El Defensor del Pueblo: 40 años, casi un millón de quejas y más de 25.000 resoluciones
Política
Typography
0
0
0
s2smodern

Este martes 6 de abril se cumplen 40 años de la aprobación de la Ley Orgánica 3/1981 que regula y desarrolla la figura del Defensor del Pueblo.

En estas cuatro décadas de historia, la Institución ha tramitado 999.358 quejas, ha formulado a las Administraciones 25.376 resoluciones y ha interpuesto 31 recursos de inconstitucionalidad y 11 recursos de amparo ante el Tribunal Constitucional.  

Desde que las quejas, preguntas y visitas de los ciudadanos empezaran a llegar desde el primer día, la Institución ha sido pionera en abrir debates de especial interés ciudadano y muchas de sus recomendaciones han provocado cambios legislativos y mejoras en la aplicación de los derechos fundamentales

A finales de 2009, el Defensor del Pueblo asumió la tarea de ser Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y otros tratos y penas crueles o degradantes (MNP) y desde entonces ha realizado más de 1.000 visitas a lugares de privación de libertad.

En este tiempo, la Institución también se ha convertido en un referente para otras instituciones similares en el mundo. Así, el Defensor español ha inspirado las reformas de Ombudsman como el francés o el marroquí y ha ayudado en la creación y consolidación de otros, como los de Turquía, Antigua República Yugoslava de Macedonia, Armenia y Kazajstán. Además, colabora activamente con Naciones Unidas, el Consejo de Europa, la Red Europea de Defensores del Pueblo, la Federación Iberoamericana de Ombudsman (FIO) y la Asociación de Ombudsman del Mediterráneo (AOM). 

La oficina del Defensor es un observatorio privilegiado para ir conociendo y valorando las diferentes actuaciones de cada Administración. Con todos los datos recopilados y analizados, cada año se publican diversos informes y estudios monográficos que derivan en conclusiones y recomendaciones para mejorar las actuaciones de la Administración siempre pensando en el beneficio de los ciudadanos y ciudadanas.

En estos 40 años, la Institución ha publicado 60 informes monográficos de las más diversas temáticas a los que hay que añadir los informes anuales en los que recoge cada año todas sus actividades.

El cargo de Defensor del Pueblo es elegido por las Cortes Generales, por las tres quintas partes de los miembros del Congreso, y ratificado a continuación por la misma mayoría en el Senado. El mandato tiene una duración de cinco años, tras los cuales entra en funciones de defensor el Adjunto Primero, hasta que es elegido el nuevo titular.

Desde el año 1982 han ocupado el puesto seis defensores. El primero en desempeñar el cargo fue Joaquín Ruiz-Giménez, cuyo nombramiento fue publicado el 30 de diciembre de 1982. Cuatro meses más tarde fueron nombrados sus dos adjuntos, Álvaro Gil-Robles y Margarita Retuerto.

El segundo mandato comenzó en 1988 y su titular fue Álvaro Gil-Robles, a quien acompañaron como Adjunta Primera y Adjunta Segunda, respectivamente, Margarita Retuerto y Soledad Mestre. En diciembre de 1990, Mestre fue sustituida por Antonio Rovira.

Tras finalizar el segundo mandato, Retuerto asumió el cargo de Defensora del Pueblo en funciones hasta que el 1 de diciembre de 1994 fue publicado el nombramiento de Fernando Álvarez de Miranda como nuevo Defensor. En este tercer mandato repitieron como adjuntos Retuerto y Rovira, si bien en octubre de 1996, Rovira fue nombrado Adjunto Primero y Antonio Uribarri Adjunto Segundo, tras el cese de Margarita Retuerto.  Álvarez de Miranda finalizó su mandato el 1 de diciembre de 1999, ocupando entonces el cargo en funciones el Adjunto Primero, Antonio Rovira.

El cuarto mandato comenzó en junio del año 2000, cuando se publicó el nombramiento de Enrique Múgica como Defensor del Pueblo.

Tanto él como sus dos adjuntos, María Luisa Cava de Llano y Manuel Aguilar, fueron reelegidos para afrontar el quinto mandato de la Institución, que finalizó en julio de 2010. A partir de entonces desempeñó el cargo en funciones Cava de Llano, hasta que dos años después es nombrada Soledad Becerril, convirtiéndose así en la primera Defensora del Pueblo.

Junto a ella fueron designados como adjuntos Francisco Fernández Marugán y Concepció Ferrer i Casal. Tras vencer en julio de 2017 el mandato de Becerril, es Fernández Marugán quien ocupa el cargo de Defensor del Pueblo en funciones.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Viernes 16 de Abril del 2021

Publicidad