¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Contacto

Contactos:

"La Verdad de Ceuta" es un diario digital independiente, objetivo, plural y abierto para que el pueblo de Ceuta pueda expresar libremente lo que desee.

Fundado el 7 de Junio de  2.011

Dirección postal:

        FEDEMAR CEUTA, S.L.

Balcón de La Dorada, 33
Poblado Marinero
51001 Ceuta (España)

Teléfonos:

Telf: (+34) 956 511894

Horario: De 19,30 a 13,30 y de 16,30 a 20,30 horas

Información:

Identidad

LA VERDAD DE CEUTA es un diario digital español, sobre todo de ámbito local, que nace el día 07 de junio de 2.011.
Es un medio independiente, objetivo, plural y abierto. Que no pertenece a ningún grupo político o mediático y que se fundamenta en la pluralidad de ideas y opiniones, y en la apertura a la participación ciudadana.

Compromiso

LA VERDAD DE CEUTA cree firmemente en la libertad de expresión y en el derecho a la información como principios fundamentales de la democracia.

Contactos electrónicos:

direccion@laverdaddeceuta.com

Notas de prensa.

Las cartas al director deben estar firmadas con nombre, apellidos y D.N.I., disponer de una redacción y ortografía correctas.

local@laverdaddeceuta.com

Utilice esta dirección para remitirnos sus comentarios sobre la actualidad política y social en la ciudad, en su barriada, etc.

deportes@laverdaddeceuta.com

publicidad@laverdaddeceuta.com

Para temas relacionados con el Departamento de Publicidad (insertar anuncios, etc.) de este diario digital, envíenos sus datos y el personal encargado del mismo se pondrá en contacto usted a la mayor brevedad posible.

Sistema de envíos para cartas al director, notas de prensa, actualidad local, deportes, publicidad, etc.

Para las cartas al director es necesario anotar el D.N.I.
 
 
POLÍTICA DE COOKIES:
 

Esta página web, al igual que la mayoría de páginas web, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a direccion@laverdaddeceuta.com

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.

¿Por qué son importantes?

Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.

¿Cómo utilizamos las cookies?

Navegar por este portal supone que se puedan instalar los siguientes tipos de cookies:

Cookies de mejora del rendimiento

Este tipo de cookies conserva sus preferencias para ciertas herramientas o servicios para que no tenga que reconfigurarlos cada vez que visita nuestro portal y, en algunos casos, pueden ser aportadas por terceros. Algunos ejemplos son: volumen de los reproductores audiovisuales, preferencias de ordenación de artículos o velocidades de reproducción de vídeo compatibles. En el caso de comercio electrónico, permiten mantener información sobre su cesta de la compra.

Cookies de análisis estadístico

Son aquellas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la utilización que hacen los usuarios de nuestros servicios. Gracias a ello podemos estudiar la navegación por nuestra página web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que ofrecemos.

Cookies de geolocalización

Estas cookies son usadas por programas que intentan localizar geográficamente la situación del ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada, para de manera totalmente anónima ofrecerle contenidos y servicios más adecuados.

Cookies de registro

Cuando usted se registra en nuestro portal, se generan cookies que le identifican como usuario registrado e indican cuándo usted se ha identificado en el portal.
Estas cookies son utilizadas para identificar su cuenta de usuario y sus servicios asociados. Estas cookies se mantienen mientras usted no abandone la cuenta, cierre el navegador o apague el dispositivo.
Estas cookies pueden ser utilizadas en combinación con datos analíticos para identificar de manera individual sus preferencias en nuestro portal.

Cookies publicitarias

Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar eficazmente los espacios publicitarios de nuestro sitio web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Gracias a ella podemos conocer sus hábitos de navegación en internet y mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

Otras cookies de terceros

En algunas de nuestras páginas se pueden instalar cookies de terceros que permitan gestionar y mejorar los servicios que éstos ofrecen. Un ejemplo de este uso son los enlaces a las redes sociales que permiten compartir nuestros contenidos.

¿Cómo puedo configurar mis preferencias?

Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.
A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:

Google Chrome

Mozilla Firefox

Internet Explorer

Safari

Safari para IOS (iPhone, iPad)

Cookies Flash

Finalmente, puede usted dirigirse al portal Your Online Choices dónde además de encontrar información útil, podrá configurar, proveedor por proveedor, sus preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros.

Si desea contactar con nosotros respecto nuestra política de cookies, puede hacerlo en direccion@laverdaddeceuta.com

Opinión
Typography
0
0
0
s2smodern

¿Se puede hoy escribir, pensar, razonar, argumentar, siempre con el máximo grado de tolerancia y piedad y misericordia, para quién no esté de acuerdo en la teoría y en la práctica, que algunas prácticas y conceptos sobre la sexualidad no son totalmente morales, ni ética, ni espiritualmente?

La realidad es que no me atrevo a escribir sobre una serie de temas, de diversidad de órdenes de la realidad, no solo sexuales. Por lo cual, me tengo que preguntar a mi mismo, como un escritor-observador-pensador que no se atreve a escribir sobre una serie de temas, por diversas razones, especialmente por la reacción de algunos colectivos, o por ser tomado de tal o cual cosa.

Un escritor así, no se merece llamarse escritor, porque no ejerce su libertad de pensamiento, de conciencia, de expresión. Incluso si la legalidad y la moralidad vigente, lo permiten.

Ciertamente, debo indicar, que si personalmente, no escribo, digamos sobre un número de temas, la mayoría de escritores no lo hacen sobre una multitud más grandes de cuestiones.

No deseo ofender a nadie, pero nadie está de acuerdo totalmente, con el resto del mundo. Unos, unos sobre unos temas, piensan de una manera, y otros, de otra...

Hay que aceptar la libertad de pensamiento, propia, y la del otro, aunque la de la otra persona, no esté de acuerdo contigo...

- ¿¡Hoy no se puede hablar, ni tampoco escribir, lo que durante siglos, en una ética y moral racional y en una religiosidad mínima se ha admitido!?

¡¿Hoy, lo que se denominan ofensas a la castidad, ofensas al matrimonio, principios derivados del sexto mandamiento, que durante siglos se han admitido como errores morales, en mayor o menor medida, sin negar otras circunstancias, y también errores espirituales o faltas morales graves, hoy, o no creemos que sean tanto error, o no nos atrevemos a defender que son errores, sea en la vida cotidiana, sea frente a la sociedad, menos aún escribirlos, e incluirlos en ensayos, sean de ética o sean de moralidad o sean de religiosidad o sean de filosofía!?

¡¿Porque no distinguimos entre otras realidades, que una cosa es que un modo de comportamiento sea un error moral o espiritual, y otra muy distinta, que después pueden intervenir, multitud de variables o circunstancias que limitan el grado de responsabilidad subjetiva de ese acto o de ese hábito, y otra diferente, es que aunque un acto o hábito sea negativo o malo, moral o religiosamente, por eso, a la persona que realiza ese acto, hay que tenerle piedad o conmiseración o misericordia, en la tradición cristiana, se “sanciona el error moral, el pecado, pero se compadece del pecador”?!

¡¿Sea como sea, la mayoría de intelectuales o pensadores o escritores o filósofos, no tratan de estos temas, o si lo hacen, siempre es siguiendo la corriente actual, que acepta, en el nivel teórico y en la práctica, muchas formas de comportamiento y de actos y de hábitos, en multitud de terrenos, incluida la sexualidad, que durante siglos, se han considerado inmorales...!?

¡¿Al final, nos puede estar sucediendo que solo escribimos y publicamos, los intelectuales, filósofos, escritores de temas que tienen la aceptación mayoritaria, y con el tono y la vertiente y la dimensión y la perspectiva de la óptica de la mayoría o de cómo corren o vuelan los vientos del momento...!?

¡¿En definitiva, no permitimos, porque las nuevas generaciones, vivirán y existirán en un mundo coloreado de determinado modo y manera, y nunca oirán que ciertos actos o hábitos, pueden ser interpretados por morales de siglos, diríamos tradicionales, como actos no correctos moral o espiritual o psicológica o afectivamente...?

- ¡¿No es lo mismo aceptar por tolerancia y libertad y conciencia personal, los actos o hábitos de una multitud de la diversidad humana, y por otro lado, no aceptar teóricamente que esos actos o hábitos sean positivos o buenos, sino negativos o deficientes o defectuosos o malos...?!

¡¿Se puede aceptar por tolerancia y libertad la ebriedad de personas, pero no por ello aceptar que la ebriedad, por salud física, psíquica, social, familiar, moral y espiritual y económicamente sea una aptitud y acto y hábito bueno y positivo...!?

- ¿¡ Se puede indicar hoy, que son ofensas a la sexualidad, y por tanto, a la unidad profunda del ser humano consigo mismo, a la castidad, lo que durante siglos se ha tipificado así, sin entrar en casos personales y sus circunstancias: la lujuria, la masturbación, la fornicación, la pornografía, la prostitución, la violación, otras concepciones sexuales como práctica no como tendencia!?

¡¡Se puede hoy señalar que son ofensas a la sexualidad y a la esencia del matrimonio: el adulterio, el divorcio del conyugue que lo realiza no el que lo sufre sin culpabilidad, la poligamia o poliandria, el incesto, el escándalo sexual, el abuso a niños o niñas, la unión libre, la “unión a prueba”...?!

- ¡¿Todos los seres humanos, caen o han caído o caemos en algunas de esas maneras o formas o variedades de sexualidad, no totalmente correctas, según la moralidad tradicional, y todos los seres humanos, tienen cerca de ellos, afectivamente, en el sentido de la familia amplia, algún miembro que acepta alguno de esos comportamientos, que piensan son lícitos e incluso morales y correctos, y que la sociedad, en multitud de sus entidades prácticas y conceptuales los amparan?!

¡¿Pero se pueden aceptar todos esos actos, hábitos de relación sexual correctos, a y en todos los sentidos, psicológicos, moralmente, espiritualmente, socialmente, etc., aunque se acepten como tolerancia y libertad del individuo!?

¡¿Porque la sociedad, incluso la legalidad, puede admitir muchos comportamientos, y no sancionarlos, por diversos motivos y razones, y también, la sociedad aceptar multitud de aptos y aptitudes, por tolerancia y respeto a los individuos, pero saber y entender, que no son correctos, ni moralmente, ni espiritualmente, ni psicológicamente, etc.?! ¡¿El ejemplo de la ebriedad...!?

¡Nadie se ofenda, porque a nadie, individuo o colectivo o ideología, se quiere o se desea ofender...! ¡Pero este es el trabajo del escritor, presentar temas y cuestiones, que pueden gustar o no, sea a los poderes reales o fácticos, a un estrato social o a otro, a un colectivo o a otro, incluso a si mismo...!

http://twitter.com/jmmcaminero © jmm caminero (29 octubre-30 noviembre 2019 cr).

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Domingo 15 de Diciembre del 2019
Sin título 2
facebook twitter

Publicidad

casa sanchez

Centro Global 2