ecoembes 2021

Mohamed Ali: “Marruecos debe reconocer de forma clara e incuestionable que Ceuta y Melilla son ciudades españolas y europeas”
Política
Typography
0
0
0
s2smodern

Mohamed Ali, Portavoz de Caballas, comparecía ante los medios para explicar a la opinión pública la postura de su partido de cara a lo acontecido en la frontera con Marruecos y la expectación causada por las noticias que surgen a última hora en relación con el Plan Estratégico para Ceuta y Melilla que pretende el Gobierno de España.

“Como todos sabéis el Gobierno nos pasó una propuesta de documento de trabajo y nosotros hemos contestado. Lo primero que quiero decir es que nosotros valoramos positivamente el llamamiento a la unidad. Son tiempos complejos y para salir adelante y fijar las bases de un modelo de Ciudad es imprescindible la unidad, por tanto desde aquí aplaudimos ese llamamiento a los partidos y ese debe ser el eje sobre el que pivote cualquier estrategia para Ceuta”, indicaba Ali.

Mohamed Ali considera que hay que mejorar las relaciones de vecindad con Marruecos partiendo de un reconocimiento claro e incuestionable por parte del país vecino de que Ceuta y Melilla son ciudades españolas y europeas. Además señalaba la necesidad de mejorar “la seguridad de nuestras fronteras y el control riguroso y efectivo de las mismas por parte de las autoridades españolas y europeas”.

Para Ali, este documento debe recoger las bases de un nuevo modelo económico. “Debe contener un Plan de Inversiones para Ceuta y Melilla que tenga por objeto la mejora de infraestructuras y servicios, en particular en las áreas de Vivienda, Seguridad, Defensa, Justicia, Sanidad, Educación y Políticas Sociales”.

Este es el documento completo presentado por Caballas: 

"Desde 2018 Marruecos viene tomando decisiones que tienen como finalidad limitar los intercambios comerciales entre Ceuta y Melilla y su entorno al otro lado de la frontera, pretendiendo con ello la desconexión económica de nuestras ciudades con dicho entorno. Estas medidas incluyen el cierre de la Aduana Comercial de Melilla, en julio de 2018, y en el caso de Ceuta, el fin de porteo y pequeño tráfico de mercancías, en régimen de viajeros, desde octubre de 2019.

Al margen de las expresadas medidas, de manifiesta intencionalidad económica, el pasado 17 de mayo tuvo lugar un gravísimo incidente, sin precedentes, cuando cerca de 12.000 personas, instigadas por las autoridades marroquíes, sortearon en Ceuta la frontera entre Marruecos y España con la evidente pretensión, por parte de Marruecos, de utilizar la inmigración irregular como represalia política contra España, exhibiendo una amenaza cierta sobre la integridad territorial de España y Europa, y queriendo demostrar su capacidad para  desestabilizar Ceuta.

Este episodio ha visibilizado la vulnerabilidad y los desafíos que se derivan del hecho singular que supone ser as dos únicas fronteras terrestres de España y la Unión Europea con Marruecos; en todo caso, un episodio que representa un inequívoco punto de inflexión al que, como cuestión de Estado, debe responderse, con una estrategia sustentada en los cinco ejes siguientes:

➢ La seguridad de nuestras fronteras y el control riguroso y efectivo de las mismas por las autoridades españolas y europeas.

➢ Un mejor afianzamiento institucional de nuestra condición de ciudad integrante de la Unión Europea.

➢ La mejora de infraestructuras y servicios, especialmente en las áreas de Vivienda, Seguridad, Defensa, Justicia, Educación, Sanidad y Políticas Sociales.

➢ La implantación de un modelo económico más sólido y estable, con mayor capacidad para la creación de empleo.

Esta estrategia, que se puede sintetizar en la expresión “más España y más Europa”, y que coincide plenamente con la resolución del Parlamento Europeo del pasado 10 de junio, no es en absoluto incompatible, todo lo contrario, con la conveniencia de promover, al mismo tiempo, el establecimiento de un marco de relaciones de buena vecindad con Marruecos, relaciones de buena vecindad que han de tener un doble objetivo:

➢ La creación de una zona de prosperidad compartida a ambos lados de la frontera, basada en la cooperación y la complementariedad.

➢ La agilidad en el tránsito transfronterizo de personas por razones familiares, laborales o de turismo.

Con base en lo expuesto, y teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo 26 de la Ley Orgánica 1/1995, de 13 de marzo, de Estatuto de Autonomía de Ceuta donde se prevé que “la ciudad de Ceuta, mediante acuerdo de su Asamblea, podrá proponer el Gobierno la adopción de las medidas necesarias para modificar las leyes y disposiciones generales aplicables, al objeto de adaptarlas a las peculiaridades de la Ciudad”, se formula para su debate, y en su caso aprobación por el Pleno de la Asamblea, la siguiente:

PROPUESTA DE ACUERDO

1.- Que por parte del Gobierno de la Nación se apruebe y ejecute, de manera inmediata, un Plan de Inversiones para Ceuta y Melilla que tenga por objeto tanto la mejora de infraestructuras y servicios, en particular en las áreas de Vivienda, Seguridad, Defensa, Justicia, Sanidad, Educación y Políticas Sociales-

2.- Implementación de un Plan Especial de Relanzamiento Económico, cuya finalidad sea la implantación de un modelo económico más sólido y estable, con mayor capacidad para crear riqueza y empleo.

3.- Que el Gobierno de la Nación inicie el procedimiento de revisión de todos los mecanismos políticos y administrativos que regulan el tránsito transfronterizo (incluyendo la vigente excepcionalidad contemplada en el Tratado de Schengen para los residentes de las provincias de Tetuan y Nador) con la finalidad de hacer compatibles un control exhaustivo y riguroso de quienes cruzan por nuestras fronteras, con mantener unas relaciones fluidas en el espacio transfronterizo que redunden en beneficio de todos los ciudadanos de ambos lados de la frontera.

4.- Que el Gobierno de la Nación realice las actuaciones diplomáticas que estime adecuadas para revertir la estrategia de Marruecos, iniciada en 2018, dirigida a desvincular económicamente a nuestras dos ciudades de su entorno. De modo que, partiendo del reconocimiento de la incuestionable soberanía española sobre Ceuta y Melilla, se establezca un marco de relaciones de buena vecindad con dicho país que tenga un doble objetivo: La creación de una zona de prosperidad económica compartida a ambos lados de la frontera, basada en la cooperación y la complementariedad; y la agilidad en el tránsito transfronterizo de personas por razones familiares, laborales o de turismo.

5.- Que el Gobierno de la Nación inicie el procedimiento para la integración de Ceuta y Melilla en la Unión Aduanera común, siempre que, como condición previa y de manera consistente, quede garantizada la continuidad, tras la referida integración, de los incentivos que configuran el vigente Régimen Económico y Fiscal Especial de nuestras dos ciudades".

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Domingo 25 de Julio del 2021

Publicidad

Anuncio AACL

cartel vacúnate

Popup Venta Oficina 2020

CSIF 2021

autobuses 19