Mi Rincón
Typography
0
0
0
s2smodern

Las sesiones plenarias, ya en tiempos de Aróstegui, se convirtieron en perpetuos circos donde lejos de debatir las propuestas presentadas por los partidos se entraba en debates estériles y fuera de contexto que nada tienen que ver con las propuestas. Con la marcha del diputado de Caballas, a quien le gustaba enrarecer los plenos, todo parecía apuntar a que los plenos serían más dinámicos y se ceñirían a las cuestiones propuestas, pero nada más lejos de la realidad.

Sesión tras sesión, debido a las divagaciones de los diputados y las discusiones de colegiales, nunca se llega a debatir todas las propuestas presentadas, quedando propuestas en el tintero que posteriormente se incluyen en la siguiente sesión plenaria, lo que provoca que mes a mes se vayan acumulando propuestas.

Pero el problema ya no es que no se aborden estas propuestas, ya que muchas de ellas no buscan el interés general, sino que estas sesiones se han convertido en unos circos que son una tomadura de pelo y una falta de respeto a las numerosas personas que tienen que trabajar, ya no sólo los medios de comunicación que deciden cubrir estas sesiones, sino por el resto de personas que tienen que prestar sus servicios en torno a la celebración de las sesiones plenarias, y que tienen que asistir a estos bochornosos espectáculos que suelen producirse en estas sesiones.

El presidente debería comenzar a aplicar el reglamento para que estas situaciones dejen de producirse ya que la imagen que se proyecta al ciudadano es muy vergonzosa.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Domingo 24 de Octubre del 2021

Publicidad