UFP denuncia la falta de medios en la plantilla de la Policía Nacional
Sindicatos
Typography
0
0
0
s2sdefault

Desde la Secretaría Provincial de la UFP en Ceuta ha denunciado en un comunicado la tomadura de pelo a la que están siendo sometidos los integrantes de la Policía Nacional en general y los pertenecientes a la plantilla Ceuta en particular, por parte de la Dirección General de la Policía.

Según la UFP, los recientes atentados acaecidos en la ciudad de París (Francia) con numerosas víctimas fallecidas y heridas, ha dado lugar a un sinfín de manifestaciones totalmente contradictorias por parte de los máximos dirigentes de la Policía Nacional.

Por un lado el Ministro del Interior señala en los diferentes medios de comunicación que existe una probabilidad real de que hechos similares puedan producirse en España, señalando que Cataluña, Madrid, Ceuta y Melilla se encuentran en “especial riesgo” de sufrir ataques yihadistas.

Recientemente en su última visita a nuestra ciudad el Director general de la Policía insiste que en Ceuta pese a sus “singularidades”, no existe un “riesgo específico” de sufrir un atentado terrorista y que por tal motivo no necesita que se refuerce con mayor número de efectivos tal y como vienen reivindicando los sindicatos policiales, haciendo oídos sordos a que sea en nuestra ciudad donde se haya detenido a casi el 40% de los presuntos yihadistas arrestados en España desde 2013.

Por otro lado el Gobierno anuncia que se refuerza la seguridad en Ceuta y Melilla al considerarlas zonas sensibles, por su cercanía con Marruecos y el constante ir y venir de ciudadanos de este país entre los que siempre se puede colar un yihadista.

No se entiende de ninguna de las maneras la falta de entendimiento y de coordinación entre los diferentes estamentos, para valorar el riesgo de sufrir un atentado que tenemos en nuestra ciudad.

Se ha anunciado el refuerzo en las medidas de control tanto en los accesos como en la salida de Ceuta, en una frontera que se considera una de las más transitadas de la UE con el paso de más de 20.000 personas al día y más de 2.500 vehículos. Pero la realidad difiere totalmente de estas medidas anunciadas, ya que dicho trabajo está siendo realizado a costa del sobreesfuerzo de los mismos policías que actualmente componen la plantilla, acrecentado aún más, ya que se ha reducido su número, debido al disfrute de las vacaciones. A diferencia de la capital Madrid que sí se blinda para la Navidad con policías de toda España que controlarán la delincuencia durante las fiestas. Pretende así el Ministerio del Interior reforzar la seguridad, en un momento de inusual amenaza yihadista, en las zonas en las que se concentran más personas durante el periodo navideño. ¿Qué es lo que sucede? ¿Porque para unos mucho y para otros tan poco? Esto nos hace pensar que nos encontramos encuadrados como ciudadanos de segunda.

Nos encontramos con un gran número de policías sin chaleco antibalas (en toda España en torno a 40.000), y mientras tanto imparten directrices de la obligatoriedad de su uso ante el convencimiento de que los policías son objetivos prioritarios de los yihadistas. Muchos de los chalecos de los que disponen los policías tienen más de 30 años de uso y tienen un peso excesivo, debiendo de ser compartidos por varios policías, ya que al terminar el servicio, se lo debe de poner el turno entrante, convirtiéndose en una medida totalmente, antihigiénica, insalubre y vergonzosa, quejándose los funcionarios del hedor que desprenden los chalecos. Igualmente vergonzosas son las armas que se están repartiendo de dotación para repeler un posible ataque terrorista. Armas que hace más de 20 años que fueron retiradas del ejército (Cetme C) o más conocido como Chopo de madera, la mayoría de ciudadanos que han hecho la mili sabrán de qué arma estamos hablando. Un Cetme que se retiró de nuestro ejército allá por el año 1994 y ahora lo reparten entre los policías como si fuera lo último y más novedoso en lo que a armamento se refiere. “Esto es de risa”. Al igual que es de chiste que se esté continuamente hablando y destacando un proyecto tan ambicioso como es la apuesta por el Plan Policía 3.0 que pasa por la implantación de la Comisaría Virtual, el patrullaje inteligente como modelo pionero en seguridad, "la Policía Nacional está trabajando para hacer de España el país más seguro tanto en la calle como en el ciberespacio", preparados para los nuevos desafíos. Un Plan cuyo último fin es que "nuestro país encare con solvencia los retos que conllevan los avances tecnológicos y siga siendo una de las democracias más seguras del mundo".

Desde la UFP añaden que para llegar al Plan policía 3.0 primero hay que pasar por las versiones anteriores, es totalmente descabellado hablar del uso de tecnología punta, cuando nuestros policías no tienen ni chalecos antibalas, cuando disponemos de armamento de la segunda guerra mundial, cuando se despilfarra dinero constantemente en divisas y “gorritos” mientras muchos de nuestros policías tienen cascos del año 1999, cuando el material de oficina del que disponemos está en un estado lamentable, cuando muchas de las instalaciones policiales están en un estado ruinoso, sin aire acondicionado, ni calefacción . Esto es surrealista y cuanto menos vergonzoso. En primer lugar habrá que eliminar las carencias y proveerse de todo aquello que es necesario y urgente para salvaguardar la seguridad de nuestros policías y una vez logrado esto, ya podemos hablar de cuentos de ficción 3.0.

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio

Banner Lateral Redes

Ceuta, Lunes 15 de Abril del 2024

Anuncio AACL

Publicidad

CSIF 2021

ECOS 110324

Dominos 2010