ecoembes 2021

Foto de Archivo
Sanidad
Typography
0
0
0
s2smodern

El Grupo Parlamentario Socialista instará al Gobierno local, en el próximo Pleno de la Asamblea, a crear un Protocolo de actuación sobre la diabetes en los centros escolares a través de una Comisión integrada por la Asociación Ceutí de Diabetes, profesionales sanitarios del INGESA, representantes del MECyD, técnicos municipales y representantes políticos de los distintos grupos con representación en la Asamblea.

Asumiendo los datos estadísticos oficiales del INGESA, la diabetes es la enfermedad con más incidencia entre la población ceutí, y por la características propias de enfermedad silente, la población le da una percepción de enfermedad común, sin tener en cuenta que el tipo 1 –que afecta a la población infantil y juvenil, además de crónica y grave- y la de tipo 2 producen unos efectos demoledores si no se lleva un control exhaustivo de la misma (sistema nervioso, vista, riñones, sistema cardiovascular, además de amputaciones, siendo Ceuta la de mayor tasa anual nacional en este sentido).

Los socialistas consideran que es fundamental una perfecta educación diabetológica para niños, padres y pacientes mayores de edad, para la cual el sistema Nacional cumple, aunque de manera saturada, con varias educadoras en las distintas unidades de diabetes, pero siempre bajo la supervisión de un especialista en endocrinología.

Ceuta cuenta con una sola especialista para 7.500 pacientes, incidiendo esta cantidad de pacientes directamente en que su carga de trabajo se hace inabarcable, por lo que muchos pacientes son derivados al Sistema Nacional de Salud de Cádiz y Málaga.

El control de la enfermedad es vital, intentando siempre que el nivel de glucosa esté en niveles normales, al objeto de evitar hipoglucemias e hiperglucemias; las primeras pueden causar un coma diabético o la muerte y las segundas daños irreparables a nivel cerebral, principalmente, y en los órganos anteriormente descritos. Los enfermos de tipo 1, pasan un tercio del día en actividades escolares, en centros a los que los padres acuden “suplicando” para que admitan sin pegas sus indicaciones y asuman la responsabilidad de salvar la vida de sus hijos en caso de hipoglucemia con pérdida de conocimiento. En estos casos, dejan un medicamento llamado Glucagón (glucosa) que, según lo descrito, debe ser inyectado inmediatamente, eximiendo además de manera voluntaria de cualquier responsabilidad al que lo haga; prevaleciendo la rapidez en la inyección a que lo haga un experto, ya que cada minuto que se tarde ocasiona daños neurológicos irreparables. En este sentido, hay padres que se encuentran con problemas, incluso en colegios públicos.

El profesorado desconoce totalmente las actuaciones a llevar a cabo, solo se cuenta con la buena intención y sus ganas de cooperar o no al recibir las indicaciones de los familiares. Los padres dan normalidad a la enfermedad ante sus hijos y a los que les rodean. Viven con ella, y pretenden que sea así en todos los ámbitos. El escolar es lo principal y debemos esperar que la educación de los que rodean a los niños evite que aparezcan molestias por tener que beber o comer en clase puntualmente, inyectarse insulina, etc. Todo ello por carecer tanto de un Protocolo de actuación en los centros escolares, el cual es una de las líneas de actuación del II Plan de Salud, así como la incorporación de personal sanitario en los colegios.

Otra línea marcada en el Plan actual es mejorar la preparación del personal sanitario, entendiéndose el perteneciente a la Consejería de Sanidad. Sin embargo, los socialistas consideran que dicho línea no se lleva a cabo, ya que en ese caso no sería necesario contratar personal externo para un campamento.

Por otra parte, desde el GPS estiman conveniente reunir a los afectados en campamentos y talleres, entre otros, con una función educadora complementaria a la que reciben mensualmente por las Unidades de Diabetes del INGESA. La educación y el entretenimiento van de la mano si lo realizan personas cualificadas. Durante los años 2014 y 2015 no se han celebrado campamentos coincidiendo con la baja médica de la Coordinadora de Salud Escolar y del Programa de Diabetes y en 2016 se realizó coincidiendo con el periodo escolar. Si la Consejería da como suya la organización y celebración del Día Mundial y para ello solicita la colaboración del INGESA, sería lógico que hiciera lo mismo para la realización de campamentos y talleres, apuntan los socialistas.

Precisamente, durante este último campamento se han producido hechos gravísimos, que han sido denunciados ante el presidente de la Ciudad y el Colegio de Médicos, y dado que estos entes no han contactado ni con los afectados directos ni con la asociación ceutí de diabetes, se han puesto en conocimiento de la Fiscalía de Ceuta, siendo remitidos al Juzgado de Instrucción. Se ha denotado una total falta de sensibilidad al afectar a menores entre 9 y 15 años cuya guarda legal estaba en la Ciudad durante el desarrollo del mismo y ninguno de los presentes en las fotos, publicadas en los medios de comunicación durante su desarrollo, ha contactado con los padres de los mismos.

El II Plan de Salud recoge unas líneas de actuación que engloban también algunos de los problemas cotidianos que los niños y sus padres padecen. Pero desde el 2014, fecha de inicio del mismo, la Consejería solo ha actuado en el Día Mundial, siendo el INGESA quien aporta el personal y los medios.

Los socialistas indican que la celebración del Día Mundial de la Diabetes debe tener una función sanitaria, formadora y reivindicativa con la participación de todos los agentes implicados. No sería de recibo prescindir de los afectados ni de las asociaciones que los representan. Es norma mundial excepto en Ceuta. En este último año no han estado presentes al no ser invitados por la Consejería, ni disponer de medios para su organización de forma independiente.

Por otra parte, la asociación aplaude el apoyo que se les da a otras asociaciones de enfermos y familiares de Ceuta, mientras que ésta los ha solicitado desde 2012 mediante escrito y verbalmente en numerosas ocasiones sin éxito alguno; no dispone ni de local ni de subvenciones, teniendo un potencial de participación de 7.500 pacientes en 19 km cuadrados, por lo que los asociados tienen su sede en cualquier cafetería de la  ciudad y el cumplimiento de la LOPD hace imposible la gestión mediante medios informáticos de la población diabética y sus problemáticas.

Por todo ello, los socialistas aseveran que se debe exigir al Gobierno de la Ciudad el cumplimiento del II Plan de Salud con respecto a la Diabetes, siendo la primera y principal línea de actuación, la creación del Protocolo de actuación en los colegios de manera inmediata. Así mismo, el Gobierno debe asumir las consecuencias derivadas de la deficiente organización del Campamento 2016, basadas en las incidencias médicas producidas en los menores, transmitiendo y revertiendo el agravio continuo a los afectados de diabetes y a la  ACD (Asociación Ceutí de Diabetes) con respecto a otros afectados y a asociaciones del mismo carácter.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Miercoles 29 de Septiembre del 2021

Publicidad

cartel vacúnate

CSIF 2021

autobuses 19