La Cátedra
Typography
0
0
0
s2smodern

Mentiroso compulsivo, fascista, racista, islamófobo, dictador o macarra fueron algunas de las lindezas que ayer adornaron el pleno de la Asamblea de nuestra ciudad donde se debatía el proyecto de Presupuestos de la Ciudad para este año.

Los insultos se han convertido en una moneda de uso corriente en las sesiones plenarias sin que, absolutamente nadie, ponga freno a esta situación que es más vista en un patio de colegio que en el interior de un Ayuntamiento.

Poco o ningún favor le hace a la ciudadanía este tipo de comportamientos porque evidencian que más que el bien general parece que importan más las diferencias personales, traducidas en insultos.

Si éste es el camino que se va a seguir en las futuras sesiones plenarias parece que vamos a poder rellenar un diccionario entero de insultos. En el camino estamos.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Viernes 04 de Diciembre del 2020

Recomendaciones COVID v01

Publicidad

Popup Venta Oficina 2020