ecoembes 2021

Economía
Typography
0
0
0
s2smodern

La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) ha señalado que en junio, primer mes completo de apertura de los concesionarios tras la hibernación por el Covid-19, las ventas de turismos alcanzaron las 82.696 unidades, lo que todavía supone una caída del36,65% sobre el mismo mes de 2019. La demora en la aprobación del plan de ayudas a la compra de unidades de todo tipo de motorización (incluidos los de combustión) anunciado por el Gobierno no contribuye a generar confianza en unos compradores ya de por si recelosos de un empeoramiento de la situación económica en los próximos meses.

El canal de particulares se ha comportado mejor que el de empresas. Se matricularon 45.085 unidades en junio lo que supone un descenso del 11,91% sobre el mismo mes de 2019. A empresas, las ventas del mes fueron 27.768, con una bajada del 27,67%, aunque es el canal de alquiladoras el que sufren el mayor descenso del mes, el 76%, con 9.843 turismos.

Ancove alerta de las matriculaciones del último día del mes (14.915 unidades, el 18% del total del mes) que se explica en parte por las automatriculaciones de los concesionarios, que se ven lastrados financieramente por la concentración de unidades en stock que tendrán difícil salida en la actual situación. Aunque también en parte a los 3.000 coches que las empresas de alquiler adquirieron el 30 de junio.

En el primer semestre del año se han matriculado 422.771turismos, un 48,6% menos que en el mismo periodo de 2019. El canal de particulares acumula 165.226unidades, un 44,9% menos que en el mismo periodo del año pasado; el canal de empreas117.706y un 44,1% de caída; y las alquiladoras han matriculado 57.143 turismos, un 68,6% por debajo de los seis primeros meses del pasado año.

Ancove no entiende y critica el retraso en la aprobación del plan de ayudas para renovar el parque e impulsar la demanda que incluye 250 millones de euros para la adquisición de vehículos medioambientalmente eficientes de todas las motorizaciones, incluidas las de combustión. El anunció de su aprobación ha generado el lógico interés de los posibles compradores que, sin embargo, se encuentran con que las ayudas, a cambio de achatarrar un vehículo de 10 años, todavía no se han plasmado en el BOE.

El retraso supone ralentizar las decisiones de compra en un mercado ya de por si lastrado por el efecto del coronavirus. Desde Ancove apuntamos que los anuncios de planes de ayudas a la compra deben ir seguidos de su pronta aprobación pues, de no ser así, suponen un serio perjuicio para los concesionarios.

Pero la falta de plan de achatarramiento no sólo afecta negativamente al mercado de vehículos nuevos, también al de segunda mano. Los propietarios de unidades de menos de 10 años, excluidos de las ayudas, entregan a los concesionarios sus coches para obtener descuentos por el nuevo, una práctica bien conocida de los usuarios. Pues bien, esos coches de segunda mano son traspasados por las redes oficiales a los compraventas que, en definitiva, conocen bien al cliente de usados y conforman el grueso del mercado de ocasión.

La exclusión del canal de ocasión del plan de ayudas del Gobierno está poniendo en riesgo la continuidad de muchos comerciantes de segunda mano, en su mayoría pequeños empresarios o autónomos, que se están bien lastrados por la falta de liquidez ante la brusca caída de la ventas. En este sentido, Ancove ha solicitado al Gobierno de forma reiterada que incluya los coches de menos de 5-6 años en los planes de renovación del parque, con ayudas consensuadas con el sector y de entidad menor que las que se otorguen a los coches nuevos. Actualmente hay en el mercado más de 6,7 millones de turismos de menos de seis años.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Sábado 31 de Julio del 2021

Publicidad

cartel vacúnate

CSIF 2021

autobuses 19