Opinión
Typography
0
0
0
s2sdefault

Dicen que un artículo periodístico solo debe tratar temas de actualidad y novedad y noticia, ¿pero qué es la actualidad, que es la novedad, qué es la noticia…? 

Entiendo y comprendo que en las Facultades de Ciencias de la Información, le incrusten a los alumnos, la enorme importancia de la noticia, novedad, actualidad, que ese es su oficio el de informar y el de investigar y el de comunicar… 

Pero yo, me digo a mi mismo, la noticia de hoy, que surge en todo el mundo de la comunicación (blogs, periódicos papel, digitales, agencias de información, televisiones, radios, etc.), ha podido darse en realidad hace seis meses o un año –ejemplo, el Pegasus, que hasta la saciedad, se llenarán las bodegas de informaciones sobre dicha cuestión, y, no sabemos, cuándo, en qué siglo se sabrá, si es que se conoce, qué es realmente, quién y cómo y cuánto y cuándo se entró en esos menesteres de las Máximas Autoridades del Gobierno-. Por tanto, el concepto de novedad, es relativo. 

En cuanto al concepto de actualidad, le sucede lo mismo, es actual, la caída de un gobierno, una guerra y mil otras realidades. Pero para millones de seres humanos, es más actualidad y novedad e importancia y esencialidad, la tortilla que tienen que guisar, el amor/desamor que está sucediendo en sus vidas en esos meses, la problemática de la enseñanza en sus hijos, las cuestiones familiares tan complejas y diversificadas, y, mil otros, temas, que solo de soslayo, rozan y besan los papeles de los periódicos o los bits de sus informaciones. 

Por lo cual, los temas que trato, que algunos dicen que son intemporales e inactuales, puede que lo sean, pero también son presentes y actuales y novedosos. ¡Porque qué más novedad que el florecimiento primaveral, de la esperanza de una nueva rosa en el jardín de tus ojos y de tu patio…! En el terreno de los artículos de opinión, es bien sabido, que clásicamente, se dividen entre analíticos o anglófilos, o literarios o latinos-hispanos. Los primeros, metodológicamente, más sistemáticos y con métodos más rigurosos de análisis. Los segundos, más literarios y opinativos y opinantes y comentarios y crónicas… 

En este contexto de prologo y proemio y preámbulo anterior, nos encontramos con un artículo de Manuel Vicent, titulado Una hora más, publicado en El País, el 27 de octubre del 2019. Que para muchos, puede ser criticado como “tintineo poético”, como temáticas no actuales y no novedosas e intemporales. Pero para mi modesto entendimiento, es, en sí, una pequeña joya de la maestría de las palabras, conformando un poema en prosa, y, que es tanto información y tanto poesía y tanto literatura y tanto intemporal y eternidad y  tanto presente. Porque si leyésemos más despacio, si manoseáramos las palabras y conceptos e ideas, con la mente, nos daríamos cuenta, que nos abre puertas a otros mundos y, no solo a este del hoy… 

Existen cientos de temas eternos y esenciales, algunos, denominarían metafísicos, filosóficos, poéticos, metapoéticos. Vicent, nos describe realidades que están dentro de nosotros, que están fuera de nosotros, que somos nosotros, que estamos nosotros en ese estar. Es rozar lo que no se puede decir, como nos diría, Wittgenstein, es rozar la eternidad del instante y de la esencialidad. Es, al menos, intentarlo. Puede que la crisis económica sea esencial, y, es esencial, para millones de personas, pero como en la antigua película de Espartaco, cuando el personaje principal le dice, a su amigo el poeta, más o menos. “necesitamos la poesía, no solo las espadas”. Necesitamos entendernos y comprendernos a y en nosotros mismos, en una frase, en un cacharro de cerámica, en un beso, en una mirada, en una frase… 

Caben artículos periodísticos de información, de y en todos los temas. Ojala, se tratasen en los medios de información, cientos de temas, que se olvidan, quizás, por la vorágine y los torbellinos de la actualidad. Pero qué más eterno que los problemas y cuestiones y realidades y razones, que siglo tras siglo, milenio tras milenio, nos azotan y nos acarician. Qué más actual y qué más eterno que el amor de una madre por un niño, el amor de dos adolescentes, la búsqueda de la vocación, el sentir que tu padre ha fallecido y, algo por dentro se ha roto; la comida/tortilla, -siempre expreso, la tortilla, a ver si consigo, que se quede como lema para el periodismo-, qué más importante que la tortilla de cada día, como cuestión informativa y análisis y problema y esperanza y realidad presente… 

Vicent es el poeta del periodismo literario del artículo o columna de opinión. Qué más misterio que en quinientas palabras, nos muestre cada semana, enigmas y misterios, que rozan lo esencial de lo esencial, lo metafísico de lo físico y material… Necesitamos realidades materiales, porque somos carne, pero también somos espíritu, necesitamos poesía/metafísica, incluso, poesía en los periódicos. Necesitamos, también artículos de Manuel Vicent… 

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Domingo 26 de Junio del 2022

Publicidad

POLICIA LOCALVIGILANCIA ADUANERA