Los contaminantes orgánicos amenazan los ecosistemas acuáticos de las áreas de alto valor ecológico
Medio Ambiente
Typography
0
0
0
s2sdefault

Un estudio realizado por SEO/BirdLife en colaboración con el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA-CSIC) y el Instituto de Investigación de Recursos Cinegéticos (IREC-CSIC, UCLM, JCCM), ambos pertenecientes al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha detectado la presencia de 59 microcontaminantes orgánicos de diversas familias químicas en el agua de 140 Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA) de toda España.

El insecticida clorpirifós y el fármaco venlafaxina son los más preocupantes por sus efectos neurotóxicos, persistentes y bioacumulativos en la fauna acuática de las IBA. Los ecosistemas acuáticos de las IBA La Campiña de Carmona (Sevilla), los Saladares de Guadalentín (Murcia) y las Hoces del Turia y los Serrano (Valencia) son las que sufren mayor impacto de esta contaminación. Los resultados muestran que la actividad agrícola y las zonas densamente urbanizadas son las mayores fuentes de contaminación.

“Estudiar el problema de la contaminación difusa es fundamental, por eso desde SEO/BirdLife impulsamos este trabajo. Contar con una muestra representativa del impacto que supone la basuraleza permite saber la dimensión del problema. Los datos confirman que estamos ante un problema ambiental y de salud pública generalizado y, por tanto, de primer orden que requiere de soluciones sobre el terreno, de seguimiento para comprobar cómo evoluciona y de mucha más investigación”, apunta la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz.

El estudio forma parte del Proyecto Libera desarrollado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes para analizar la presencia de contaminantes por basuraleza en Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA). De las 469 IBA identificadas en España, se seleccionaron 140 áreas representativas de distintos hábitats donde tomar muestras de agua, suelo, sedimento y heces de zorro, para analizar la presencia de sustancias contaminantes provocadas por el abandono de residuos y evaluar su impacto en el medio natural.

En este nuevo estudio se observó que en el 84% de las muestras había presencia de fármacos como la venlafaxina, la carbamazepina o el tramadol. También se detectó cafeína y nicotina en el 76% de las muestras analizadas, además de pesticidas, ésteres organofosforados, compuestos perfluorados (componentes del Gore-Tex®, teflón, o de las espumas contra incendios, y utilizados en la industria agroalimentaria y en productos de construcción y domésticos) y benzofenona (usada en cosmética y como aditivo en la industria del plástico).

“Este es el primer estudio que cuantifica la contaminación del agua en las IBA, que recogen una gran diversidad de ecosistemas de España, y señala que los microcontaminantes orgánicos son una amenaza para los ecosistemas de agua dulce, esenciales para la conservación de la biodiversidad”, explica Octavio Infante, autor del estudio y responsable del Programa de Conservación de Espacios de SEO/BirdLife.

“De los 59 contaminantes que hemos hallado, 15 están presentes en niveles de alto riesgo para los ecosistemas acuáticos de las IBA. Las sustancias más preocupantes que hemos detectado son el insecticida clorpirifós por su efecto neurotóxico, el antidepresivo venlafaxina por ser un fármaco bioactivo y ampliamente distribuido en aguas y el compuesto perfluorado PFOS con elevada capacidad de bioacumulación”, declara Maria Dulsat-Masvidal, investigadora predoctoral del IDAEA-CSIC y primera autora del estudio.

El trabajo indica que los contaminantes proceden mayoritariamente de la actividad agrícola y humana, aunque también de los efluentes de las plantas de tratamiento de aguas.

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Viernes 01 de Marzo del 2024

Anuncio AACL

Publicidad

ECOS