El Gobierno dice que el giro sobre el Sáhara ha dado resultados positivos con Marruecos
Política
Typography
0
0
0
s2sdefault

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, defendió este miércoles su giro en la posición española sobre el Sáhara Occidental, y cree que está dando resultados positivos en las relaciones de España con Marruecos.

Sánchez compareció en el Congreso de los Diputados para informar de las relaciones con el país vecino sur de España tras la nueva posición del Ejecutivo sobre el Sáhara Occidental, antigua colonia española, para la que ahora acepta una autonomía, como propone Marruecos.

En su comparecencia, el jefe del Ejecutivo resaltó la importancia de la declaración firmada por España y Marruecos el pasado mes abril en su encuentro con el rey Mohamed VI, en la que ambos países fijaron posiciones en dos temas destacados en las relaciones bilaterales: la citada posición sobre el Sáhara y la situación de las ciudades españolas de Ceuta y Melilla (norte de África), fronterizas con Marruecos.

Esa visita de Sánchez a Rabat sirvió para reconducir las relaciones diplomáticas, que estaban en crisis tras la llegada a España del líder saharahui, Brahim Gali, para ser hospitalizado por covid, y la posterior entrada masiva de miles de inmigrantes procedentes de Marruecos a través de la frontera con Ceuta.

Sánchez resaltó hoy que hubo un compromiso de respeto mutuo para evitar en la práctica política todo lo que se sabe que ofende a la otra parte.

"Nosotros no aceptamos que se hable de Ceuta y Melilla como ciudades ocupadas porque son territorio español, europeo, internacionalmente reconocido (...) pero también hemos de entender que Marruecos merece la misma consideración cuando hablamos de los asuntos que a ellos les preocupan", añadió.

Para Marruecos, un tema clave es la situación del Sahara Occidental, un territorio que este país controla en una gran mayoría, frente a la población saharaui, que reclama la autodeterminación desde los campos de refugiados situados en Argelia.

Sánchez explicó que trasladó a Mohamed VI que "la soberanía española sobre Ceuta y Melilla "está fuera de toda duda como cualquier otra parte del territorio nacional".

Afirmó que ambas ciudades no pueden desarrollarse con la presión de la excepcionalidad permanente y la precariedad, y por ello resaltó la trascendencia de normalizar el paso de las personas y mercancías, como se está haciendo.

Y respecto al Sáhara occidental, volvió a defender su posición favorable a la propuesta marroquí para resolver el conflicto del Sáhara mediante una autonomía para ese territorio, ya que considera que es la "base más seria, creíble y realista".

Respeta que no se comparta ese criterio -todos los grupos de izquierda, incluidos sus socios de gobierno de Unidas Podemos están en contra-, pero precisó que se engaña quien no reconozca que hay que desencallar un conflicto que dura ya demasiado tiempo.

Por ello, pidió a los grupos parlamentarios que entiendan la dimensión de una política de Estado y la importancia de tener una llave para dar estabilidad a la región.

En cualquier caso, insistió en que la solución tendrá que venir de un acuerdo entre las partes y deberá satisfacer las condiciones marcadas por Naciones Unidas.

Tras recordar que otros países como Estados Unidos, Francia o Alemania comparten la posición de España, rechazó que su decisión vaya en contra del Sáhara.

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Domingo 26 de Junio del 2022

Publicidad

Campaña contra VG mujeres mayores 1

POLICIA LOCALVIGILANCIA ADUANERA