¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Contacto

Contactos:

"La Verdad de Ceuta" es un diario digital independiente, objetivo, plural y abierto para que el pueblo de Ceuta pueda expresar libremente lo que desee.

Fundado el 7 de Junio de  2.011

Dirección postal:

        FEDEMAR CEUTA, S.L.

Balcón de La Dorada, 33
Poblado Marinero
51001 Ceuta (España)

Teléfonos:

Telf: (+34) 956 511894

Horario: De 19,30 a 13,30 y de 16,30 a 20,30 horas

Información:

Identidad

LA VERDAD DE CEUTA es un diario digital español, sobre todo de ámbito local, que nace el día 07 de junio de 2.011.
Es un medio independiente, objetivo, plural y abierto. Que no pertenece a ningún grupo político o mediático y que se fundamenta en la pluralidad de ideas y opiniones, y en la apertura a la participación ciudadana.

Compromiso

LA VERDAD DE CEUTA cree firmemente en la libertad de expresión y en el derecho a la información como principios fundamentales de la democracia.

Contactos electrónicos:

direccion@laverdaddeceuta.com

Notas de prensa.

Las cartas al director deben estar firmadas con nombre, apellidos y D.N.I., disponer de una redacción y ortografía correctas.

local@laverdaddeceuta.com

Utilice esta dirección para remitirnos sus comentarios sobre la actualidad política y social en la ciudad, en su barriada, etc.

deportes@laverdaddeceuta.com

publicidad@laverdaddeceuta.com

Para temas relacionados con el Departamento de Publicidad (insertar anuncios, etc.) de este diario digital, envíenos sus datos y el personal encargado del mismo se pondrá en contacto usted a la mayor brevedad posible.

Sistema de envíos para cartas al director, notas de prensa, actualidad local, deportes, publicidad, etc.

Para las cartas al director es necesario anotar el D.N.I.
 
 
POLÍTICA DE COOKIES:
 

Esta página web, al igual que la mayoría de páginas web, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a direccion@laverdaddeceuta.com

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.

¿Por qué son importantes?

Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.

¿Cómo utilizamos las cookies?

Navegar por este portal supone que se puedan instalar los siguientes tipos de cookies:

Cookies de mejora del rendimiento

Este tipo de cookies conserva sus preferencias para ciertas herramientas o servicios para que no tenga que reconfigurarlos cada vez que visita nuestro portal y, en algunos casos, pueden ser aportadas por terceros. Algunos ejemplos son: volumen de los reproductores audiovisuales, preferencias de ordenación de artículos o velocidades de reproducción de vídeo compatibles. En el caso de comercio electrónico, permiten mantener información sobre su cesta de la compra.

Cookies de análisis estadístico

Son aquellas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la utilización que hacen los usuarios de nuestros servicios. Gracias a ello podemos estudiar la navegación por nuestra página web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que ofrecemos.

Cookies de geolocalización

Estas cookies son usadas por programas que intentan localizar geográficamente la situación del ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada, para de manera totalmente anónima ofrecerle contenidos y servicios más adecuados.

Cookies de registro

Cuando usted se registra en nuestro portal, se generan cookies que le identifican como usuario registrado e indican cuándo usted se ha identificado en el portal.
Estas cookies son utilizadas para identificar su cuenta de usuario y sus servicios asociados. Estas cookies se mantienen mientras usted no abandone la cuenta, cierre el navegador o apague el dispositivo.
Estas cookies pueden ser utilizadas en combinación con datos analíticos para identificar de manera individual sus preferencias en nuestro portal.

Cookies publicitarias

Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar eficazmente los espacios publicitarios de nuestro sitio web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Gracias a ella podemos conocer sus hábitos de navegación en internet y mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

Otras cookies de terceros

En algunas de nuestras páginas se pueden instalar cookies de terceros que permitan gestionar y mejorar los servicios que éstos ofrecen. Un ejemplo de este uso son los enlaces a las redes sociales que permiten compartir nuestros contenidos.

¿Cómo puedo configurar mis preferencias?

Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.
A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:

Google Chrome

Mozilla Firefox

Internet Explorer

Safari

Safari para IOS (iPhone, iPad)

Cookies Flash

Finalmente, puede usted dirigirse al portal Your Online Choices dónde además de encontrar información útil, podrá configurar, proveedor por proveedor, sus preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros.

Si desea contactar con nosotros respecto nuestra política de cookies, puede hacerlo en direccion@laverdaddeceuta.com

pluma19
Opinión
Typography
0
0
0
s2smodern

El segundo escrito de un ciudadano indignado. Al parecer en el primer escrito o colaboración "política" reflejé, según los comentarios de los que me leyeron, representativos cabreos colectivos dentro o fuera de las redes sociales, quejas de cafés o bares y reivindicaciones de pancartas de bastantes mareas y colores, incluso las de algunos seguidores desengañados del bipartidismo.

Pero, ¿qué legitimidad tiene un ciudadano desconocido para señalar que  "el emperador va desnudo" o que la corrupción política, como las meigas, haberla, hayla? ¿Puede un ciudadano -que no come de la política-  plantearse cuestiones reservadas, hasta no hace tanto, a "sacerdotes políticos" adoradores del becerro de oro de la política, forjado  por medio de los impuestos o el dinero de todos?

Hay que bajar a la diosa Política del pedestal al que la han elevado "castas del Poder" y socializar o democratizar la política. La "res pública" o, en castellano, política moderna es cosa de todos, nos guste o no. La política es algo demasiado importante para dejarla solo en manos de los llamados "políticos". La verdad es que, visto lo visto, sufrido lo sufrido, han puesto, en general, el listón muy bajo los que ejercen la política. Por ello tendríamos que bajar también del pedestal del panteón parlamentario a los políticos. Tendrían que ganarse la autoridad y verdadera legitimidad entre los distanciados ciudadanos más allá de los votos depositados una mañana dominical.  Tendrían que dar ejemplo, si no es pedirles demasiado. Actualmente no hace falta ser un lumbreras, un experto o un líder para ser político. Para  ser político o vivir de la política se requeriría -dentro de una sociedad democrática moderna que aspira a algo mejor a lo ofrecido tradicionalmente por nuestros representantes políticos- bastante formación, habilidades sociales, capacidad de reacción,  contacto con los problemas reales, sentido común, ética y vocación de servicio público, mucha vocación. Un político -no tendría que recordarlo- es un servidor público temporal, no aquél  que se sirve de lo público hasta las próximas elecciones o hasta el próximo nombramiento. Nuestros políticos tendrían que incorporar en sus diccionarios las palabras dimisión, humildad, responsabilidad, autocrítica y escucha atenta, entre otras, pues parece que son sustantivos de otras lenguas y países.

Hay quien dice que tenemos los políticos que nos merecemos. Son políticos de una sociedad todavía de pseudosúbditos -que no saben o recuerdan que son ciudadanos- o  de ciudadanos pasivos, al menos para determinadas cuestiones vitales  como la política o el medio ambiente; sin embargo, si el equipo del deporte rey, baja de categoría, la que se arma o moviliza. Que conste que no tengo nada contra el fútbol como deporte. Pero otra cosa distinta es el fútbol como opio del pueblo o negocio con "privilegios" fiscales, donde algunos millonarios, entre contratos de imagen de muchas cifras obscenas ante tantos recortes, sacrificios, desahucios y necesidad general, dan pataditas a un esférico para delicia de propios y extraños. Mientras otros -no todos- con el cheque en blanco cuatrienal de los votantes, hacen y deshacen a su antojo cuando las mayorías lo permiten, vendiéndonos que lo hacen por el interés general, pareciendo más bien que es por el beneficio particular o el de su enriquecedor partido.

La desafección de la política por parte de los ciudadanos, ¿es casual o es algo maquiavélicamente calculado? El aumento de la abstención, de los votos en blanco y nulos, de los movimientos cívicos callejeros ¿realmente importa a los que se han servido tradicionalmente de la política?  A lo mejor o a lo peor, por poco representativos que sean los partidos gobernantes, prefieren que los dejemos en paz, que vayan a lo suyo sin oposición y sin participación ciudadana. ¡Menudo incordio que no te dejen tranquilo para... incumplir programas electorales prometidos! Actualmente hablamos de democracias representativas, pero todos sabemos que son verdaderamente poco representativas -no solo para el movimiento 15M y los que tratan de acaudillarlo- y poco, muy poco participativas. Y esos son, desde mi punto de vista, los dos verdaderos problemas de la política en general: la desproporcionada y, valga la redundancia,  poco representativa representatividad -desvirtuada para más inri por nuestra obsoleta ley electoral que impide que todos los votos valgan lo mismo- y la escasa participación de una sociedad que empieza a despertar.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Viernes 18 de Septiembre del 2020

Publicidad

Popup Venta Oficina 2020

Centro Global 2

casa sanchez