pluma_4
Opinión
Typography
0
0
0
s2smodern

A vista de Pájaro

Si hay uno de los momentos donde un ser humano siente una especial sensibilidad es cuando se produce el fallecimiento de un ser querido. Ahora que estamos en el mes de noviembre y que acaba de pasar el día de todos los difuntos es importante recordar la dejadez que a lo largo de todo el año sufre el Cementerio de Santa Catalina y sobre todo del tanatorio municipal.

El tanatorio, es el lugar donde se vela a una persona que ha fallecido recientemente y en el cual acuden numerosos amigos o conocidos a acompañar a los familiares del mismo; pues parece ser que a los responsables del mismo o de la Consejeria de la Vicepresidenta Primera de la mesa, que ostenta la señora Adela Nieto, les da exactamente igual.

Nuestro velatorio lleva varios años abandonado, los carros donde se alojan los cadáveres se encuentran añejos y con las ruedas desinfladas desde hace mucho tiempo, lo que dificulta el trabajo a los operarios y la maniobra a la hora de transportar el féretro sea una odisea.

Los túmulos o cámaras funerarias donde reposa el ser fallecido se encuentra con el aire refrigerado estropeado, la puerta de entrada principal lleva varios meses con los tiradores deteriorados y los aires acondicionados de la salas donde tienen que pasar varias horas los familiares no suelen funcionar.

Si nos ceñimos a los vigilantes o celadores que amparan a los familiares, se hospedan en un lugar vergonzoso, sin ventilación alguna y en el que llevan varios años que ni siquiera le dan una mano de pintura. Bien es cierto que los trabajadores se quejan del abandono del recinto mortuorio pero que nadie pone remedio a tal desaguisado.

A menos de un kilómetro de distancia se encuentra el cementerio de Santa Catalina, el cual estos día ha vivido su "semana grande", la única que se adecenta un poco, eso sí para la visita de numerosos ciudadanos y que todos crean que el camposanto está muy cuidado, todo lo contrario a la realidad, que no es otra que la de nichos sucios, escaleras rotas, puertas abiertas durante la madrugada, fiestas y botellones en su interior o muy cercano a él. Es una realidad que el camposanto no se derrumba debido a la profesionalidad de sus operarios, funcionarios preocupados por el buen servicio a la ciudadanía, escasos debido a la falta de personal pero que multiplican sus esfuerzos.

Haciendo un símil, cómo diría un costalero a la llegada a su templo al recoger a su titular, los cuidados al cementerio, ¡Hasta el año que viene!

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Sábado 18 de Septiembre del 2021

Publicidad

cartel vacúnate