Los médicos jubilados de Ceuta continúan inscribiéndose como voluntarios para trabajar contra la COVID-19
Sanidad
Typography
0
0
0
s2smodern

Los doctores jubilados Manuel Lupani y Joaquín Andrés Quilez se han sumado a la iniciativa de apoyo sanitario que comenzó Rafael Vivas a finales de 2020

En un momento tan delicado para la Sanidad, destacan las acciones altruistas que buscan contribuir para hacer que la COVID-19 cause los mínimos estragos en nuestra sociedad. Dentro de ellas, hace unos meses, el doctor Rafael Vivas presentó un proyecto de colaboración de médicos jubilados para apoyar a los sanitarios de la Ciudad Autónoma de Ceuta. Ya han pasado cuatro meses desde que comenzó esta iniciativa y todavía hoy continúan sumándose médicos retirados para aportar su experiencia y conocimiento a la labor de otros sanitarios que están en activo.

Los últimos profesionales en unirse a esta causa han sido los facultativos Manuel Lupiani Giménez y Joaquín Andrés Quilez Guerrero, el primero Ginecólogo y el segundo especialista en Medicina de Familia. Así, se añaden a los médicos senior que llevan desde febrero trabajando en el proyecto local, prestando su apoyo y aportando la información pertinente de forma telefónica a las personas contagiadas y sus contactos estrechos.

El servicio de médicos voluntarios, además de las nuevas incorporaciones, cuenta con los siguientes colegiados: Rafael Vivas Guzmán, Emilio Joaquín Ambrona Vega, José Antonio Moreno Vázquez, Salvador Fossati Castillo, Hugo Gonzalo Martínez Vela, Eustaquio de Miguel Zaragoza, José Tinoco Rodríguez y África Fernández Maese. Hace unos días, el servicio sufrió una baja debido al fallecimiento de Enrique Ostalé Baeza, médico que participó en este proyecto desde su inicio.

El presidente del Colegio de Médicos de Ceuta, el doctor José Enrique Roviralta Arango, ha querido remarcar la figura de Ostalé: “Un ejemplo a seguir por su total entrega a la medicina, una generosidad y un altruismo que son un modelo de los valores que un médico debería mostrar en su día a día. Enrique fue siempre un gran profesional y, sobre todo, una persona de una calidad humana excepcional, lo que enriqueció su labor y aportó enormemente a la Sanidad de Ceuta. En definitiva, un ejemplo de que la Medicina, más que profesión, es vocación”.

El Colegio anima a otros médicos a que se inscriban en esta asistencia telefónica para evitar la sobrecarga de los sanitarios que atienden desde hace meses a pacientes que están aislados en sus casas. Una labor que se ha convertido en imprescindible durante la pandemia, ya que la información es una de las claves para evitar la propagación de este virus.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Martes 15 de Junio del 2021

Publicidad

Anuncio AACL

Popup Venta Oficina 2020