Opinión
Typography
0
0
0
s2smodern

El miedo, ¿cuántas veces no nos atrevimos a empezar ese nuevo proyecto que queríamos, ir de aventuras por el bosque con o sin amigos, hablar a la persona que amamos y cientos de situaciones más por simplemente miedo? A saber la de oportunidades, buenos momentos u ocasiones únicas que hemos perdido por simplemente el miedo que este nos causaba.

Entre otras diversas situaciones como esas, incluso publicar esto que estoy escribiendo me causa miedo por el “qué dirán”; pero el miedo, al igual que el amor, es algo que nos hace más humanos y acaba siendo agradable, nos hace fuertes y sabios. Al mismo tiempo, es algo indispensable para la supervivencia del ser humano, ¿realmente podríamos haber sobrevivido sin el miedo? El propio miedo a morir es el más primitivo que tenemos, la propia base de la supervivencia.

Pero no debemos preocuparnos ni relajarnos, el miedo existe y está ahí, al igual que todas sus consecuencias y finales posibles, donde puede acabar en un final feliz típico de cuentos o en aquel momento deshonroso el cual no esperarías que te pasara, y ni se te pasó por la mente. Pero debemos ser fuertes, ese compañero de viaje en este mundo sin freno siempre está, viviendo en nuestras mentes, solo enfrentándonos a él y siendo fuertes podremos dominarlo, o en el peor de nuestros casos, si no llegáramos a ser lo suficientemente fuertes, que sea el miedo quien nos domine. No podemos vivir sin miedo, eso no sería muy humano que digamos, pero tampoco debemos vivir con miedo, ya que eso nos quita nuestra vida plena y libre que tenemos de forma natural como seres humanos, debemos ser fuertes.

Aunque esta fuerza reside en mayor o menor medida en cada uno de nosotros, es como un deporte, solo nos haremos fuertes y mejores con la práctica y con el paso del tiempo. Enfrentémonos al miedo sin cobardías, lo peor que pudiese pasar ya nos lo habíamos imaginado en algún momento; el miedo, el perder o el estar acabado no es el final, queda mucho camino por delante del que se puede salir, es como el hombre que escala la montaña y esta se derrumba, al mismo tiempo que el hombre cae y desciende, no está muerto ni acabado, va a tener que subir y con más dificultad incluso, pero subirá, ¿cierto?

En ciertas situaciones, cuando escucho a los políticos decir que no debemos tener miedo al virus, pienso que se equivocan, el miedo está y existe pero no por eso es malo. El miedo ha traído grandes inventos y avances a la ciencia y a la tecnología, por ejemplo el miedo a volar, debido a que el avión fallase, hizo que se crearan los paracaídas; el miedo a los accidentes de coches hizo que se inventaran los cinturones de seguridad; o el propio miedo a perderse hizo que se crearan las telecomunicaciones y el GPS.

El miedo, ese gran compañero de viaje del ser humano, el cual nos ha salvado en bastantes situaciones pero que también nos ha perjudicado, aunque sobretodo hemos aprendido gracias a este, es un compañero para toda la vida. No debemos movernos por lo que nos diga el miedo, enfrentarse al miedo es bueno y es necesario, al enfrentarnos a él nos volvemos fuertes, pero sobretodo debemos procurar que el miedo no nos coma ni nos domine. Si dominamos nuestros miedos, dominamos nuestros sueños.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Lunes 25 de Enero del 2021

Publicidad

casa sanchez