ecoembes 2021

La protesta la han iniciado por la "desesperación" del grupo compuesto por jóvenes varones de entre 20 y 35 años.
Inmigración
Typography
0
0
0
s2smodern

Un grupo de 52 inmigrantes asiáticos han pasado hoy en Ceuta su primera noche a la intemperie y este mediodía cumplirán su primer día sin ingerir alimentos en señal de protesta. Sólo piden una cosa: salir de Ceuta hacia la península para continuar su periplo migratorio.

Cansados de esperar en Ceuta, donde algunos llevan más de un año viviendo en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), han decidido hacer visible su situación y empezar una huelga de hambre indefinida asentados ante la Delegación del Gobierno de la ciudad.

La protesta la han iniciado por la "desesperación" del grupo compuesto por jóvenes varones de entre 20 y 35 años, la mayoría de los cuales llegó a la ciudad a bordo de embarcaciones, tras pagar sus ahorros a redes clandestinas de tráfico de inmigrantes.

Dicen que han invertido una media de entre 5.000 y 7.000 euros para llegar hasta Ceuta y que permanecen bloqueados en la ciudad ante la falta de respuestas administrativas para poder continuar con su ruta hacia España o Europa, ya que algunos quieren viajar hasta Alemania y Francia, donde tienen familia.

"Sólo queremos una solución y salir de Ceuta, no pedimos nada más", ha explicado a Efe el paquistaní Ahmed Rizwan, al que el tiempo que lleva en la ciudad le ha permitido tener unos pequeños conocimientos del castellano.

Como ejemplo pone que el pasado día 22 de septiembre la Guardia Civil interceptó a 11 de estos inmigrantes en una barca pesquera con motor con la pretendían cruzar el Estrecho ante la falta de salidas organizadas.

"Estamos discriminados, los morenos -en relación a los subsaharianos- salen cada semana a la península y nosotros no, por lo que algunos tratan de cruzar el Estrecho de la forma que sea", ha apuntado Ahmed Rizwan.

El portavoz se refiere a las salidas que semanalmente organiza la Delegación del Gobierno para descongestionar el CETI y que supone la salida hacia Algeciras (Cádiz) de una media de 40 subsaharianos, acogidos por organizaciones no gubernamentales.

El grupo está compuesto por inmigrantes en su mayoría de Bangladesh, aunque hay cinco que proceden de Pakistán, otros cinco de La India, tres de Sri Lanka y tres más de Birmania.

Hasta llegar a Ceuta, Ahmed Rizwan ha advertido que han vivido experiencias "muy duras", sobre todo para atravesar Marruecos, y que todos se buscaron la vida para pasar a Ceuta en pateras, escondidos en el interior de dobles fondos de vehículos o bien a bordo de motos acuáticas.

"Hemos invertido todos nuestros ahorros y lo único que pedimos es la ayuda de las autoridades para desbloquear nuestra situación", ha expresado el portavoz, al que escuchan atentamente el resto de concentrados ante la Delegación del Gobierno en actitud pacífica y con pancartas en mano reclamando ese apoyo administrativo.

La Delegación del Gobierno ha informado a Efe que en el CETI hay censados 53 asiáticos y que esta noche no han dormido en estas instalaciones 45 de ellos.

Asimismo, ha detallado que el inmigrante asiático más antiguo entró en Ceuta el 20 de diciembre de 2016 y el último de ellos lo hizo hace dos semanas.

Los asiáticos que hoy protestan en Ceuta son la cara visible de un mismo drama migratorio pero con diferente solución. Al menos para este grupo.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Domingo 25 de Julio del 2021

Publicidad

Anuncio AACL

cartel vacúnate

Popup Venta Oficina 2020

CSIF 2021

autobuses 19