Opinión
Typography
0
0
0
s2sdefault

Puig Rosado (Don Benito, 1931, París, 2016) ilustrador y pintor y humorista gráfico, publicista, animación, editor escolar, empezó estudios de Medicina, pero terminó como ilustrador… 

Vivió gran parte de su vida en Francia, pero se puede considerar por sus temáticas y sus estilos, un autor entre mitad francés y mitad español. Algo así, como una especie de Picasso, Picasso de la viñeta de humor. 

Como casi todos los humoristas gráficos se mueven entre el idealismo y la utopía y la realidad presente de cada día, por tanto, fue defensor de distintas causas, entre ellas, la naturaleza y la ecología, los hombres/mujeres y los derechos humanos, en contra de la guerra y a favor de la paz… Lo que nos muestra, la teoría e hipótesis de que el humor gráfico, pienso, que cualquier tipo de lenguaje o de arte o de saber, cumplen las mismas funciones, en distinto grado y cantidad y metodología. Por un lado, nos muestra trozos de la realidad presente, y, por otro, nos quiere llevar a metas más suaves y utópicas y humanas y racionales y razonables… Los muñecos, como dirían los latinoamericanos, es la excusa para esos fines. A veces, pienso que muchas viñetas son pura filosofía, hechas con una frase y cuatro trazos… 

Si alguien lee mis modestas palabras en varias docenas de artículos que he suscrito, especialmente, sobre el humor gráfico, estoy intentando, por un lado reivindicar este género o subgénero artístico y plástico y literario y filosófico y social, reivindicarlo como una materia o especialidad o saber, que puede tener muchos significados y muchas funciones y muchas finalidades. Y, especialmente, que la sociedad y la humanidad todavía necesitan al humor gráfico, que no es una cosa del pasado –ahora, se extiende por la red, no solo por los periódicos, Webs y redes sociales, en blogs personales de docenas o cientos de autores y autoras…-. 

Pero revalorizar un género artístico y literario y periodístico exige ponerse más allá de la frontera y de la trinchera y de la pancarta y de la barricada. Hay que mirar el fondo y la esencia y el pilar y la arquitectura que está enterrada… el humor gráfico, su desvaloración, en general, a nivel occidental, en estos últimos lustros. Incluso algunas revistas norteamericanas, culturales y sociales, han restringido la cantidad de la sección de humor y su temática. No contaré aquí el nombre, que fue un aldabonazo a nivel internacional, para este minimundo o micromundo de la viñeta… 

¿Cuál es una de las esencias del humor gráfico…? Pues la enorme reducción de espacio y tiempo. En un pequeño espacio de diez por diez centímetros, más o menos, y, en un tiempo que el lector, puede tardar treinta segundos, se le envía una flecha desde el autor/a pasando por el soporte físico o material, hasta la mente/conciencia del receptor. Esa manera tan profunda y tan rápida y tan exigente, es diríamos, una cualidad esencial. No todo el humor gráfico es genial, no todo te tiene que gustar o disgustar, pero puede presentarte un trozo de la realidad… que quizás, de otro modo, no sería/s consciente. El humor gráfico o humor dialogado o humor oral –según se muestre de una manera o de otra…-. Hoy, ese humor sintético es la píldora con/en la lucha del mundo actual. 

En una segunda razón y motivo. Al final, las plataformas televisivas y de películas, personalizadas, con multitud de ofertas, además de las redes sociales personales, a las que estás inscritos, además de los móviles y personas con las que tienes conexiones. Todo esto, y, la falta de tiempo, el exceso de información, la vida tienen límites de veinticuatro horas cada día. Y, mil cuestiones personales y afectivas y familiares y sociales y laborales y profesionales, llevan a la persona equis, que se especializa en recibir información de unos medios y de unas temáticas. Cada uno, de/en su afición y oficio o profesión o vocación personal. Nos hemos hecho mundos a nuestra medida. Si alguien está loco por la gastronomía o el deporte o los viajes, acabará recibiendo más del cincuenta por ciento de toda la información de esa temática… 

¿Qué hace el humor y el humor gráfico entre otras cosas…? Que en un tiempo y espacio reducido, te presenta otros problemas y otras cuestiones y otras percepciones y otras realidades y otras cuestiones y otras experiencias… Te abre la mente, te abre la conciencia personal, te abre la experiencia, te abre la realidad social y humana. Te abre a ti mismo… Porque te presenta otras realidades humanas, que forman parte de la vida, aunque quizás, no de la tuya, pero quizás, si de la de otros, sí quizás de la tuya dentro de una década… 

He escrito alguna vez, que los medios de comunicación, sean de un tipo o sean de otro, deberían volver a tener una sección del humor y del humor gráfico, del humor oral, del humor dialogado, del humor como monólogo –con pequeños audios o videos-, y del humor gráfico. Y, en esa sección, caber dos tipos de viñetas, en cuanto al humor gráfico, una, de autores/as actuales. Otra, de autores, que se han ido con la mayoría, en la terminología clásica, que han fallecido, y, que sus viñetas todavía, nos pueden decir algo y mucho –evidentemente, con el permiso de los herederos…-. 

No olvidemos que una viñeta de humor gráfico puede sintetizar un estado de la realidad, un estado de la conciencia, un estado del ser, un estado del estar. Puig Rosado, lo muestra y demuestra. Más sabríamos de nosotros mismos y de los otros, si volviésemos a leer a este autor, y, a otras decenas de ellos… 

http://twitter.com/jmmcaminero           © jmm caminero (08-18 enero 2023 cr).

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Sábado 04 de Febrero del 2023

Publicidad

POLICIA LOCALVIGILANCIA ADUANERA