La Ciudad  pide a Vox que se centre en los problemas reales de Ceuta y deje de una vez Marruecos
Política
Typography
0
0
0
s2sdefault
El portavoz del Grupo Parlamentario Vox, Carlos Verdejo, interpelaba este viernes sobre el pacto establecido entre España y Marruecos.
 
En su intervención Verdejo ha criticado todos los aspectos del acuerdo firmado entre Pedro Sánchez y Mohamed VI y el apoyo que Ceuta le brindo al mismo, aludiendo a que se ha “aprobado un plan que considera Ceuta como autónoma, pero parte de dentro del estado de Marruecos”. Tras lo que ha preguntado directamente al gobierno local “si consideran que son legítimas las posturas de marruecos respecto a Ceuta y Melilla”. Desde su punto de vista, en el acuerdo alcanzado entre ambos países “solo importa la necesidad de Mohamed VI se ampliar los terrenos de su reino, lo que ha pasado deja el papel internacional de España más débil”.
 
Tras su intervención ha sido la consejera de Economía, Hacienda y Función Pública, Kissy Chandiramani, la que ha tomado la palabra para dejar claro que “Ceuta es indiscutiblemente española. Lo dice nuestra historia, nuestro reglamento y el ordenamiento jurídico español y europeo. Y una cosa más importante: así lo quieren el 100% de los ceutíes y melillenses”.
 
Chandiramani ha mostrado el hartazgo del Gobierno local ante las continuas alusiones de Vox a cualquier tema relaciondo con Marruecos y se ha instado a Verdejo a centrarse en los problemas reales de Ceuta porque “Marruecos nada tiene que ver con esta Asamblea”.
 
En este sentido, la consejera añadía que los incidentes de mayo que fueron “una estrategia para desestabilizar a Ceuta” que el acuerdo confirma que “no se volverán a repetir”. “Ante la difícil situación que nos puso la historia, el Gobierno de la ciudad pidió auxilio a quien debería y optamos por la unidad. Nuestra soberanía se encuentra fuere de debate y así lo garantiza el estado también”, ha insistido.
0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Domingo 29 de Mayo del 2022

Publicidad

POLICIA LOCALVIGILANCIA ADUANERA