Madres y padres reclaman salud y seguridad para sus hijos e hijas en los centros educativos
Sanidad
Typography
0
0
0
s2smodern

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha lanzado una nueva iniciativa para que las madres y padres que así lo deseen puedan dirigirse a las consejerías de Sanidad y Educación de Ceuta y reclamar personalmente que haya una enfermera o enfermero en cada centro educativo en los que cursan sus estudios sus hijos e hijas.

Dentro de la estrategia de actuación que viene manteniendo desde hace tiempo para lograr que todos los centros educativos de nuestro país cuenten con la atención sanitaria y cuidados de una enfermera o enfermeros, SATSE está propiciando la participación directa de todas aquellas madres y padres que comparten el mismo objetivo, facilitándoles un escrito con el que dirigirse a las autoridades sanitarias y educativas competentes.

En concreto, cualquier progenitor interesado puede encontrar en la web ‘enfermeraescolarya.es’ un modelo de carta para trasladar su preocupación a los consejeros de Sanidad y Educación por la escasez de estos profesionales sanitarios en los centros educativos de su autonomía para atender, cuidar y proteger a sus hijos e hijas. A pesar de que la Ciudad ha dotado de profesionales de Enfermería Escolar a la mitad de los centros educativos en el curso académico 2020-2021, SATSE considera fundamental que para 2021-2022 todos los colegios e institutos de Ceuta cuenten con su propia enfermera o enfermero y no tengan que compartir un efectivo entre varios centros.

Esta petición se dirige al Gobierno de la Ciudad Autónoma puesto que fue la administración pública que seleccionó profesionales para cubrir la Enfermería Escolar en el Plan de Empleo 2020-2021. No obstante, este sindicato apuesta por que la forma idónea de cubrir la Enfermería Escolar en un futuro sea a través del INGESA como personal dependiente de los centros de salud.

En el escrito se subraya que, como madres y padres, la protección en todo momento de la salud de sus hijos e hijas es siempre una de sus mayores prioridades y, debido al número de horas que conviven en los centros educativos, consideran imprescindible que en estos espacios haya una total seguridad para ellos y ellas. Un interés que se ha visto acrecentado y tomado una mayor relevancia por la actual situación de pandemia de la COVID-19.

Se recuerda, asimismo, que, tanto la Constitución Española como la Convención sobre los Derechos del Niño, reconocen el derecho a la protección de la salud de la infancia y establecen que se debe asegurar la plena aplicación del derecho del niño al disfrute del más alto nivel posible de salud, desarrollando, además, una atención sanitaria preventiva.

En este sentido, en la carta se incide en que en los centros educativos hay alumnado con múltiples patologías, algunas de ellas de carácter crónico, (asma, diabetes, epilepsia, cardiopatías…) que requieren de una atención integral y específica por parte de los profesionales sanitarios adecuados, como son las enfermeras y enfermeros.

También el papel de la enfermera en los centros educativos es fundamental para garantizar el cumplimiento terapéutico y detectar posibles complicaciones precozmente, así como para la adquisición de habilidades de autocuidado del menor y reforzar los cuidados en el entorno familiar. De otro lado, se insiste en la labor fundamental de las enfermeras y enfermeros ante las situaciones de urgencia que se producen en los centros educativos (heridas, traumatismos, fracturas, atragantamientos, reacciones alérgicas…).

Ante esta realidad, las madres y padres que firmen el escrito rechazan que la escasez de enfermeras y enfermeros en los centros educativos pretenda ser paliada por las administraciones a través de la formación y el entrenamiento del profesorado, obligándoles así a asumir funciones y responsabilidades que quedan fuera de su ámbito competencial y al manejo de situaciones para las que no están preparados ni facultados, poniéndose en riesgo tanto la seguridad del docente como la del alumnado.

Por último, en el escrito se apunta que la labor de las enfermeras y enfermeros en los colegios e institutos es más necesaria que nunca en los momentos actuales de pandemia, al ser los profesionales más adecuados para llevar a cabo las funciones encomendadas al “coordinador COVID” en los centros. “Gracias a su cualificación y competencia, es el profesional ideal para garantizar la prevención y, en su caso, actuación ante sospecha o confirmación de casos de coronavirus”, concluye.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Martes 21 de Septiembre del 2021

Publicidad