pluma_56
Opinión
Typography
0
0
0
s2smodern

Desde el balcón

Cuando aún resuenan los ecos del "Clasico", ese enfrentamiento de los "eternos rivales" el Real Madrid y el FC Barcelona,

que levanta tantas pasiones y donde los madridistas disfrutaron viendo como los Isco, Marcelo, James. Kross, Modric y compañía destrozaban y ganaba al tiki-taka venido a menos, de un Barcelona de Messi desconocido y diluido, donde no estuvo Xavi, ese grandísimo jugador y alma del Barcelona triunfal de Guardiola, no sólo por los años, sino porque éste ya no es su Barça y la afición culé tendría que hacerle un monumento a Mascherano en plenas Ramblas, seguiremos hablando sobre él durante toda la semana. Mientras siga la discusión de que si uno fue mejor que el otro, y la gili-mano de la sombra de un Piqué, los ceutíes madridistas y culés, empezaremos a darle forma y planear la llegada de nuestra fiesta autóctona como es el día de la Mochila. Una festividad, la de todos los Santos, que aquí, en nuestra ciudad, tiene un tinte distinto y muy particular, participando de ella como en ninguna otra. Son varias las hipótesis sobre esta festividad en nuestra ciudad, pero en mi caso me quedo con la más sencilla y espontanea que es la visita al cementerio de Santa Catalina de los familiares este día 1 de Noviembre. Puesto que el cementerio de Ceuta fue trasladado a su actual ubicación a principios del siglo XIX, y como había que ir a pie, puesto que no había los medios de transporte que tenemos en la actualidad, los ceutíes se llevaban una talega con viandas y los frutos secos, propios de la estación, para pasar el día junto a los seres queridos ya desaparecidos. Este, en mi modesta opinión, es el verdadero sentido del día de la Mochila, que a partir de entonces fue derivando a disfrutar de ese magnífico día de campo con la familia y los amigos, sin olvidar por supuesto, la correspondiente visita al Cementerio y llevar flores a nuestros difuntos, algo que es tan tradicional y como lo era el ver la noche de vísperas, el 31de Octubre, la obra de José Zorrilla, Don Juan Tenorio. Obra teatral donde a los pequeños se nos ponía la carne de gallina cuando veíamos aquellos "efectos especiales" de cómo se filtraba el difunto Corregidor por las paredes en la famosa cena de D. Juan con Avellaneda y el capitán Centellas o como las estatuas de doña Inés y D. Gonzalo recobraban vida en unas escenas magistrales e inolvidables. Se hable del partido o se sienta añoranza de tan famosa obra, celebraremos nuestro Día de la Mochila un año más y disfrutaremos de algo tan nuestro como es esta festividad de todos los Santos sin olvidarnos, los más veteranos, de aquello que decía..." Mi mochila no se la come el gallo ni la gallina..."

Feliz día de la Mochila

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Domingo 26 de Septiembre del 2021

Publicidad

cartel vacúnate