¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Contacto

Contactos:

"La Verdad de Ceuta" es un diario digital independiente, objetivo, plural y abierto para que el pueblo de Ceuta pueda expresar libremente lo que desee.

Fundado el 7 de Junio de  2.011

Dirección postal:

        FEDEMAR CEUTA, S.L.

Balcón de La Dorada, 33
Poblado Marinero
51001 Ceuta (España)

Teléfonos:

Telf: (+34) 956 511894

Horario: De 19,30 a 13,30 y de 16,30 a 20,30 horas

Información:

Identidad

LA VERDAD DE CEUTA es un diario digital español, sobre todo de ámbito local, que nace el día 07 de junio de 2.011.
Es un medio independiente, objetivo, plural y abierto. Que no pertenece a ningún grupo político o mediático y que se fundamenta en la pluralidad de ideas y opiniones, y en la apertura a la participación ciudadana.

Compromiso

LA VERDAD DE CEUTA cree firmemente en la libertad de expresión y en el derecho a la información como principios fundamentales de la democracia.

Contactos electrónicos:

direccion@laverdaddeceuta.com

Notas de prensa.

Las cartas al director deben estar firmadas con nombre, apellidos y D.N.I., disponer de una redacción y ortografía correctas.

local@laverdaddeceuta.com

Utilice esta dirección para remitirnos sus comentarios sobre la actualidad política y social en la ciudad, en su barriada, etc.

deportes@laverdaddeceuta.com

publicidad@laverdaddeceuta.com

Para temas relacionados con el Departamento de Publicidad (insertar anuncios, etc.) de este diario digital, envíenos sus datos y el personal encargado del mismo se pondrá en contacto usted a la mayor brevedad posible.

Sistema de envíos para cartas al director, notas de prensa, actualidad local, deportes, publicidad, etc.

Para las cartas al director es necesario anotar el D.N.I.
 
 
POLÍTICA DE COOKIES:
 

Esta página web, al igual que la mayoría de páginas web, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a direccion@laverdaddeceuta.com

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.

¿Por qué son importantes?

Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.

¿Cómo utilizamos las cookies?

Navegar por este portal supone que se puedan instalar los siguientes tipos de cookies:

Cookies de mejora del rendimiento

Este tipo de cookies conserva sus preferencias para ciertas herramientas o servicios para que no tenga que reconfigurarlos cada vez que visita nuestro portal y, en algunos casos, pueden ser aportadas por terceros. Algunos ejemplos son: volumen de los reproductores audiovisuales, preferencias de ordenación de artículos o velocidades de reproducción de vídeo compatibles. En el caso de comercio electrónico, permiten mantener información sobre su cesta de la compra.

Cookies de análisis estadístico

Son aquellas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la utilización que hacen los usuarios de nuestros servicios. Gracias a ello podemos estudiar la navegación por nuestra página web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que ofrecemos.

Cookies de geolocalización

Estas cookies son usadas por programas que intentan localizar geográficamente la situación del ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada, para de manera totalmente anónima ofrecerle contenidos y servicios más adecuados.

Cookies de registro

Cuando usted se registra en nuestro portal, se generan cookies que le identifican como usuario registrado e indican cuándo usted se ha identificado en el portal.
Estas cookies son utilizadas para identificar su cuenta de usuario y sus servicios asociados. Estas cookies se mantienen mientras usted no abandone la cuenta, cierre el navegador o apague el dispositivo.
Estas cookies pueden ser utilizadas en combinación con datos analíticos para identificar de manera individual sus preferencias en nuestro portal.

Cookies publicitarias

Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar eficazmente los espacios publicitarios de nuestro sitio web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Gracias a ella podemos conocer sus hábitos de navegación en internet y mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

Otras cookies de terceros

En algunas de nuestras páginas se pueden instalar cookies de terceros que permitan gestionar y mejorar los servicios que éstos ofrecen. Un ejemplo de este uso son los enlaces a las redes sociales que permiten compartir nuestros contenidos.

¿Cómo puedo configurar mis preferencias?

Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.
A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:

Google Chrome

Mozilla Firefox

Internet Explorer

Safari

Safari para IOS (iPhone, iPad)

Cookies Flash

Finalmente, puede usted dirigirse al portal Your Online Choices dónde además de encontrar información útil, podrá configurar, proveedor por proveedor, sus preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros.

Si desea contactar con nosotros respecto nuestra política de cookies, puede hacerlo en direccion@laverdaddeceuta.com

Opinión
Typography
0
0
0
s2smodern

¿Existe el Mal y el mal? ¿Existe el Bien y el bien? Esta es o debe ser una de las grandes preguntas, que de una manera o de otra, el homo, desde que es homo se habrá hecho, y habrá atravesado los milenios, incluso las diversas especies humanas.

¿El mal o los males son realidades que existen, o solo son entidades conceptuales culturales? ¿Existe un mal objetivo en sí, o existen realidades humanas o actos humanos que son malos en sí, y no dependen, de la sociedad-cultura-época-historia-ideología? ¿Existe el mal y el bien, el Mal y el Bien, o es una cosa convencional o contractualizada humana?

- Todo el mundo admite que determinados actos son buenos o son malos en sí o por sí.

Lo que sucede es que, puede ser que algunos tipos de actos, para un individuo son aceptables y otros, no; y para otro individuo, sean al revés.

Por lo cual, todo el mundo, no cree que todo es bueno, ni todo el mundo cree que todo es malo. Por consecuencia, todo el mundo cree que determinados actos son buenos y otros son malos. Lo que puede suceder, es que la ideología-filosofías-cultura-endoculturación-época, señale a unos como buenos, y a otros como malos, sea analizados o valorados diferentes por la entidad cultural dónde existe el individuo, por el mismo individuo y sus intereses, y por circunstancias concretas.

- Uno de los graves, problemas, no es solo distinguir el bien y del mal. Sin entrar en el problema de las circunstancias y matizaciones del bien y del mal, y también del estado de vida-existencia del individuo que se enfrenta a ese bien o ese mal. Sino que hay que aprender, no solo lo que lo más objetivamente posible, es bien o mal, y en segundo lugar, no solo saber lo que es bien y mal, sino “como obtener o conseguir el bien, y cómo alejarse del mal”. Aprender qué pasos hay que realizar, qué actitudes y aptitudes y actos para hacer el bien, y qué para alejarse del mal, del mal en general, del mal en concreto.

Si analizamos bien, vivimos en una sociedad-cultura, que está muy difuso-confundido el problema del bien y del mal en general. En segundo lugar, se ha caído en una enorme confusión o equivocación, en ciertos bienes y en ciertos males, admitiendo una enorme cantidad de posibilidades, según se dice dependiendo de la persona en su libertad-autonomía-voluntad-intereses, lo que lleva a un total materialismo-relativismo-hedonismo moral. Tercero, que la mayoría de seres humanos, no se les enseña o no aprenden, una ascética diríamos, un saber ascético mínimo y suficiente, en el aprendizaje escolar y familiar y social y ambiental, para caminar hacia el bien y los bienes concretos, y alejarse del mal y de los males concretos.

En cuarto lugar, que el individuo sepa que existe el bien o el mal, segundo, que conozca cual es el bien o el mal concreto, según las opciones; tercero, se le enseñe una ascética, interna y externa para caminar hacia el bien y alejarse del mal concreto; cuarto, que el individuo quiera y tenga suficiente voluntad y libertad y afectividad para empezar ese camino hacia el bien y alejarse del mal, rechazar el mal, acercarse al bien concreto y alejarse-rechazar el mal concreto.

- Nadie, en su sano juicio, puede negar, la inmensidad de la población humana, de ayer y de hoy, puede negar que el asesinato, la guerra, la mutilación, y otras docenas de realidades humanas o sociohumanas o morales individuales o colectivas, son malas en sí, y crean maldad a y en los seres humanos que las realizan, no solo en los sujetos que tienen que sufrirlas, sino quienes las padecen.

Es más determinados males, organizados y gestionados, sean por personas individuales, colectivos, sociedades o Estados, son males tan graves y tan grandes, que la mente humana, el corazón-alma-cuerpo humano es como si se enfrentase a un misterio-muro, que no puede entender y comprender, como el ser humano, la humanidad, en nombre de una ideología u otra, ha podido hacer tan cantidad de mal. No solo hay que mirar siglos o milenios anteriores, con solo nos asomemos al siglo veinte, u hoy, a algunos telediarios…

- Si analizamos ciertas actuaciones humanas, individuales y colectivas, pongamos por ejemplo del siglo veinte, piensen ustedes en las que quieran, nos damos cuenta que el mal existe. Igual que si analizamos algunas actuaciones, también debemos admitir que el bien existe. Y que no es lo mismo el bien que el mal. Por tanto, aquellos que defienden, que no existe el bien y el mal, que no existe diferencia del bien y del mal, y que todo ser humano tiene una capacidad absoluta y totalmente libre y según toda su voluntad, para indicar-decir, que unos actos son buenos en sí, y otros son malos en sí, o que no existe el bien, ni el mal sino que son convenciones.

Cualquier individuo, que diga esto o colectivo, sea de forma débil o fuerte, está en un error, y el siente que está en un error, porque no sería capaz de soportar el mal que otros individuos han tenido que aguantar, a los que ellos o ellas, dicen que no existe el bien o el mal.

Para terminar, durante estos dos siglos últimos, por acotar una fecha y tiempo, han existido algunas filosofías, que han caído y predicado el relativismo o el subjetivismo moral y ético. Es decir, o no existe el mal, o cada uno puede poner nombre a lo que es el bien o el mal. Cosa que si analizamos, por acotar un tiempo, desde los años 1930-1960, y miramos la historia y la Historia nos daremos cuenta, que han existido enormes cantidades de bien y de bienes, y enormes cantidades de mal y de males. Negar el bien que existe, negar el mal que existe, es caer en un enorme error conceptual, con consecuencias enormes, para el mismo individuo, para los que rodean a ese individuo, para colectivos y grupos y sociedades y culturas y Estados. También Estados…  

http://articulosperiodisticosjmm.blogspot.com.es    

© jmm caminero (14 febrero-11marzo 2019 cr).

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Sábado 20 de Julio del 2019
Sin título 2
facebook twitter

Publicidad

casa sanchez

Centro Global 2