Opinión
Typography
0
0
0
s2smodern

Podría titularlo Camba o Unamuno u Ortega u Ruano o Albiac o Cuartango o Umbral o Plà o Cavia o Larra y yo. Es decir, es mirarme en la historia del articulismo de ayer y de hoy.

Es decir, de cientos, pienso que de miles de columnistas en estas décadas he ido aprendiendo y aprehendiendo, pero no solo de ayer, sino de los que ahora empiezan, o, los que en estos momentos ya están en la carrera de ser considerados dentro de unos décadas como maestros para generaciones siguientes. Cierto es que también he aprendido de los hombres y mujeres que no escriben, porque he oído mucho, aunque parezca que no, y casi de todas las disciplinas del saber, de filosofía, de humanidades, de historia, de Arte, de Estética, de y de..., en forma de hojas sueltas, de libros, documentales, de periódicos, de Internet, de pinturas y de todo... ¡Quizás, los escritores seamos solo observadores, es decir, esponjas...!

Toda la vida quise redactar artículos y verlos en letras negras en papel, papel no demasiado bueno como es el de los periódicos, antes peor que el de ahora, pero nunca fue posible, nunca tuve ningún mentor, mentor se dice ahora, ni individuo, ni colectivo, ni ideológico. Ahora con Internet, ya me han dejado entrar en ese círculo. Por tanto, con más de dos mil artículos publicados. Quizás, docenas de miles, escritos en otros formatos-géneros, como párrafos sueltos en la mitad de escritos de otros temas, pero sin entradilla, sin título y sin final de artículo, sino como un fragmento más de prosa. Pero bueno, en dos mil quinientas columnas publicadas en diarios digitales. Pienso que algo debo indicar sobre este oficio, aunque a este escribiente, no se le remunere ni en pesetas-dólares-euros. Ni un céntimo de valor..

Todos esos son mis maestros y maestras en el articulismo. Cierto, que no quiere decir, que esté de acuerdo con ellos o ellas, en todo, ni en todos sus conceptos, ni en su forma de existir en el mundo, el ethos llaman ahora, la personalidad moral, ni en sus ideologías, igual que ellos no estarán de acuerdo con mi escribir, ni con la sombra que puedo proyectar.

Soy un granito más en esta cosecha del articulismo, para mí, no solo comentar informaciones del hoy, sino algo que es también literatura y filosofía, no sé, dónde termina la noticia del presente, ni la literatura, ni la filosofía, y en menor cantidad, pues otros elementos de ciencias sociales, de artes y arte plástico, de teologías-metafísicas-religiones-espiritualidades, de cultura-culturas...

No sé, no soy, más que usted. Solo expreso opiniones e ideas, en mayor o menor medida con datos o argumentos. No sé, si alguna vez, serán considerados como dignos de que permanezcan en la memoria colectiva. Pero, diríamos mi existir, estoy ya en la tercera trayectoria del existir humano, la tercera edad indican. No engaño-miento a nadie, tampoco a mí, me gustaría que mis últimos años de existir, pudiese continuar observando y pensando y redactando textos e imágenes, me gustaría que un diario, de tirada nacional, de los clásicos, quisiese o quisiera hacer público en sus entrañas mis palabras, de forma diaria o varios a la semana. No deseo influir, porque no quiero a nadie llevar a que beba la bebida ideológica o conceptos propios, solo deseo que se detengan y piensen y repiensen. Ese es diríamos, mi profunda vocación, si es que tengo alguna, si es que alguien me admite alguna.

Intento que alguien que se acerque al espejo de mis palabras, no hacerle perder su tiempo, es decir, siento que no tengo derecho en erradicarle-robarle-quitarle-cercenarle cinco minutos de su tiempo-vida-existencia, en leer mis frases, y que después, no le lleve a pensar en algo, en decirse a si mismo, quizás esta cuestión tenga que meditarla-repensarla de otro modo o manera. No soy el clérigo secular o religioso que sabe lo que hay que decir y hacer y creer. No es esa mi situación, no soy especialista-experto en ninguna materia, aunque sé de algunas lo suficiente. Por tanto, mi papel, es ser yo y mis palabras e imágenes y conceptos como un enorme espejo, que alguien, cuando vaya en el autobús o metro o esté a punto de dormir por la noche, esperando en la consulta médica, sentado en un banco con pájaros en las ramas verdes, le llegue el aire-viento-huracán de algunos conceptos que le puedan hacer mejor persona, algo más sabio y algo más bueno moral y espiritualmente...

No soy ingenuo, sé que todos los que me han precedido, si merezco estar en la misma fila-grupo-círculo que ellos, en este laberinto del artículo, tienen muchas sombras, casi todos en su vida personal. Yo, yo no soy perfecto, pero si pienso que el saber debe ir unido, en simetría con una moralidad correcta. Todos tienen sombras grandes, en algunos temas, yo, posiblemente también, quizás, yo más pequeña porque no soy un personaje conocido, no tengo influencia, no tengo ningún tipo de poder social, salvo el de una hormiga en el conglomerado social. Soy un pájaro anónimo en la sociedad de los que vuelan con alas semirotas...

Pero de todo y de todos he aprendido y aprehendido, y de todo y de todos deseo seguir su estela. No sé, si alguna vez, alguien se diga a sí mismo, mis artículos, al menos las columnas que hice con palabras y conceptos y argumentos, merecen estar, con los grandes de mi terruño-nación-región. No sueño estar entre los grandes del mundo, pero si entre ellos, uno más. Porque pienso que un artículo es y puede ser una obra de arte, una obra de literatura, una obra de filosofía. Solo depende de la circunstancia del pensante-escribiente. Aunque no lo crea, estoy hablando de ustedes, no de mí, cambie la palabra de autor-artículo y, sitúe su oficio o su realidad, y ya, ya se dará cuenta que estoy narrando algo de su ser. Porque pienso que mi sombra-lucecita, no le interesa a usted nada, es algo privado. Yo me siento escritor-pensador articulista. No sé dónde empieza una cosa y termina otra. Paz y bien.

https://museovirtualcuadernosdelamancha.wordpress.com © jmm caminero (26 sept 2021 cr).

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Domingo 17 de Octubre del 2021

Publicidad

cartel vacúnate