Mi Rincón
Typography
0
0
0
s2sdefault

El pasado jueves, durante la visita del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, a Marruecos, para reunirse con el rey del país vecino, Mohamed VI, los españoles observábamos con perplejidad cómo nuestra bandera estaba colocada del revés en la sala donde fue recibido el presidente.

Esta situación no ha dejado indiferente a muchos, y ha creado cierto revuelo así como también las críticas de muchos, ya que dentro de la simbología, colocar una bandera boca abajo podría significar rendición.

Siempre se ha dicho piensa mal y acertarás, y máxime cuando hay algún marroquí detrás, y mucho nos tememos que lejos de ser un error por parte del machaca encargado de colocar la bandera, fue un gesto más que meditado por parte de las autoridades marroquíes, en el que ninguno de los representantes españoles repararon, bien por que no se fijan en nuestros símbolos, o porque son tan indolentes que no les molestan estas cuestiones.

Fuera lo que fuese, en este momento de mutuo respeto y de buena sintonía, quizás el señor Sánchez debería pedir explicaciones a Marruecos y si fue un error que este emitiera un comunicado oficial disculpándose por tal motivo, ya que buenos son ellos cuando se les toca algo suyo.

Dice muy poco de nuestro gobierno que esta circunstancia haya quedado en una mera anécdota, ya que se trata de nuestra bandera, de nuestra seña de identidad, y nadie, por mucho error que eso fuera, debería consentirlo, y debería pedirse cierta aclaración al respecto.

Pero claro, es mejor dejarlo ahí y no volver a molestar al país vecino.

Veremos a ver cómo evoluciona esta nueva etapa con Marruecos, porque mucho nos tememos que vamos a seguir siendo ninguneados por el tirano de Mohamed VI.

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio