CSIF dice que la Ciudad miente sobre los controladores del servicio de limpieza
Sindicatos
Typography
0
0
0
s2sdefault

Al respecto de las últimas declaraciones vertidas por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta, en referencia a la falta de calidad del servicio que viene prestando la empresa TRACE, el sindicato CSIF ha advertido hoy en un comunicado que la Administración de la Ciudad Autónoma de Ceuta mantiene a los únicos cuatro funcionarios controladores del Servicio Público de limpieza viaria y de recogida de residuos domésticos apartados de sus genuinas y legítimas funciones.

El portavoz del Gobierno afirmaba estos días, que los informes de los controladores son tenidos en cuenta, ¿cómo es esto posible? (nos preguntamos) cuando desde febrero/marzo del año 2013 las funciones de supervisión, inspección, control y fiscalización de la gestión del Servicio Público son realizadas por ajeno a la administración pertenecientes a empresa municipales, tras las oportunas encomiendas de gestión (son potestades públicas y no actos de gestión) y nombramientos de directores técnicos. Misteriosamente el portavoz no dice nada al respecto.

“Entendemos que el Gobierno miente, entre otras cosas, porque desde febrero de este años (hace 6 meses) los controladores no disponen de impresora por lo que es imposible que pueda mostrar un solo informe firmado por ninguno de ellos. Los correos electrónicos que envían al negociado de Medio Ambiente y a la Dirección Técnica son reenviados a la adjudicataria y vuelta a empezar”, afirma el sindicato.

El problema reside en que el colectivo de controladores no goza de la confianza del Gobierno por tener criterio propio y llevar veinte años reclamando un nivel profesional que la Administración se niega a otorgar. CSIF lleva negociando ese nivel en la Mesa General casi dos años sin resultados. De hecho la Ciudad todavía no ha creado el órgano competente para la fiscalización del contrato, creación que llevan reclamando los controladores más de veinte años, controladores que son por derecho, el fundamento de ese, por ahora inexistente órgano. Pero la Ciudad ha duplicado sus funciones en las figuras de los directores técnicos y la Ley es muy clara: “Ley 30/1992, Art. 11, 3. No podrán crearse nuevos órganos que supongan duplicación de otros ya existentes si al mismo tiempo no se suprime o restringe debidamente la competencia de éstos.”

Como informó contundentemente uno de los controladores, que la Ciudad designe ajeno a la Administración (sin conocimientos, formación ni experiencia alguna) para que participe directamente en el ejercicio de potestades públicas a costa y en perjuicio de un cuerpo funcionarial existente y especializado, que requiere un nivel técnico altísimo (el mayor de la Ciudad en esta materia), y que encima este personal laboral exija que los controladores sigan funcionando igual que antes, es un insulto, una falta de respeto y un intento de tomadura de pelo, además de otras calificaciones jurídicas que CSIF está estudiando si llevar al Juzgado correspondiente.

La Ciudad siempre ha considerado al Servicio Público como un cortijo donde colocar a sus señoritos, y así sigue haciéndolo. Aunque a la hora de sacar las castañas de fuego siempre se acuerde de sus despreciados, ninguneados y difamados funcionarios controladores.

CSIF añade que si realmente la Ciudad pretende fiscalizar con seriedad el trabajo que realiza la adjudicataria del servicio, deberá previamente dotar de la suficiente autonomía, consideración y jerarquía el servicio de Controladores del Servicio Público de limpieza viaria y de recogida de residuos domésticos, de otro modo, estaremos ante otra tomadura de pelo.

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio

Banner Lateral Redes

Ceuta, Miercoles 28 de Febrero del 2024

Anuncio AACL

Publicidad

CSIF 2021

Dominos 2010

ECOS