Las enfermeras reclaman habilitar espacios libres de COVID-19 en los centros de salud para vacunar sin riesgo
Sanidad
Typography
0
0
0
s2smodern

El contexto de pandemia en el que nos encontramos hace que los programas de inmunización de adultos se hagan, si cabe, aún más imprescindibles. Así lo han manifestado los ponentes expertos en vacunación que han participado en el segundo encuentro del ciclo “Estrategias de vacunación en un entorno de pandemia”, organizado por el Instituto Superior de Formación Sanitaria (ISFOS) del Consejo General de Enfermería (CGE) con la colaboración de Pfizer.

“Cuando nos vamos haciendo mayores el sistema inmunitario también envejece y nuestro organismo responde mal ante las infecciones. Es el momento más adecuado para vacunarnos y poder prevenir esas dos enfermedades”, ha expresado Isabel Jimeno Sanz, directora del Centro de Salud Isla de Oza de Madrid y responsable del Grupo de Vacunas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Además, respecto al COVID-19 el mensaje enviado ha sido claro: “cualquier persona que haya ya pasado el COVID-19 se tiene y debe vacunar del neumococo y la gripe. Se debe vacunar cuando se es asintomático, pero haberlo pasado no imposibilita para vacunarse”, ha concretado Jimeno.

Uno de los problemas fundamentales a los que se han enfrentado los programas de vacunación este año ha sido el miedo de los pacientes a acudir a centros sanitarios. Por esta razón, se han habilitado espacios y accesos alternativos para fomentar la inmunización en la población y evitar el contagio de pacientes no infectados. “Hemos tenido que desarrollar ideas imaginativas para vacunar sin riesgos. En muchos centros hemos abierto accesos separados de la zona asistencial para evitar contactos entre paciente sano y aquellos que acuden a consulta”, ha explicado Enrique Javier Vargas, gerente del Distrito Sanitario Málaga-Valle del Guadalhorce en Málaga.

En este punto se ha dejado claro que las farmacias nunca van a ser espacios seguros para la vacunación. “Yo al principio no me opongo a una novedad si esa novedad conlleva un beneficio. En este caso esta novedad no conlleva ningún beneficio. Por varias razones: en primer lugar, por los requisitos de calidad y seguridad que tiene cumplir un acto vacunal. Se necesita personal formado y cualificado. Es imposible que todas las farmacias cuenten con una enfermera experimentada y cualificada para poner vacunas. Además, se necesita un registro de todas las vacunas y es imposible que las farmacias tengan acceso a todas las bases de datos de pacientes para hacerlo. Por no hablar de la cadena del frío que es necesario mantener o la intimidad para que los pacientes se sientan cómodos al administrarse la vacuna. Las farmacias no tienen capacidad para acoger durante 20 o 30 minutos a las personas después de la vacunación”, ha expuesto Juan Francisco Rufino, enfermero referente del programa de vacunas del Centro de Salud Limonar en Málaga.

El neumococo es una bacteria que puede ocasionar infecciones pulmonares, otitis, meningitis o bacteriemias, pudiendo ser muy graves en personas con enfermedades debilitantes graves. Es más probable que el paciente adulto desarrolle este tipo de enfermedades, por esta razón y en un contexto de pandemia donde el COVID-19 afecta en mayor medida a la población adulta, es importante fomentar la inmunización en este sector poblacional. Los entornos rurales, con un alto porcentaje de población envejecida, tienen que prestar más atención a la promoción de la vacunación. “La vacunación del neumococo, independientemente de que podamos llevar a cabo estrategias oportunistas coincidiendo con la vacunación de la gripe, tiene que convertirse en un hábito, tenemos que incorporar esta vacuna al calendario habitual”, ha reclamado Marina Moreno, responsable de Enfermería y responsable de vacunas en el Centro de Salud Torres de la Alameda de Madrid.

El presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, ha dado la bienvenida a los más de 1.000 participantes en la sesión y ha agradecido a todas las enfermeras asistentes “el compromiso continuo con el paciente, gracias al cual España ha podido salir adelante en una situación de pandemia mundial como la que estamos viviendo”.

Por su parte, Pilar Fernández, vicepresidenta del Consejo General de Enfermería, ha intervenido para presentar el webinar y anunciar las acciones que el CGE y su Instituto Superior de Formación Sanitaria (ISFOS) tiene preparadas para fomentar la vacunación entre sus profesionales. “El compromiso con la vacunación del Consejo General de Enfermería y su Instituto Superior de Formación Sanitaria (ISFOS) es firme. Por esta razón, hemos decidido reunir los mejores expertos en este ámbito para informar a nuestros profesionales sobre las nuevas tendencias en inmunización en este contexto de pandemia que nos ha tocado vivir”, ha concretado Pilar Fernández, vicepresidenta del CGE y directora de ISFOS.

Otro de los puntos importantes en los que se han centrado los ponentes del encuentro virtual organizado por el CGE e ISFOS ha sido la lucha contra los bulos que se difunden en internet y en la sociedad en general sobre las vacunas. “Los medicamentos están para utilizarlos y las vacunas para prevenir. No vamos a evitar la enfermedad porque recemos, ni porque vayamos a buscar un contacto con la naturaleza, prevenimos las enfermedades vacunando y con criterios científicos”, ha expresado Juan Francisco Rufino, enfermero referente del programa de vacunas del Centro de Salud Limonar en Málaga.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Sábado 28 de Noviembre del 2020

Recomendaciones COVID v01

Publicidad

Popup Venta Oficina 2020