ministro_hacienda_montoro
Economía
Typography
0
0
0
s2sdefault

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha entregado hoy al presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estados para 2015, unas cuentas que tienen como objetivo la creación de empleo, el crecimiento de la economía española y la cohesión social sin dejar de lado el cumplimiento de los compromisos de consolidación fiscal. Se trata así de unos Presupuestos coherentes con las políticas que ha llevado a cabo el Gobierno desde el inicio de la legislatura y cuyos resultados permiten ahora una bajada de impuestos que será efectiva a partir del próximo mes de enero.

Los PGE 2015, que desde hoy comienzan su tramitación parlamentaria hasta su aprobación definitiva en diciembre, vienen a validar lo realizado en los tres Presupuestos anteriores que el Gobierno ha elaborado y que fueron los encargados de ir abriendo las puertas entonces cerradas para España: las de la confianza y la credibilidad.

España ha demostrado ser capaz de trabajar de forma conjunta cuando se trata de superar las dificultades; ha emprendido el camino de la disciplina, la austeridad y la contención del gasto, se ha comprometido con acometer importantes reformas estructurales y ha puesto los medios para salir de la recesión en la que se hallaba.

La economía española es hoy mucho más flexible, más dinámica y más competitiva. La confianza de inversores e instituciones internacionales se ha restablecido y el foco de atención de la economía internacional ya no está en España, gracias a las reformas realizadas. El reto español es alcanzar tasas de crecimiento que permitan recuperar los niveles de renta y de empleo que existían al inicio de la crisis.

El entorno económico más favorable, por tanto, permite que el Presupuesto incorpore nuevos elementos para apoyar, precisamente, el crecimiento y la creación de empleo; busca de esta forma la máxima eficiencia en la aplicación de los recursos y la optimización de la aplicación de los Fondos Comunitarios que le han correspondido a España para el nuevo período 2014-2020. Además, incorpora el efecto de la reforma tributaria que incrementará el nivel de renta de las familias, lo que dinamizará el consumo interno.

Se trata, por tanto, de un Presupuesto continuista, que tiene la necesidad de seguir ahondando en las reformas estructurales y en la consolidación fiscal con el fin de que el déficit del Estado no supere el 2,9% y la Seguridad Social cierre el ejercicio con un déficit no superior al 0,6%.

Cabe resaltar que, por primera vez, las previsiones económicas en las que se fundamentan los Presupuestos Generales del Estado cuentan con el aval de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, con lo que se cumple con las directrices comunitarias.

El total de los ingresos no financieros para 2015 después de la cesión a los Entes Territoriales alcanzará los 133.712 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 4,3% frente al Presupuesto de 2014.

Los ingresos tributarios antes de la cesión a entes Territoriales alcanzarán en 2015 los 186.112 millones de euros, un 3,5% más. Por figuras impositivas, la recaudación por IRPF se reducirá un 0,3% frente al Presupuesto de 2014 hasta los 72.957 millones de euros, puesto que la mejora en las bases imponibles del impuesto se verá compensada por la bajada de impuestos.

En cuanto a la recaudación por el Impuesto de Sociedades registra un incremento del 5,6% hasta los 23.577 millones de euros. Los ingresos por IVA crecerán el 9,9% hasta 60.260 millones de euros, mientras que los ingresos por Impuestos Especiales caerán un 2,7% hasta alcanzar los 19.894 millones de euros.

El gasto del conjunto de los Ministerios disminuirá el 5,1% el próximo año hasta alcanzar los 62.496 millones de euros, incluyendo las transferencias a la Seguridad Social y al Servicio Público de Empleo. Descontando estas transferencias, el gasto disponible para los Ministerios disminuye únicamente el 0,2% con respecto al actual ejercicio.

En dicho gasto se contemplan los 450 millones de euros del presupuesto destinado a las inversiones del Plan de Impulso para el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia (Plan Crece), que cuenta con 2.187 millones de euros, de los cuales casi el 50% se destinan a Iniciativas Pyme e instrumentos financieros.

El gasto social aumenta un 0,7% respecto a 2014. Excluyendo la partida destinada a atender el pago de las prestaciones por desempleo, que en 2015 ve reducida su cuantía como consecuencia de la favorable evolución del mercado de abajo, el gasto social aumenta un 3,7% respecto a 2014. Para el pago resistas prestaciones se contemplan 25.300 millones de euros, lo que supone una disminución de un 15% respecto al presupuesto inicial 2014.

El peso del gasto social dentro del Presupuesto consolidado ha pasado del 52,7% en 2014 al 53,9% en 2015. En total, esta partida alcanza ya los 187.408 millones de euros, por encima de los 186.051 millones de 2014. Asimismo, para Servicios Sociales y promoción social se contemplan 1.944 millones, un 5,1% más que en 2014.

La partida destinada a financiar las pensiones contributivas en 2015 asciende a 115.669 millones de euros, lo que representa, con respecto al presupuesto inicial para 2014, un incremento de 3.567 millones de euros (3,2%).

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Sábado 04 de Febrero del 2023

Publicidad

CSIF 2021

POLICIA LOCALVIGILANCIA ADUANERA