás en tantos defectos morales de hoy, porque hoy, los siete pecados capitales, llamémoslos ahora, errores morales graves, se han adueñado de demasiados corazones, de demasiadas realidades humanas, hoy nos gobiernan: la lujuria, la envidia, la gula, la avaricia-codicia, la soberbia-vanidad, la acidia-pereza, la ira-cólera. Y, unos hombres, usted y yo, unos caemos en unos errores y otros, otros en otros. Y, muchos en varios. ¡Pero esto no se puede decir, si lo haces, como este escribiente, te condenan al ostracismo social cultural...!

Somos carne, necesitamos pan y pesetas, pero también somos conciencia-consciencia y psique-mente, y necesitamos unidades de sentido, necesitamos ideas-conceptos-enunciados-frases-argumentos que sean verídicos y verdaderos, y, para una gran parte de la humanidad, todavía sigue pensando, que tenemos alma-espíritu inmortal, por tanto necesitamos Dios y a Dios y al Buen Dios, y, vivimos y existimos en la mar de la Sociedad-Cultura y de la Naturaleza.

Y, tenemos que vivir y existir con prudencia y modestia y humildad en los ojos, seamos el rey Midas lleno y relleno de oro y perlas, o seamos, modestamente modestos económicamente. Da lo mismo, tenemos que vivir y existir en este mundo, integrando lo que somos carne-mente-alma, somos en una unidad substancial y esencial que ya nos dijo Aristóteles-Tomás de Aquino, y tantos que han ido pasando por este arado de mundo, pero somos y estamos en una Sociedad y Cultura y Naturaleza en la Naturaleza. Somos un esfuerzo de integrar partes y funciones y finalidades.

Eso somos, por eso es tan importante, no olvidar que necesitamos pan y pesetas, pero también, necesitamos una buena voluntad y un Buen Dios, en una buena sociedad y en una buena cultura y en una buena Naturaleza... ¡Paz y bien...!

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio

Banner Lateral Redes

Ceuta, Sábado 24 de Febrero del 2024

Anuncio AACL

Publicidad