¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Contacto

Contactos:

"La Verdad de Ceuta" es un diario digital independiente, objetivo, plural y abierto para que el pueblo de Ceuta pueda expresar libremente lo que desee.

Fundado el 7 de Junio de  2.011

Dirección postal:

        FEDEMAR CEUTA, S.L.

Balcón de La Dorada, 33
Poblado Marinero
51001 Ceuta (España)

Teléfonos:

Telf: (+34) 956 511894

Horario: De 19,30 a 13,30 y de 16,30 a 20,30 horas

Información:

Identidad

LA VERDAD DE CEUTA es un diario digital español, sobre todo de ámbito local, que nace el día 07 de junio de 2.011.
Es un medio independiente, objetivo, plural y abierto. Que no pertenece a ningún grupo político o mediático y que se fundamenta en la pluralidad de ideas y opiniones, y en la apertura a la participación ciudadana.

Compromiso

LA VERDAD DE CEUTA cree firmemente en la libertad de expresión y en el derecho a la información como principios fundamentales de la democracia.

Contactos electrónicos:

direccion@laverdaddeceuta.com

Notas de prensa.

Las cartas al director deben estar firmadas con nombre, apellidos y D.N.I., disponer de una redacción y ortografía correctas.

local@laverdaddeceuta.com

Utilice esta dirección para remitirnos sus comentarios sobre la actualidad política y social en la ciudad, en su barriada, etc.

deportes@laverdaddeceuta.com

publicidad@laverdaddeceuta.com

Para temas relacionados con el Departamento de Publicidad (insertar anuncios, etc.) de este diario digital, envíenos sus datos y el personal encargado del mismo se pondrá en contacto usted a la mayor brevedad posible.

Sistema de envíos para cartas al director, notas de prensa, actualidad local, deportes, publicidad, etc.

Para las cartas al director es necesario anotar el D.N.I.
 
 
POLÍTICA DE COOKIES:
 

Esta página web, al igual que la mayoría de páginas web, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a direccion@laverdaddeceuta.com

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.

¿Por qué son importantes?

Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.

¿Cómo utilizamos las cookies?

Navegar por este portal supone que se puedan instalar los siguientes tipos de cookies:

Cookies de mejora del rendimiento

Este tipo de cookies conserva sus preferencias para ciertas herramientas o servicios para que no tenga que reconfigurarlos cada vez que visita nuestro portal y, en algunos casos, pueden ser aportadas por terceros. Algunos ejemplos son: volumen de los reproductores audiovisuales, preferencias de ordenación de artículos o velocidades de reproducción de vídeo compatibles. En el caso de comercio electrónico, permiten mantener información sobre su cesta de la compra.

Cookies de análisis estadístico

Son aquellas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la utilización que hacen los usuarios de nuestros servicios. Gracias a ello podemos estudiar la navegación por nuestra página web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que ofrecemos.

Cookies de geolocalización

Estas cookies son usadas por programas que intentan localizar geográficamente la situación del ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada, para de manera totalmente anónima ofrecerle contenidos y servicios más adecuados.

Cookies de registro

Cuando usted se registra en nuestro portal, se generan cookies que le identifican como usuario registrado e indican cuándo usted se ha identificado en el portal.
Estas cookies son utilizadas para identificar su cuenta de usuario y sus servicios asociados. Estas cookies se mantienen mientras usted no abandone la cuenta, cierre el navegador o apague el dispositivo.
Estas cookies pueden ser utilizadas en combinación con datos analíticos para identificar de manera individual sus preferencias en nuestro portal.

Cookies publicitarias

Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar eficazmente los espacios publicitarios de nuestro sitio web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Gracias a ella podemos conocer sus hábitos de navegación en internet y mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

Otras cookies de terceros

En algunas de nuestras páginas se pueden instalar cookies de terceros que permitan gestionar y mejorar los servicios que éstos ofrecen. Un ejemplo de este uso son los enlaces a las redes sociales que permiten compartir nuestros contenidos.

¿Cómo puedo configurar mis preferencias?

Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.
A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:

Google Chrome

Mozilla Firefox

Internet Explorer

Safari

Safari para IOS (iPhone, iPad)

Cookies Flash

Finalmente, puede usted dirigirse al portal Your Online Choices dónde además de encontrar información útil, podrá configurar, proveedor por proveedor, sus preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros.

Si desea contactar con nosotros respecto nuestra política de cookies, puede hacerlo en direccion@laverdaddeceuta.com

quedateencasa

Opinión
Typography
0
0
0
s2smodern

A veces, pienso y siento, que estamos enviando generaciones de seres humanos a la batalla de la vida, a la guerra vida, sin el escudo y la espada y la lanza correspondiente y adecuada, y ésta, es simplemente una ética y una moralidad correcta y adecuada y lo más verdadera y bondadosa y racional y útil posible.

Creo que al negar la moralidad, que durante siglos ha imperado, sin negar por ello, una ética y moral que se va adaptando a los tiempos y a las verdades demostradas de cada tiempo, al negar esa moral y ética, probada teóricamente y en la práctica durante siglos, durante siglos haber ido midiendo y limando conceptos y prácticas, una moral que puede tener su origen, al menos en Atenas, y en Jerusalén, además heredera de los imperios antiguos, antes de Roma y Grecia.

Al negar esa moral, estamos negando una cantidad enorme de conocimientos teóricos y prácticos que durante siglos se ha ido acumulando. Negar los mandatos de Noé, o los mandados de Hammurabi, o los textos legales y morales del antiguo Egipto, que han ido pasando todos, diríamos, después, siglos después por el torno del pensamiento griego, y el pensamiento hebraico. Negar esos mandatos que han permanecido durante siglos, y en la rueda del tiempo, y de cientos de teorías, se han ido limando. Negar esto es un error humano. Porque incluso los derechos humanos herederos de esa tradición, no son seguidos por los humanos, generalmente, en la práctica diaria, o quieren que se los apliquen a ellos, pero ellos se los saltan cuándo conviene.

- Aunque los humanos, todos o absolutamente todos, o el noventa y nueve por ciento de la humanidad, en cada generación, aceptasen la regla de oro, en moralidad y ética, que “no hagas al otro, lo que no quieres que te hagan a ti”, en la misma situación y circunstancias, apostarían o matizarían algunos colectivos ideológicos.

Aunque, todo el mundo aceptase universalmente, esta regla o norma, todas las ideologías-filosofías-culturas-sociedades-religiones-metafísicas, después, habría que analizar, “los matices o excepciones”. Si todos los seres humanos estarían de acuerdo, en todas las excepciones-matizaciones-aplicaciones.

Y, en tercer, lugar, yo, yo puedo pensar que la “ebriedad es negativa y mala”, desde multitud de aspectos de la realidad, siempre pongo este ejemplo, porque es más fácil, pero otra cosa es que sea capaz de aplicar esa norma de “no caer en la ebriedad”.

No soy yo, el que va a ir en contra de la regla de oro, porque pienso que es un fundamento universal, y en todo lo que parece, es demostrable y demostrado de multitud de formas y maneras. Pero si, indicar, que los seres humanos, todos, lo que uno sucede, “caemos en un error, y otros, caen en otros”.

La mayoría de seres humano “creemos, en mayor o menor medida, creencias o datos o argumentos o enunciados de ciertas normas morales”, y después, por debilidad, pasiones, deseos, pulsiones, impulsos, intereses, fines o metas, subvertimos, nos engañamos a nosotros mismos, manipulamos lo que hacemos para que parezca que estamos realizando otra realidad, construimos otra forma de ser y de estar y de tener y de parecer… “para saltarnos esa regla que está tan clara o está menos clara”. A veces, incluso aplicando grandes principios éticos y morales.

Lo que nos lleva, a plantearnos, que los seres humanos, no digo que caigan en tantas docenas de libros de autoayuda como existen. Tampoco critico ninguno, siempre que se perciban son realizados sin otras intenciones de grupos y colectivos, algunos negativos. Lo que nos dirige a plantearnos, que el ser humano, “no se conoce a si mismo totalmente, o no se autocontrola a si mismo de forma correcta, según grados suficientes, en las cuestiones de verdad, bondad, racionalidad, prudencia, demostrabilidad…”.

- La vida ofrece multitud de experiencias y vivencias y datos y argumentos y razones y motivaciones y fines y situaciones y circunstancias, y cada ser humano, como si fuese un instrumento de una enorme orquesta, forma una sinfonía diferente y diversa. Cada uno con su canto aporta algo a esa sinfonía mundial. Quizás, otros lo denominen de mucho o de poco. Pero la realidad es que cada uno aporta algo. Cierto es, que algunas realidades se mueven en la esfera de la verdad y veracidad y verosimilitud, y otras no, unas en las esferas de la bondad-bien, y otras no, unas en las esferas de la racionalidad y la prudencia y otras no…

Sin prisas, sin pausas, cada uno según su situación, con prudencia y racionalidad y con grados suficientes de demostrabilidad, de los argumentos teóricos y los prácticos, los teóricos en cada cuestión y en sus vertientes morales y éticas, cada uno intente buscar mayor grado de verdad y bondad y…, de ese modo, sus errores teóricos se irán minimizando y sus errores morales prácticos también…

Existen dos grandes corrientes en el pensamiento mundial, desde hace siglos o milenios, más o menos claros y evidentes. En cuanto al correcto control de si mismo, o dicho de otro modo, de la ética y moralidad correcta. Por un lado, aquellos que dicen, que solo la racionalidad humana, su entendimiento y voluntad es suficiente para llevar y vivir una vida digna y honesta.

Y los que indican, que además, de lo anterior, se necesita, basarse en una moralidad teórica y práctica correcta en el Ser Supremo o Dios. O dicho de otro modo, el segundo grupo, indica, que los seres humanos, en multitud de acciones, actos, situaciones, circunstancias, no solo con sus fuerzas racionales y humanas, pueden llevar una vida moral correcta, es decir, un correcto autocontrol de si mismo, sino que necesita los principios racionales y prudentes de una revelación religiosa, y desde luego, dentro del cristianismo, de gracias y dones ofrecidos y otorgados por el Sumo Bien-Verdad-Bondad-Belleza o Dios.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio

quedateencasa web

Vídeo informativo sobre Coronavirus

Coronaviruss 24 horas

Ceuta, Miercoles 01 de Abril del 2020

Campaña #Quedateencasa

Sin título 2
facebook twitter

Publicidad

Medidas aislamiento domiciliario

casa sanchez

Centro Global 2