La falta de vacunas modifica la estrategia de vacunación de varias autonomías
Sanidad
Typography
0
0
0
s2smodern

La falta de vacunas frente a la covid debido a los retrasos de las farmacéuticas ha llevado a algunas comunidades a modificar su estrategia de vacunación, mientras unas prefieren retrasar la segunda dosis para llegar a más personas con al menos una inoculación, otras optan por la pauta completa.

Cataluña ha planteado, siguiendo el ejemplo británico, la conveniencia de retrasar la segunda dosis para inocular a más población, a diferencia de Castilla-La Mancha o Euskadi que se han decantado por garantizar la segunda dosis, necesaria para la inmunidad.

La consellera catalana de Salud, Alba Vergés, y el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, han pedido al Ministerio de Sanidad que replantee su estrategia de vacunación y su postura sobre la vacuna de AstraZeneca para permitir su uso en mayores de 55 años y han avisado: "O actúan o actuaremos nosotros".

En un artículo conjunto que publica este miércoles 'La Vanguardia', Vergés y Argimón destacan que Francia, Alemania, Suecia, Italia, Grecia, Bélgica o Andorra son algunos de los países europeos que en las últimas semanas han levantado el veto a la vacuna de AstraZeneca para mayores de 55, tras estudios que avalan su eficacia.

En Castilla-La Mancha, la portavoz del Gobierno, Blanca Fernández, ha informado de que la comunidad estaba dando prioridad a la segunda dosis y para ello estaban haciendo una reserva de vacunas para garantizar la inoculación a las personas que ya habían recibido la primera.

"Esto es lo responsable y lo razonable" para completar la pauta en las personas más vulnerables a la covid, ha dicho la portavoz y consejera de Igualdad.

En Euskadi, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha admitido que en el corto plazo siguen las dudas sobre la disponibilidad de las vacunas, lo que crea "incertidumbre".

"Es una situación cambiante, no tenemos certezas de la disponibilidad y estamos tratando todo el tiempo de acomodarnos", ha señalado.

Sagardui ha admitido que el cumplimiento de los contratos por parte de los laboratorios no está siendo fácil y ese, ha dicho, ha sido el motivo de la estrategia conservadora que adoptó el País Vasco reservando vacunas para garantizar la segunda dosis.

No obstante, en los últimos días, el ritmo de vacunación se ha incrementado con el preparado de AstraZeneca ya que el lapso de tiempo entre una dosis y otra (cerca de tres meses) permite un margen de actuación en caso de escasez de suministro.

En Ceuta, la situación es más complicada y el Gobierno de la ciudad autónoma ha suspendido la administración de dosis, al igual que hizo la semana pasada durante tres días, debido a la falta de vacunas para continuar con el proceso.

El Gobierno ceutí ha señalado que ante la falta de "stock disponible" la ciudad interrumpe la vacunación a la espera de recibir una nueva tanda de vacunas, en este caso de AstraZeneca.

Mientras la Comunidad Valenciana no se plantea retrasar el ritmo de vacunación. La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha afirmado que el ritmo se mantiene.

También desde La Rioja, la portavoz del Gobierno, Sara Alba, ha asegurado que "nadie se va a quedar sin vacuna".

Según Alba, gracias a la reserva estratégica "a ningún riojano se le suministra la primera dosis sin contar ya con la segunda, de modo que está garantizada la pauta completa".

Navarra también continúa la vacunación al mismo ritmo. El Gobierno foral administró ayer 352 dosis, lo que eleva el número de vacunas administradas a 78.046, de las 99.265 recibidas hasta el momento.

En Galicia, la vacunación para menores de 55 años comenzará este sábado para 19.000 gallegos. Mientras que en Cantabria, el presidente Miguel Ángel Revilla, se ha mostrado convencido de que las vacunas "van a llegar" para que en el mes de junio esté vacunado un 60% de los cántabros.

También en Aragón, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, se ha mostrado confiada en que todos los aragoneses mayores de 70 años, unos 125.000, estén vacunados antes del verano, con la primera dosis administrada en mayo y la segunda, en junio.

Un "hito muy beneficioso para el control de la pandemia" que será posible si se mantienen las previsiones de suministro de las dosis, que permitirá inocular 100.000 dosis a la semana a partir de abril.

Baleares por su parte no plantea cambios sobre lo previsto. Hoy se ha sabido que este viernes empiezan a vacunar a los de 55 años con AstraZeneca y a los de 80 con Pfizer.

Canarias está recurriendo a las reservas estratégicas para garantizar las segundas dosis de las vacunas de cada uno de los grupos de población en los que ha segmentado la vacunación frente a la covid-19, que se ha inoculado ya a 58.271 personas, el 4,32 % de la población mayor de 16 años.

El archipiélago ha recibido 188.000 dosis, de las que ha administrado 184.892, según ha precisado este miércoles la Consejería regional de Sanidad.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Viernes 07 de Mayo del 2021

Publicidad