Mi Rincón
Typography
0
0
0
s2smodern

El sindicato ANPE ha dado a conocer que el informe del servicio del defensor del profesor muestra un ligero aumento en el número de casos de acoso y violencia, destacando que 40.445 docentes han sido atendidos desde la creación del servicio.

Parece realmente increíble que después de tantos años se siga con charlas para evitar el sufrimiento de los docentes. Las numerosas pijotadas que se han querido incluir en el sistema educativo, la cantidad de derechos atribuidos a los alumnos y la falta de deberes o de sanciones contundentes ante cualquier quebrantamiento de estos deberes han llevado a esta situación.

Antiguamente, cualquier falta de respeto a un maestro, además del correspondiente castigo del profesor en cuestión, este venía acompañado por dos buenas bofetadas bien dadas por el progenitor del acosador o el violento, y allí paz y después gloria, sin embargo, todas esas tonterías de los conflictos psicológicos que puede ocasionar estos castigos en los niños ha derivado una falta de civismo y de respeto tremendo que no se puede consentir.

Antiguamente el docente, el maestro, el profesor, era una autoridad y hoy en día gracias a todos estos cambios se ha convertido en una especie de marioneta al que nadie respeta y que parece que está ahí para que todo el mundo lo vapulee.

Esto no se puede consentir, el método antiguo no fallaba, seguro que alguna vez en la vida cualquiera de nuestros lectores ha recibido una buena galleta por alguna pasada de frenada, y seguro que esto no les ha causado ningún trauma. Ya está bien de tantos cambios que lo único que han conseguido es dejar en una tremenda indefensión a los docentes. Quizás la bofetada no sea el método más recomendado, pero sin duda alguna sí el más efectivo, y lo que no es nada efectivo es dejar atados de pies y manos a nuestros maestros. Eso sí que no.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Sábado 22 de Enero del 2022

Publicidad

POLICIA LOCALVIGILANCIA ADUANERA