Opinión
Typography
0
0
0
s2sdefault

Todos consumimos energía en forma de alimentos, pero todos son perecederos, sea terminando en el estómago, sea en la fábrica o en el campo. Pero la Cultura es imperecedera.

Digo Cultura, para abarcar todo. Diez páginas escritas, sean de filosofía o literatura o arte o ciencia o matemáticas o ensayo o diseño o, el tema que sea. Un poema puede permanecer durante siglos y milenios, si los humanos así los conservan, así lo desean, si el azar y mil otras razones, ayuda a esa finalidad y funcionalidad… 

Aquí estriba el enorme problema de la Cultura y de la cultura, que no sucede como el bistec o la manzana o el coche o mil otros modos, que todo tiene un tiempo, y, después se termina o fenece o fallece. Hay que criar otros tomates y otras tortillas y otros huevos y otras patatas y otros camiones y otros vestidos… Pero en Cultura, en la rama que sea, un producto si se cuida, puede estar en el tiempo siglos y milenios. 

Y, este es el drama de la cultura. Demasiados no quieren, que otros productos culturales, les hagan sombra. Desde que una persona va a la plaza del foro o pueblo o aldea, y, se dice, deseo ser escritor o pensador o filósofo o científico o metafísico o diseñador o… Entra en competencia o en contacto o en relación, no solo con los que existen en el presente, sino los que les han precedido, incluso, aunque no los conozca y, con todos los que vendrán después. Es la competitividad desde todos los lugares del mundo. Recordar aquello del poeta y el burgués de Paris y la pedida de mano de la hija del burgués –si no lo sabe, en otro artículo lo he contado…-. 

Por eso, aunque nadie lo indica, se destrozan, cada año, cada diez años, cada generación, cada siglo, millones de obras de creación cultural, en todos los campos. Cierto, que en unos más que en otros. Pero en las artes, a mansalva, a decenas de millares. Nadie te lo dice, cuándo empiezas con toda la ilusión. Pero este oficio de la cultura, es de enterradores, enterradores de cultura y Cultura. Se entierran, a los del pasado, se entierra a los del presente, se entierra a los del futuro que todavía no han empezado a sembrar de ideas y palabras o colores el mundo… 

Existe una hiperinflación de la competitividad, por eso, el Siglo de Oro, lo mostró hasta la saciedad, tantas inquinas y rencores y maledicencias, también, hay amistades. El otro, en el fondo, es tu competidor. Y, quién no piensa o siente así, parece que estorba… 

No es mi caso, quizás, por eso, no existo en ninguna lista o directorio, ni siquiera provincial, ni de arte plástico, ni de literatura, ni de filosofía, ni del ensayo, ni del articulismo… No es mi caso, lo puedo decir alto y claro. 

Por eso, hasta la saciedad, indico la necesidad de crear Archivos o Centros Documentales, ahora virtuales, de la cultura o en la cultura, por especialidades. Y ahí, ahí, meter a todos, todos los nombres, sean famosos o famosillos, sean importantes o no lo sean, nos parezcan genios o, la palabra, que ahora se repite como sinfonía hasta las nubes, sean mediocres… A todos y todas. Y, después, las generaciones presentes y futuras, juzguen. Por eso, la necesidad de buscar formas de que todo permanezca. Porque es la riqueza cultural presente, mejor o peor, de una aldea o un barrio o una comarca o una provincia, o una región… 

También, pienso, que cada presente, tiene una sensibilidad, y, esa es la que se aprecia, sensibilidad estética o literaria o plástica o cultural. Pero, pueden existir obras y personas, con otra sensibilidad y percepción de lo real y realidad. Y, hoy, no se valora, pero si queda lo suficiente para el futuro, pueda recogerse-recuperarse-revaluarse-revalorizarse, se tome como más valor en el futuro, que en el presente. Eso es lo que siempre he pensado. ¿Alguien conoce los problemas y retos del futuro, a cincuenta o cien o trescientos años…? 

Por otro lado, todos los departamentos de investigación, sean universitarios, personas interesadas por estas temáticas, y, todos los gestores del mundo de la Cultura. Deberían tener un lugar donde buscar/rebuscar/encontrar, por eso lo que hemos ido diciendo, lo de los Archivos, para que en poco tiempo y de forma simple y sencilla, puedan a nivel regional o provincial o local o comarcal, ver y entrever, todo lo que existe o ha existido sea en una rama o en varias. Y, desde esas bodegas de nombres y referencias de obras, de enlaces a páginas Internet y bibliotecas y documentos, y mil otros modos, intentar buscar y bucear, en lo existente. Ser más equitativos y más justos. 

Quizás, la persona que está investigando matemáticas, está en su despacho, rompiéndose años y años su memoria y cabeza, para buscar nuevos algoritmos. Quizás, esa persona o esas personas, no está en todas las fiestas culturales. Pero quizás, esa persona, ha contribuido con algo, en ese oficio o especialidad. Si existe, un Archivo, donde se encuentra, referencias a su trabajo, quizás, cuándo venga un doctorando analizando el trabajo realizado en matemáticas en esa región, quizás, entonces, sea fácil encontrarlo. ¡Y, si no se olvidará en la memoria del olvido…! 

Creo, nadie se rasgue y rompa sus pantalones, en los terrenos de la cultura, estamos/somos, como los proletarios del siglo diecinueve, creo que hay poca justicia y poca equidad y poca misericordia y poca benevolencia y... Este es el problema de fondo y de superficie, del medio y del arriba y del abajo... ¡Paz y bien…! 

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Lunes 08 de Agosto del 2022

PROGRAMA FERIA CEUTA 2022

Cartel

Publicidad

POLICIA LOCALVIGILANCIA ADUANERA