Opinión
Typography
0
0
0
s2sdefault

Cientos de historias y de ideas y de máximas están hundidas en las imágenes y diálogos y narraciones de la Biblia. La Biblia como libros de literatura y narrativa y aforismos. 

Cuando vuelves al mundo clásico, percibes, que los espíritus y conciencias de entonces, los que podrían permitírselo, aunque existían bibliotecas públicas, en todas las ciudades del imperio romano, que tuviesen un mínimo de habitantes. No hemos inventado casi nada. Hemos copiado realidades antiguas, a moldes de la contemporaneidad. 

Expresaba que cuando revuelves en el mundo clásico, uno de los fundamentos de Europa y de Occidente, te percatas, que las historias, llamadas de la mitología, forman y conformaban el consciente del superyo o inconsciente colectivo. En lo bueno y en lo menos bueno… 

En una clase, hace tiempo, los alumnos no conocían quien era Noé, alumnos de enseñanzas medias de cursos superiores. Entonces comprendí, que el conocimiento del pasado era muy limitado. Y, sin ese conocimiento, aunque fuese general, cosa en la que la mayoría de nosotros nos situamos, no podemos entender y comprender, de forma adecuada, aunque no sea profunda, lo que somos y en lo que somos… 

En un artículo de Juan Manuel de Prada, en el ABC del seis de octubre de 1998, titulado, Historia sagrada, nos habla de la Biblia y de su infancia y de otras cuestiones. No entro en la cuestión de que usted sea ateo o sea agnóstico o no creyente o creyente en otra religión, que no sea el cristianismo o el judaísmo, pero usted, si vive y existe en este mundo, tiene que leer o acercarse a beber del liquido y licor de la Biblia, aunque sea como libro literario. Que además, es uno de los grandes libros literarios de la humanidad –no se rasgue la corbata, porque puede que usted, para usted sea un libro sagrado-. 

Pero al menos, nadie puede negar, si es mínimamente objetivo, que puede usted admitir que es un libro de literatura, dónde están todos los géneros literarios de hoy, en trozos: sea narrativa, microensayos, discursos, aforismos o máximas, diálogos teatrales, relatos o cuentos, historia militar, historia sagrada, historia política, historia económica, etc. 

El maestro del ensayismo Freud, como nos diría el gran intérprete Harold Bloom,  utilizaba la mitología grecorromana y la Biblia, como ideas de personajes y arquetipos para explicar lo profundo de nuestro ser. Durante generaciones y siglos, se ha utilizado la lanza y dardo contra el Vaticano, que no incentivaban que la población leyese la Biblia, cosa que si hacían las iglesias luteranas o calvinistas o evangélicas. Debido a ese temor, del problema de la interpretación, que ahora no podemos dilucidar… Pero ahora, que existen docenas de ediciones bíblicas en cualquier idioma de Europa, y casi del mundo –véase la colección de Biblias en todas las lenguas del mundo, que se conserva en Andorra-. Hoy, las personas, demasiadas personas, no leen-piensan-perciben-analizan la Biblia, aunque sea como libro literario o de literatura. 

Siempre existe una dialéctica o polémica o dicotomía o dualidad, desde que yo era joven, si hay que leer cualquier cosa, o si hay que escoger o seleccionar la lectura o lecturas. Personalmente, me ha llevado a pensar, que no todo libro es bueno y es positivo, para toda o cualquier edad, sino que existen posibilidades diversas y diferentes, y, algunas lecturas, no pueden armonizar con el desarrollo cognoscitivo o conceptual o psicológico de una persona, en un momento determinado. 

Por tanto, no todo libro, conviene a toda persona, según su edad, circunstancias de todo tipo, conocimientos, realidad psicológica. Porque la lectura, puede ser un veneno, de hecho, muchas veces, lo es. Condicionando a las personas, a veces, de forma no correcta, ni adecuada, sea moral o sea psicológicamente… Puede que este aserto-enunciado no le guste a usted, pero eso es. No estoy hablando de censura, si no de no conveniencia, según situación y biografía y vida… 

Otros, indican, que la lectura, o lecturas, que era el procedimiento, anterior a la fase actual, en la que estamos, en la que los seres humanos recibían, información y datos e ideas y conceptos y argumentos e imágenes. Otros piensan y sienten y opinan, que la lectura, tiene que ser adaptada a la edad, etc., pero también, ofrecer al individuo las grandes obras del pensamiento o de la literatura o de la ciencia de cada saber. Que el individuo, no se pierda en tanta lectura de tercer o cuarto orden, y vaya a beber a las fuentes egregias de la cultura occidental, al menos, de la cultura mundial. 

Nos engañan y nos engañamos, -hay que hacerse esta gran pregunta-, si leemos lo que leemos, y, en cambio, no conocemos, nos moriremos sin conocer las grandes obras maestras de la humanidad. Las cien grandes obras o autores de la literatura –ya que estamos hablando de literatura-, los manuales, mínimos, dos o tres manuales ortodoxos de cada saber o ciencia…-.  Ambos tipos de lectura, nos permitirían entender y comprender el mundo de otra manera o de otra forma… 

En una época de tanto gourmet exquisito en todos los aspectos de la vida-existencia, demasiados, en las lecturas-libros-documentos, olvidan las grandes obras del espíritu/conciencia humana… Tantas dietética para tener un cuerpo sano, y olvidamos, una mínima dietética para disponer de una conciencia sana… 

No conocer, si usted no conoce, las grandes historias de la Biblia, si no conoce, algo de todos esos géneros y modos de expresión, si no empieza a leer, la Biblia, aunque sea con una óptica literaria, -si es que no admite una dimensión religiosa y teológica-, si no bucea en la Biblia, como un/el gran libro de literatura, de la literatura universal, usted está dejando de entender una parte del mundo y de su mundo interior y exterior... 

Porque en los grandes personajes de Shakespeare, venga el caso, están los arquetipos de los que somos, en gran medida, pero en los grandes personajes de la Biblia están los arquetipos de lo que somos, a semejanza, que en los grandes mitos clásicos, está el arquetipo inconsciente de lo que somos/deseamos/pensamos/sentimos en ese mundo irracional/racional del que formamos parte, según los viejos ensayistas Freud, Adler, Jung… 

Si quiere entender y entenderse, el consciente y mucho del inconsciente de lo humano, humanidad, individuo y sociedad, si quiere entender mucho de lo que somos, no solo lo que decimos ser, sino lo que somos, usted, usted tiene que volver el corazón a la Biblia, aunque usted sea o crea ser: ateo o agnóstico o escéptico o hedonista o materialista o relativista o nihilista o liberal o conservador o socialista o comunista o anarquista o… 

http://twitter.com/jmmcaminero           © jmm caminero (25-27 julio 2022 cr).

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Domingo 14 de Agosto del 2022

PROGRAMA FERIA CEUTA 2022

Cartel

Publicidad

POLICIA LOCALVIGILANCIA ADUANERA