SEO/BirdLife alerta de la enorme vulnerabilidad de España ante los impactos del cambio climático
Medio Ambiente
Typography
0
0
0
s2sdefault

El próximo lunes, 28 de febrero, el IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio Climático) publicará un nuevo informe que supondrá una actualización del estado de conocimiento sobre las consecuencias del calentamiento global para los ecosistemas y la biodiversidad, la alimentación, la economía, el comercio y el bienestar humano. El IPCC resaltará, a su vez, los riesgos que suponen las consecuencias del cambio climático en términos de desplazamiento masivo de personas como consecuencia de otros retos y riesgos importantes, como la desertificación, el hambre, la injusticia social y el no respetar los derechos humanos básicos.

Con la información de que se dispone, el informe también confirmará que desde hace tiempo, el cambio climático ya está acabando con la vida de muchas personas en el mundo, destruyendo la naturaleza (con miles de especies en riesgo grave de extinción ya) y provocando daños materiales y económicos. Estos daños se irán acelerando a medida que aumentan las temperaturas, provocando a las personas, las economías y al medio ambiente unos costes inauditos que empeorarán como nunca antes se había visto.

SEO/BirdLife señala que el informe que publica el IPCC el próximo lunes no profundizará tanto en las causas, características y posibles escenarios del cambio climático (abordados en el informe del IPCC publicado el pasado agosto) ni tampoco en la necesidad urgente de reducir las emisiones y las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero (que se tratarán en más profundidad en otro informe del IPCC esperado a principios de abril).

La adaptación al cambio climático es más urgente que nunca y el IPCC identificará las distintas opciones para diferentes sectores, poblaciones y regiones del mundo. También resaltará que reducir las emisiones de forma dramática en esta década y la siguiente es una prioridad imperiosa para evitar aumentar los impactos.

La adaptación al cambio climático es esencial, pero no puede ser una alternativa a la reducción de emisiones: si el calentamiento continúa, será imposible adaptarse a los cambios que el mundo va a experimentar de manera creciente, y algunos impactos irreversibles son ya inevitables, como la desaparición del territorio terrestre de pequeños países isleños enteros.

El IPCC también dejará claro una vez más que los costes de la inacción superan con creces los de la mitigación y la adaptación, y que las opciones de adaptación, aun siendo a veces complejas y difíciles, se deben y se pueden abordar con urgencia con la combinación correcta de conocimiento, gobernanza y participación social.

En medio de una sequía que ya parece que requerirá la introducción de restricciones al regadío, SEO/BirdLife insiste una vez más en la enorme vulnerabilidad de España ante los impactos del cambio climático, que el IPCC confirmará en sus proyecciones sobre la región mediterránea y el Sur de Europa.

Para la ONG, el triángulo agricultura-agua-biodiversidad es un indicador clave del grado de preparación de España en cuanto a la adaptación a los impactos del cambio climático, y en la reducción de la vulnerabilidad de nuestro país. “Por desgracia, una tradición de planificación hidráulica centrada en aumentar la oferta del agua para el uso agrario, sin reducir la demanda a límites asumibles para el medio natural, es desde hace tiempo una amenaza grave para la biodiversidad, como ya se ve claramente en humedales emblemáticos como Doñana, el Mar Menor y las Tablas de Daimiel”, apunta David Howell, responsable de Energía y Clima de SEO/BirdLife.

Una acción conjunta de las instituciones estatal y autonómicas responsables, basada en el conocimiento científico y un continuo diálogo social, es vital para hacer frente a este reto, que será cada vez más difícil de abordar en los próximos años en un escenario de impactos crecientes del cambio climático.

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio