La Autopista Nacional
Typography
0
0
0
s2sdefault

El reciente archivo de la denuncia presentada por el partido socialista en relación con el muñeco que simulaba ser Pedro Sánchez apaleado ha desatado un nuevo capítulo en el siempre candente debate sobre la libertad de expresión y los límites legales que la rodean.

La jueza Concepción Jerez, encargada del caso, ha generado opiniones divididas con sus argumentos que, para algunos, han sido acertados, mientras que para otros han sido motivo de controversia.

La jueza Jerez ha fundamentado su decisión en aspectos legales que subrayan la importancia de la libertad de expresión en una sociedad democrática. Argumenta que la representación simbólica, por medio de un muñeco, aunque pueda ser ofensiva para algunos, entra dentro de los márgenes de la libertad de expresión protegida por la ley. Este enfoque, respaldado por precedentes legales, busca equilibrar el derecho a la crítica política con la necesidad de preservar el derecho fundamental a expresar opiniones, incluso aquellas que puedan ser controvertidas.

Esta decisión parece que no ha sentado bien a los socialistas, aunque esto no es nuevo. El PSOE suele poner el grito en el cielo siempre que se le lleva la contraria, aunque existan argumentos para ello, y solo sabe patalear y denunciar, pero luego cuando el caso es al revés, pues calla, mira para otro lado o incluso critica al afectado por denunciar.

Es de ser muy hipócritas que se pongan en pie de guerra por este hecho y luego callen y miren hacia otro lado cuando apalean muñecos con la cara del rey o queman la bandera de España.

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio

Banner Lateral Redes

Ceuta, Miercoles 17 de Abril del 2024

Anuncio AACL

Publicidad