Juan Vivas pide la eliminación de la excepción de Schengen y una aduana comercial
Política
Typography
0
0
0
s2sdefault

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha asegurado que la "normalización" de las relaciones entre España y Marruecos debe pasar por la eliminación de la excepción de Schengen que permite a los marroquíes que viven en la provincia de Tetuán entrar en Ceuta sin visado.

El presidente autonómico se ha referido de esta forma durante su intervención en el debate sobre el Estado de la Ciudad donde ha señalado que la apertura de una nueva etapa en las relaciones de España es un acuerdo "positivo para Ceuta por las expectativas y oportunidades que genera".

Por un lado, Vivas ha destacado el compromiso "de no llevar a cabo acciones unilaterales que perturben el clima de confianza recíproca al que se aspira, es decir, evitar que se repitan episodios como el vivido el pasado mayo".

La otra oportunidad "es alcanzar la antigua aspiración de normalizar el funcionamiento de la frontera, tanto para el tránsito de personas como de mercancías, y como culminación del proceso de apertura gradual y progresiva que en los próximos días se iniciará".

"Una normalización que en nuestra opinión debe consistir en la eliminación de la excepción al Tratado Schengen y en el establecimiento por Marruecos de una aduana comercial", ha puesto de manifiesto.

El presidente ceutí ha dicho que "este es nuestro planteamiento, el que consideramos más eficaz, salvo que se nos demuestre otra cosa, para contener la presión migratoria irregular, evitar que, en lo que concierne al tránsito de personas, el control efectivo esté en el puerto y no en el Tarajal; y favorecer la actividad turística y comercial".

En lo que hace referencia al acuerdo suscrito y a la soberanía de Ceuta, "es pertinente reiterar y subrayar, para que nadie se confunda ni nadie trate de confundir, que nuestra españolidad es innegociable e irrenunciable y que la misma está garantizada por el Estado y el ordenamiento constitucional, como la de cualquier otra parte de España, con independencia de lo que se diga al otro lado de la frontera".

Y ha señalado que "así lo volvió a poner de manifiesto el presidente del Gobierno, como titular del poder ejecutivo del Estado, en Rabat y coincidiendo con la firma del mencionado acuerdo".

Crisis migratoria

Por otro lado, ha asegurado que la crisis migratoria producida el pasado mes de mayo no fue un incidente "migratorio y fronterizo" sino otro para "desestabilizar a Ceuta para presionar a España".

"Ceuta vivió uno de los momentos más difíciles de su historia reciente, seguramente el más difícil ya que cerca de 12.000 personas sorteaban la frontera mientras otras tantas, o más, esperaban al otro lado correr la misma suerte", ha afirmado.

Juan Vivas ha reconocido que la atmósfera de la ciudad "se embargó de angustia, de inquietud, de incertidumbre, la justificada sensación de estar al borde del abismo porque no fue un incidente migratorio y fronterizo como los anteriores, esta vez se intentaba desestabilizar a Ceuta para presionar a España, se intentaba poner en jaque nuestra integridad".

El presidente ceutí ha dicho que ante el desafío el pueblo de Ceuta "sacó a relucir algunas de sus más significadas cualidades, dando un ejemplo al resto de España y al mundo de entereza, serenidad y madurez".

En el plano institucional "creo que se hizo lo que se debía, es decir, contar la realidad de lo que ocurría sin paliativos, llamar a las cosas por su nombre, pedir auxilio a quien podía y tenía la obligación de prestarlo, tranquilizar a la población y reaccionar desde la unidad, la lealtad, la responsabilidad y el sentido de Estado".

Vivas ha resaltado el apoyo tanto de la UE como del Gobierno, reflejando que el presidente del Gobierno de la Nación "se desplazó a Ceuta el mismo día 18 para dejar claro, de manera explícita e inequívoca, el compromiso del Estado con la defensa de nuestra soberanía e integridad territorial".

En su opinión, "se trataba de parar el golpe, y se paró pero no bastaba, también era necesario volver a la normalidad y restablecer la confianza sin duda perjudicada y desde el primer momento se consideró que la vuelta a la normalidad suponía la salida de Ceuta de las personas que habían llegado de manera masiva e irregular".

A día de hoy, según Juan Vivas, ha salido de la ciudad la práctica totalidad de los adultos y un 80% de los menores no acompañados que llegaron en esas dos jornadas.

Y ha añadido que el episodio del pasado mayo "puso en riesgo la integridad y estabilidad de Ceuta, la seguridad y la tranquilidad de los ceutíes, y hubo que elegir entre dos opciones: unidad o división; lealtad institucional o enfrentamiento; responsabilidad u oportunismo; sentido de Estado o interés partidista y elegimos la primera de las opciones, el camino de la unidad, la lealtad institucional, la responsabilidad y el sentido de Estado".

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Sábado 21 de Mayo del 2022

Publicidad

POLICIA LOCALVIGILANCIA ADUANERA