La manifestación del 1º de Mayo congrega a unas 200 personas con los sindicatos en pie de guerra
Sindicatos
Typography
0
0
0
s2sdefault

La manifestación organizada por CCOO y UGT discurría esta mañana sin ningún incidente y en silencio desde la Plaza de África hasta la Plaza de los Reyes, donde se leía el manifiesto reivindicativo de las organizaciones sindicales. Los sindicatos avisaban que los empresarios deben sentarse a negociar “a las buenas o a las malas”, anunciando un “otoño calentito”.

Como en anteriores años, los integrantes de la manifestación han rondado las 200 personas y han portado pancartas exigiendo diversas mejoras como la renovación de convenios laborales, mejor sanidad o la municipalización de la limpieza viaria. El lema principal de este año ha sido la petición de subir los salarios, bajar los precios y repartir beneficios.

Estas consignas las han repetido los secretarios generales de CCOO y UGT ante los medios tras la llegada a la Plaza de los Reyes de la manifestación de este primero de mayo.

1 Mayo manifestacion 23 03

Juan Carlos Pérez, secretario general de UGT en Ceuta, recordaba la necesidad de un cambio urgente en Ceuta por la situación en la que estamos, comentando que “no puede ser que los convenios de comercio, hostelería y las clínicas privadas y oficinas estén sin negociar, convenios que llevan mucho tiempo sin subidas salariales”. Pérez añadía que los empresarios “tienen que sentarse obligatoriamente a negociar los convenios colectivos y si no se sientan a las buenas se van a sentar a las malas”.

Por su parte, Emilio Postigo, secretario general de UGT, incidía en la necesidad de que los empresarios se sienten a negociar, advirtiendo que, de no ser así, saldrán a las calles en otoño: “estamos cansados” de escuchar los grandes beneficios de las empresas, los bancos y las eléctricas mientras que los trabajadores siguen perdiendo poder adquisitivo, “no puede ser que suban los precios y los salarios cada vez estén más bajos, las empresas no pierden beneficios porque suben los precios, los trabajadores sí lo están perdiendo”.

Emilio Postigo también lamentaba que los ceutíes que están en situación de desempleo no hayan acudido a la manifestación, acusando “a la parte empresarial y a los que no les interesa que la gente salga a la calle” de desprestigiar a los sindicatos durante todo el año. Pérez también lamentaba que los empleados de la hostelería no han podido acudir a la concentración porque están trabajando hoy y “están señalados” y si denuncian sus condiciones laborales “van a la calle”.

1 Mayo manifestacion 23 011 Mayo manifestacion 23 04

A continuación se procedía a la lectura del manifiesto que las dos centrales sindicales han preparado para conmemorar el Día del Trabajo.

"En este 1º de Mayo CCOO y UGT, ponemos de relieve las conquistas sociales y laborales que a través del diálogo so­cial hemos conseguido. Conquistas que suponen ganar derechos y mejorar la vida de las personas trabajadoras y manifes­tamos nuestro compromiso para seguir trabajando para lograr más y mejores derechos.

Queremos manifestar, también, nuestra solidaridad internacional y nuestro com­promiso con la paz. Por ello, denuncia­mos la persistencia del conflicto bélico originado por la invasión ilegítima de Rusia sobre Ucrania en febrero de 2022. Esta agresión, que los sindicatos rechazamos categóricamente, significa, en primer lugar, un terrible drama humano. Supone, también, una nueva fuente de tensiones geopolíticas a escala global, que ha incidido de una manera decisi­va en el incremento de los precios como consecuencia de las subidas del sumi­nistro energético, los alimentos y las ma­terias primas en el ámbito de la Unión Europea. El alza de tipos de interés por el Banco Central Europeo, el debilitamiento de la demanda, la desestabilización de la cadena global de suministros o subida de los precios de la vivienda y el alquiler, contribuyen a proyectar una incertidum­bre sobre el comportamiento de la actividad económica y la renta disponible de millones de hogares en España.

EL EXCESO DE BENEFICIOS EMPRE­SARIALES, CAUSA DEL AUMENTO DE LA INFLACIÓN

Pero la crisis de la inflación no solo ha es­tado propiciada por los efectos exteriores. En una parte muy importante la subida de los precios viene determinada por el exceso de beneficios empresariales. Las empresas han repercutido el coste de las subidas de los productos energéticos, en el precio final de los bienes y servicios, especialmente en los productos ali­menticios y de primera necesidad, para mantener sus márgenes de beneficios, generando que los efectos de esta crisis estén recayendo sobre las mayorías so­ciales, las trabajadoras y los trabajadores, y afectando de forma grave a los seg­mentos más vulnerables de la población.

1 Mayo manifestacion 23 05

LAS PERSONAS EN EL CENTRO DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS

La respuesta pública para hacer frente a la subida de los precios ha sido impor­tante, pero aun así, está mostrando im­portantes limitaciones para hacer frente al deterioro de las rentas reales de millones de personas, y por tanto es necesario evaluarlas me­didas implementadas y los efectos reales de las mismas, para reforzarlas y dotarlas de eficacia, pues no siempre han teni­do las consecuencias deseadas. Como ejemplo, las bajadas del IVA y su efecto casi nulo sobre la contención de precios, o las dificultades para que las políticas de protección social más novedosas lleguen de manera eficiente a quienes más lo necesitan.

LA SUBIDA DE LAS PENSIONES, EL SMI y LAS PRESTACIONES POR DESEMPLEO

Los acuerdos alcanzados entre el gobierno y los sindicatos UGT y CCOO sobre pensiones y salario mínimo supo­nen la protección de las rentas de aproximadamente 13 millones de per­sonas. Se ha mantenido el poder ad­quisitivo de más de 10 millones de per­sonas pensionistas con un incremento del 8,5%, unida a la subida del 8% del SMI para este año, que acumula ya una subida del 47% durante la legislatura, y mejorará la vida de alrededor de 2 mil­lones de personas trabajadoras. Situ­ar el Salario Mínimo Interprofesional en 15.120 euros anuales, supone instalarlo en la senda de la Carta Social Europea, es decir en el 60% del salario medio del país. Igualmente se han incrementado las prestaciones por desempleo tanto contributivas como asistenciales. Este conjunto de medidas ha contribuido de forma decidida a luchar contra la po­breza y la desigualdad social, y ha re­ducido la brecha salarial de género.

DESARROLLAR Y FORTALECER LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA Y EL V AENC

Durante, la inflación, aunque se modere, va a seguir siendo alta. La subyacente o estructural será prevé que sea supe­rior a la general, lo que denota la im­portancia decisiva que está teniendo la imputación de costes por parte de las empresas, a los precios al consumo. Por tanto, para los sindicatos la apuesta por los incrementos salariales es la reivindi­cación central en la negociación colecti­va. Necesitamos salarios decentes que crezcan en parámetros equivalentes a la inflación, garantizando el poder de com­pra. Para ello, la cláusula de garantía sa­larial es imprescindible.

Son miles los convenios que hay que negociar en 2023 y vamos a tratar de hacerlo bajo el paraguas del V Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colecti­va (AENC). Un acuerdo en el ámbito bi­partito que debe de servir, no solo para orientar los incrementos salariales, sino también para desarrollar los contenidos de la reforma laboral del 2021 y abordar los impactos y los retos que suponen las transiciones y tomar medidas que garan­ticen un desarrollo justo de las mismas, prevenir los impactos en el empleo y apostar por un nuevo modelo económi­co más sostenible. CCOO y UGT vamos a negociar con el objetivo de conseguir el acuerdo, pero a la vez hemos lanzado la negociación de los convenios colectivos, con la im­plicación directa de las personas afecta­das y con la necesaria combinación del binomio negociación- movilización. La negociación no se puede demorar sine die. La actitud dilatoria de la CEOE no es tolerable. Si no se alcanza un acuer­do, se estará enterrando una herramien­ta que ha sido muy útil para desarrollar los procesos de negociación colectiva en un país como España, con múltiples unidades negociales. El cortoplacismo y la avaricia patronal pueden finiquitar un instrumento singular en nuestro país y con pocas referencias similares en el contexto europeo

SALARIO O CONFLICTO

La campaña Salario o conflicto desarrol­lada durante 2022 dio buenos resultados y debe de seguir adelante. En aquellos sectores donde hay organización sindi­cal, cultura negocial, vínculo de la clase trabajadora al convenio, y se fomenta la participación directa de las trabajadoras y los trabajadores en los procesos de nego­ciación y, llegado el caso, de movilización, los convenios colectivos han sido mejores. Han mantenido el poder adquisitivo y han sentado las bases para seguir avan­zando en la mejora de las condiciones la- borales, revitalizando a su vez el papel de la negociación colectiva. Tenemos un reto por delante y vamos a por él. Si la clase empresarial no se sienta en las mesas de negociación con propuestas realistas, que recuperen el poder de compra de los salarios, se incrementará el conflicto y serán los únicos responsables.

EL EMPLEO, OBJETIVO SINDICAL

La reforma laboral acordada a finales de 2021 está contribuyendo de manera pal­pable a la mejora de los derechos de las personas trabajadoras. De una forma re- levante en materia de empleo, tanto en su creación -superando los 20 millones de personas afiliadas a la Seguridad Social- como en su calidad, poniendo freno a la histórica temporalidad abusiva que venía siendo la seña de identidad de nues­tro mercado de trabajo. En solo un año la temporalidad se ha reducido un 7’5% (según datos de la EPA han pasado del 25,4 al 17,9%), la contratación indefinida ha pasado de una media mensual en tor­no al 10 % a situarse en torno al 46,8%. Se mejora el empleo de las personas más afectadas por la precariedad, como son los jóvenes y las mujeres. La reforma laboral está dando sus frutos y hay que seguir trabajando en esta línea. Para ello, es necesario aumentar de forma impor­tante las plantillas de la Inspección de trabajo para situarla en los niveles de las ratios europeas; igualmente es preciso reforzar los servicios públicos de empleo y las políticas activas para hacer frente al problema del paro que, aunque se ha reducido en los últimos años, seguimos teniendo casi tres millones de personas que no encuentran un empleo y ese sigue siendo el principal problema del país.

CONSTRUIMOS UN FUTURO CON PENSIONES GARANTIZADAS

Los acuerdos de reforma de la Seguri­dad Social vienen a garantizar la revalorización de las pensiones en base a la inflación media, derogando la reforma del PP que, de facto, limitaba los incre­mentos de las pensiones al 0.25%. De haberse mantenido hubiera sido letal en 2022 y 2023 por las altas tasas de in­flación. Pero las reformas pactadas tam­bién garantizan el futuro de las pensiones a través de la aportación de ingresos que refuerzan su suficiencia y sostenibilidad. Abordamos el doble reto de la evolución demográfica y la incorporación a la jubi­lación de la generación del baby boom. Y lo hacemos otorgando más protección y generando más certezas a las perso­nas pensionistas, actuales y futuras. Sin perder nada del carácter contributivo del sistema, reforzamos su vertiente redis­tributiva, reduciendo la brecha de género y reforzando legalmente el papel del Esta­do como garante financiero del sistema.

Estos acuerdos, junto con la reforma laboral, suponen recuperar y mejorar los derechos que los gobiernos conserva­dores con sus políticas de austeridad, eliminaron, tanto para las personas acti­vas como para quienes son pensionistas.

EL COSTE DEL DESPIDO EN ESPAÑA

La firma por parte de España en 2021 de la Carta Social Europea, que es de obligado cumplimiento, obliga a proteger el empleo. En nuestro país aún es demasiado fácil y barato despedir. Tenemos que avanzar ha­cia un coste del despido suficientemente disuasorio, justo y adecuado a las circun­stancias sociales, vitales y de reempleabili­dad de las personas víctimas de decisiones injustas, de acuerdo con la doctrina del Comité Europeo de Derechos Sociales.

1 Mayo manifestacion 23 06

ANTE EL NUEVO CICLO ELECTORAL. NO ES LO MISMO QUIEN GOBIERNE

Estamos en un año electoral con elec­ciones municipales y autonómicas en mayo, y generales a partir de noviembre. Finaliza un periodo del primer gobierno de coalición progresista de nuestra historia reciente, con unos resultados muy posi­tivos en materia laboral y social. Se ha for­talecido el diálogo y la concertación social como forma de afrontar los cambios que se producen en el mercado de trabajo y, con ello, las relaciones laborales y las políticas sociales. Seis acuerdos en defensa del empleo para hacer frente a la situación in­édita que originó la COVID-19, las subidas del SMI, laboralización de los riders, la ley del teletrabajo, la nueva regulación de las relaciones laborales para quienes prestan servicios en el ámbito del hogar familiar, con el reconocimiento del derecho a las prestaciones por desempleo; el desarrollo reglamentario de los planes de igualdad entre mujeres y hombres y el registro salarial en las empresas, medidas necesarias para acabar con las desigualdades en el mercado de trabajo y con la brecha sala- rial; resaltando las dos grandes reforma: la reforma laboral y la reforma de la Seguridad Social y las medidas sociales y económicas tomadas para afrontar las crisis vividas.

Seguir construyendo en esa dirección, de­pende mucho del resultado de estos pro­cesos electorales. Las personas trabajado­ras nos jugamos el seguir avanzando en la mejora de la calidad de vida y de nuestros derechos laborales y sociales, o poner en riesgo todo lo conseguido hasta ahora. Desde CCOO y UGT apostamos por seguir fortaleciendo las políticas sociales, los ser­vicios públicos, la mejora de la sanidad y la enseñanza pública; por el derecho a una vivienda digna, cumpliendo con el mandato constitucional; por las políticas de cuidados y de dependencia como un derecho de ciudadanía; por el empleo de calidad y por la igualdad efectiva entre mujeres y hombres; Para seguir avanzando en los derechos de todos los colectivos, LGTBI, personas mi­grantes o con discapacidad, por vivir la di­versidad y la pluralidad sin ninguna discrimi­nación ni social ni laboral; por la solidaridad y la lucha contra la desigualdad y la pobreza.

Instamos a la ciudadanía a participar ma­sivamente en los procesos electorales y a apoyar las propuestas de progreso, que apuesten por la profundización democráti­ca, el refuerzo de los servicios públicos, la fiscalidad suficiente y progresiva, la igualdad como condición de ejercicio de la libertad, los salarios dignos y el empleo de calidad. El riesgo reaccionario está más presente en la sociedad española que nunca desde la transición a la democracia, y nuestro país no puede retroceder.

Tenemos que continuar avanzando en derechos, libertades y dignidad para que las mayorías sociales vivamos mejor".

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Jueves 30 de Noviembre del 2023

Anuncio AACL

Publicidad

Curso corte jamon