Opinión
Typography
0
0
0
s2sdefault

Es una frase que, hasta donde yo sé, es de Umbral, y, como Umbral, sin ser consciente de ello, toda la vida he estado buscando el secreto del artículo para escribirlo.

Decía Umbral, que cuando era joven, se empapaba de prensa, para intentar comprender y entender cual era el secreto del artículo, diríamos la esencia, la personalidad, la característica, la finalidad. Diríamos, del artículo-columna periodística de opinión literaria y personal –no hablamos del artículo de tesis o de análisis, como dirían los anglosajones-, sino del artículo mediterráneo e hispánico –dicen que ni siquiera en América del Sur, se produce este articulismo, que es quizás un invento español, en sentido propio, quizás, porque nos gusta hablar de todo y de todos…-.

Siguiendo a Umbral, que indicó en algunas de las decenas de miles de páginas que escribió, entre literatura y articulismo, que en España quién tenía el secreto del artículo era en sus momentos Ruano y Pemán. Yo creo que se quedó corto también lo tenían Cunqueiro, también Plà, también otros y otras –no olvidemos a las mujeres-.

Pero este es el tema en que nos debatimos, usted como lector, yo, y, otros como yo, como lectores-consumidores de artículos, y, también como autores de columnas periodísticas de opinión. Cual es el secreto. Según, pienses que es este animal, como tiene las orejas, la boca, las patas y lo que consume, así harás un articulismo de un tipo o harás de otro.

Personalmente he aprendido y aprehendido de cientos de autores, durante décadas, de una forma inconsciente, del consumo, y, de una forma consciente, intentando averiguar artilugios y arquitectura de este género, para mí, mezcla de información, de literatura, de filosofía, de ensayo y de casi todas las caretas y máscaras del momento. Y, de todos he aprendido algo, y de todos he desaprendido algo. De ahí, que un tanto por ciento de mis artículos con mi firma, que al final, yo, solo pongo el uno por ciento de ideas y palabras, el resto es tomado de la tradición.

Por eso en titulares, cito a autores, por agradecimiento y homenaje, y, no por otros fines, por eso, en algunos artículos, bastante, cito a autores dentro, a veces, con columnas concretas, para invitar a leerlas, y para demostrar que no soy original, que ya alguien con nombre y fecha hizo una columna con el mismo tema o semejante..

Hoy falta que lo mismo que se ha hecho con Josep Plà que han puesto en virtual e Internet, los seis mil artículos que produjo, que al menos se han recuperado hasta ahora, 6.246 para ser exactos, 68 periódicos o cabeceras, cita 4.020 ciudades o lugares, y, 5.867 de personas y personajes cita. Hasta ahora, lo que se ha encontrado. Una búsqueda del Tiempo y Espacio Perdido, un Proust en catalán y castellano. Una catedral de palabras y de ideas y percepciones –observaciones-.

Pues esto mismo que se ha hecho con Plà rompo un escudo o lanza o espada a que se haga lo mismo, al menos con unos cien autores, si los herederos lo permiten y según la legalidad vigente. Sería un sano ejercicio de racionalidad y de prudencia y de aprender del pasado. Porque el periodismo nos enseña mucho del presente, porque los manuales universitarios de historia, son más ponderados y quizás más justos, pero en el periodismo se nos muestra el alma y la carne y los nervios de cientos de autores, que expresan su opinión…

Hagamos este trabajo, ni siquiera sabemos exactamente cuántos artículos han escrito las figuras egregias del articulismo y periodismo literario de nuestro terruño… Si cada departamento universitario de Filología o de Periodismo realice dos o tres cada cinco años, en unas décadas ya tendríamos unas decenas de Archivos de este tipo. De Pemán por ejemplo, de Umbral su Fundación dispone de algo parecido, de Campmany, de Cunqueiro, de Camba, de Alcántara que tiene una Fundación que es loable en todo el trabajo que está realizando.

De tantos que todavía respiran y escriben, porqué no los van haciendo ellos o ellas estos Archivos o Directorios virtuales de sus artículos. Porque no van facilitando ese trabajo a los herederos y a las generaciones futuras. Porqué ahora con Internet, porqué no se esfuerzan un poco, en los últimos años de respirar este aire que mira a la Luna y al Sol.

No citaré, pero busco un centenar de artículos de grandes firmas de este género, del siglo veinte, y apenas las encuentro, a lo sumo dos o tres o diez artículos. A lo sumo algunos libros de referencia y antologías de artículos –pero no puedo comprar todos los títulos…-.

Pemán decía que disponer de dos o tres ideas fundamentales y lo demás o las demás sobraban. No sé si es un consejo, para escribir un artículo o para una vida. Pero yo, modestamente, continúo buscando el secreto del artículo, y, eso que ya he firmado cuatro mil. Pero quizás el secreto del artículo periodístico es, como todo, algo semejante a la vida, y, desconocemos cual es el secreto de la vida. Quizás, ese sea el afán humano, uno de los esenciales, buscar el secreto de la vida. Cada uno la vive como puede y en donde puede.

El secreto del artículo es el corazón de cada persona, el corazón del escribiente y el corazón del lector/a, quizás también buscar el secreto del Ser Trascendente. Y, todo meterlo en ochocientas palabras. Y, mañana vendrá otro artículo… ¡Siempre con la paz de la tolerancia y el sosiego que tanto necesitamos…!

http://twitter.com/jmmcaminero           © jmm caminero (31 marzo-01 abril 2024 cr).

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio

Banner Lateral Redes

Ceuta, Miercoles 17 de Abril del 2024

Anuncio AACL

Publicidad