¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Contacto

Contactos:

"La Verdad de Ceuta" es un diario digital independiente, objetivo, plural y abierto para que el pueblo de Ceuta pueda expresar libremente lo que desee.

Fundado el 7 de Junio de  2.011

Dirección postal:

        FEDEMAR CEUTA, S.L.

Balcón de La Dorada, 33
Poblado Marinero
51001 Ceuta (España)

Teléfonos:

Telf: (+34) 956 511894

Horario: De 19,30 a 13,30 y de 16,30 a 20,30 horas

Información:

Identidad

LA VERDAD DE CEUTA es un diario digital español, sobre todo de ámbito local, que nace el día 07 de junio de 2.011.
Es un medio independiente, objetivo, plural y abierto. Que no pertenece a ningún grupo político o mediático y que se fundamenta en la pluralidad de ideas y opiniones, y en la apertura a la participación ciudadana.

Compromiso

LA VERDAD DE CEUTA cree firmemente en la libertad de expresión y en el derecho a la información como principios fundamentales de la democracia.

Contactos electrónicos:

direccion@laverdaddeceuta.com

Notas de prensa.

Las cartas al director deben estar firmadas con nombre, apellidos y D.N.I., disponer de una redacción y ortografía correctas.

local@laverdaddeceuta.com

Utilice esta dirección para remitirnos sus comentarios sobre la actualidad política y social en la ciudad, en su barriada, etc.

deportes@laverdaddeceuta.com

publicidad@laverdaddeceuta.com

Para temas relacionados con el Departamento de Publicidad (insertar anuncios, etc.) de este diario digital, envíenos sus datos y el personal encargado del mismo se pondrá en contacto usted a la mayor brevedad posible.

Sistema de envíos para cartas al director, notas de prensa, actualidad local, deportes, publicidad, etc.

Para las cartas al director es necesario anotar el D.N.I.
 
 
POLÍTICA DE COOKIES:
 

Esta página web, al igual que la mayoría de páginas web, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a direccion@laverdaddeceuta.com

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.

¿Por qué son importantes?

Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.

¿Cómo utilizamos las cookies?

Navegar por este portal supone que se puedan instalar los siguientes tipos de cookies:

Cookies de mejora del rendimiento

Este tipo de cookies conserva sus preferencias para ciertas herramientas o servicios para que no tenga que reconfigurarlos cada vez que visita nuestro portal y, en algunos casos, pueden ser aportadas por terceros. Algunos ejemplos son: volumen de los reproductores audiovisuales, preferencias de ordenación de artículos o velocidades de reproducción de vídeo compatibles. En el caso de comercio electrónico, permiten mantener información sobre su cesta de la compra.

Cookies de análisis estadístico

Son aquellas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la utilización que hacen los usuarios de nuestros servicios. Gracias a ello podemos estudiar la navegación por nuestra página web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que ofrecemos.

Cookies de geolocalización

Estas cookies son usadas por programas que intentan localizar geográficamente la situación del ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada, para de manera totalmente anónima ofrecerle contenidos y servicios más adecuados.

Cookies de registro

Cuando usted se registra en nuestro portal, se generan cookies que le identifican como usuario registrado e indican cuándo usted se ha identificado en el portal.
Estas cookies son utilizadas para identificar su cuenta de usuario y sus servicios asociados. Estas cookies se mantienen mientras usted no abandone la cuenta, cierre el navegador o apague el dispositivo.
Estas cookies pueden ser utilizadas en combinación con datos analíticos para identificar de manera individual sus preferencias en nuestro portal.

Cookies publicitarias

Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar eficazmente los espacios publicitarios de nuestro sitio web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Gracias a ella podemos conocer sus hábitos de navegación en internet y mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

Otras cookies de terceros

En algunas de nuestras páginas se pueden instalar cookies de terceros que permitan gestionar y mejorar los servicios que éstos ofrecen. Un ejemplo de este uso son los enlaces a las redes sociales que permiten compartir nuestros contenidos.

¿Cómo puedo configurar mis preferencias?

Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.
A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:

Google Chrome

Mozilla Firefox

Internet Explorer

Safari

Safari para IOS (iPhone, iPad)

Cookies Flash

Finalmente, puede usted dirigirse al portal Your Online Choices dónde además de encontrar información útil, podrá configurar, proveedor por proveedor, sus preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros.

Si desea contactar con nosotros respecto nuestra política de cookies, puede hacerlo en direccion@laverdaddeceuta.com

Opinión
Typography
0
0
0
s2smodern

El Libro de Job del Antiguo Testamento, se considera actualmente, construida su última redacción, entre el siglo VI y el III a. C. Entra dentro de la sabiduría sapiencial, que se extendió por Oriente, incluso antes de Grecia, en Mesopotamia, existe un libro de dos milenios a. C.

Ortega y Gasset, si mi memoria no me falla, decía que este libro era uno de los grandes libros de la humanidad, aunque en su tiempo se pensase que era anterior a la época del clasicismo griego.

- El género sapiencial, es un género muy antiguo, encontramos casos en el Antiguo Egipto se halla las Instrucciones de Ptahhotep, o Las Instrucciones de Kagemni o La Disputa de un hombre con su ba. Entre los mesopotámicos estarían Las Instrucciones de Shuruppak que se consideran del segundo milenio a. C. Entre los hebraicos estarían El Libro de Job, Proverbios, Eclesiastés, Sabiduría, Eclesiástico

Es lógico y racional que se desarrollasen antes de Grecia, lo que se denomina literatura sapiencial o aforística, en mayor grado puramente literaria y moral o protofilosófica, y, en otros casos, puramente religiosa o espiritual o metafísica religiosa, o ambos sentido combinados.

Decíamos que es lógico y racional, porque antes de Grecia, desde que surgió el Neolítico, hace diez o doce milenios a. C., entre muchos cambios que se produjeron, está el nacimiento sedentario de aldeas-pueblos-ciudades, incluso de ciudades Estado, y después imperios. Mantener el orden en tanta población, por ejemplo, Catal Huyuk, entre el ocho mil y el siete mil a. C., podría tener más de diez mil habitantes. Es o era, en su tiempo el Nueva York o el Pekín de hoy.

Para mantener esas ciudades en un orden mínimo, no solo se necesitaba un poder organizado, un poder religioso, un poder militar, sino también un poder legislativo, y desde luego, un poder ético o moral, es decir, diseñar unas normas éticas y morales, refrendadas por la religión del lugar, y también de alguna manera, por la razón o racionalidad humana, diríamos una protoética. Quizás, sin darnos cuenta, que hasta el esplendor de Grecia o los Antiguos Profetas del A. Testamento, o el culmen de Cartago, durante varios milenios antes, no solo surgieron ciudades y ciudades-Estado, sino también imperios. Para mantener esas unidades de organización, todos los saberes que ahora denominamos o creemos que existen, debieron existir, como protosaberes, es decir una protomatemáticas, una protopolemología, un protoderecho, una protoética, una protoreligión, una protoliteratura, etc.

En ese trecho de tiempo, diríamos desde el Primer Neolítico hasta Grecia para mantenerse las primeras aldeas-pueblos, las primeras ciudades-Estado, los primeros imperios, tanto en Oriente como en Medio Oriente, debió de existir unas normas morales. Por tanto El Libro de Job, de forma consciente o inconsciente es heredero de esa sabiduría que durante siglos y milenios, tuvo que ir extendiéndose por el mundo, igual que lo hacía los cambios neolíticos en la agricultura, en la ganadería, los asentamientos sedentarios, etc.

- Pero el personaje de Job y El Libro de Job, nos plantea enormes preguntas, que podríamos indicar que son eternas, que el ser humano se lleva cuestionando. Es diríamos uno de los libros más enigmáticos del mundo, porque se plantea utilizando un personaje, un ejemplo, un modelo, que podría tener una connotación real histórica o ser una leyenda o un mito, o un personaje literario, o la transfusión de un modelo simbólico tomado de una realidad por un escritor. Sea lo que sea nos plantea enormes cuestiones: sobre el bien y el mal, la retribución al bueno y al no-bueno, sobre la predestinación y la providencia de Dios, sobre los planes de Dios y los planes del hombre, sobre la esperanza y la desesperación, sobre el sentido del mundo, si existe Dios o no existe, si Dios interviene en la Historia humana.

Ahora en tiempos de pandemia, cuándo el ser humano, ya se creía un semidios, cuándo creía que todo esto estaba superado, le ha venido a su conciencia personal y social e histórica, un golpe, no solo biológico, sino psicológico, social, cultural, que no sabemos las consecuencias económicas y políticas que tendrá, pero también, las consecuencias antropológicas, psicológicas, morales, éticas, filosóficas, religiosas, espirituales. Porque durante siglos, la humanidad ha padecido epidemias y, de alguna manera estaba acostumbrada a ellas, pero desde la última de 1918, hemos estado casi un siglo sin una pandemia mundial. Las docenas o cientos que durante siglos y milenios se han padecido, ya nadie las recuerda, acaso, a lo sumo, la de 1348 o la peste negra, que esencialmente fue de 1347-1349, con consecuencias enormes para Europa y el mundo.

Para terminar entre los graves errores de la formación europea actual, es que no se lee y piensa la Biblia, como un libro literario o protofilosófico o protohistórico o protoético. Se leen cientos de obras, de segunda o quinta categoría, y se sea ateo o agnóstico o creyente en cualquier religión del mundo, la  Biblia debería ser leída y pensada, para entender, algo más y mejor el mundo, algo más y algo más profundo de nosotros mismos. Es una pena que se lea tanto, de quinta categoría, y las grandes obras literarias y filosóficas del mundo, de todas las culturas, no se lean, entre otras la Biblia.

En un modesto artículo de mil palabras no se puede sintetizar la enorme riqueza de contenidos del Libro de Job, solo puedo terminar haciéndole algunas de sus preguntas: ¿Si el mundo tiene un orden moral o no lo tiene? ¿Sobre el sentido de la vida, si es que tiene sentido? ¿Qué es Dios y su relación con lo humano? ¿Sobre la justicia de Dios? ¿Qué es el hombre y qué debe ser, y,  qué debe esperar de Dios, y qué de si mismo? ¿Tanto a nivel individual o colectivo, a nivel de una época o tiempo, o a nivel de la historia? ¿Las pruebas de Dios? ¿Los que se apropian a Dios en su nombre, para sus fines? ¿Los que justifican el mal por una o mil razones?  ¿El sentido del dolor y del sufrimiento? ¿Cómo consolar a una madre que ha perdido a su único hijo o una hija que se queda huérfana de padre y madre…?

Hay que recordar que según los historiadores, la peste negra, por citar una y la mayor que conocemos, murió en Europa, de media entre el veinte y el treinta por ciento de la población. Es decir, que de momento, el Covid no es nada, comparado a esas cifras. Pero no quiere decir, que una persona más fallecida, ya es demasiado.

Esperemos en el hombre, esperemos en la humanidad, esperemos en Dios, y como ha sucedido durante milenios, iremos superando los retos y tragedias que aparezcan…     

 http://filosliterarte.blogspot.com.es       © jmm caminero (09-14 mayo 2020 cr).

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Martes 02 de Junio del 2020
Sin título 2
facebook twitter

Publicidad

Coronaviruss 24 horas

Centro Global 2

casa sanchez

Medidas aislamiento domiciliario