Gobierno y agentes sociales aparcan hasta septiembre la reforma laboral
Laboral
Typography
0
0
0
s2smodern

El Ministerio de Trabajo, patronal y sindicatos han cerrado este miércoles sin avances la reunión de la mesa que aborda la reforma laboral y que ya volverá a citarse en septiembre con el objetivo, al menos del Gobierno, de lograr cerrar un acuerdo antes de final de año.

Las organizaciones empresariales, explican fuentes del diálogo social, han aportado una serie de consideraciones técnicas sobre el documento, mientras que las sindicales han adelantado que presentarán una propuesta conjunta el próximo mes de septiembre, según cuenta hoy la agencia estatal EFE.

Fuentes del Ministerio de Trabajo han señalado que agradecen las consideraciones y aportaciones de los agentes sociales y han apuntado que la mesa "continúa sus trabajos y se informará de la próxima convocatoria de reunión" que ya será en septiembre.

"La mesa ha permanecido inmóvil en esta reunión. Salvo alguna cuestión técnica sobre contratos formativos y el mecanismo de sostenibilidad del empleo no se ha avanzado", han señalado desde UGT mientras que desde CCOO se han limitado a señalar que la próxima cita será ya en septiembre.

UGT también ha pedido al Gobierno que avance en los compromisos adquiridos y han confiado en que la patronal se sume al objetivo de "mejorar" el mercado de trabajo.

No obstante, UGT ha incidido en que la CEOE "no se puede convertir en un tapón".

Fuentes de la CEOE se han limitado a señalar a Efe que en la reunión de este miércoles se ha "debatido" sobre el último documento y se han emplazado ya a septiembre.

Esta mañana, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha reconocido en declaraciones a La Sexta que la negociación "va a ser difícil", que las posturas "están alejadas" pero que los agentes sociales están "comprometidos".

Calviño se ha mostrado así confiada en poder llegar a un acuerdo antes de final de año para contar con un marco que ayude a crear empleo de calidad y a trazar una senda de recuperación sostenible.

En las últimas reuniones, la patronal ha dejado claro su rechazo a una propuesta de Trabajo que plantea eliminar el contrato por obra o servicio y limitar el uso del contrato temporal, en aras de reducir la excesiva rotación y temporalidad del mercado de trabajo español.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ya ha explicado en varias ocasiones que esta reforma fijará como tipo de contrato ordinario el indefinido e impulsará el fijo discontinuo para circunstancias que ahora se cubren con contratos temporales.

La propuesta de Trabajo restringe la subcontratación y devuelve la prioridad al convenido sectorial en lo referente al salario base, los complementos salariales, la duración de la jornada y la retribución y duración del tiempo de descanso compensatorio por hora extraordinaria, según informa la agencia EFE.

Respecto a la ultraactividad (duración de un convenio colectivo tras terminar el tiempo de su vigencia), limitada a un año en la reforma laboral de 2012, el texto que negocian Gobierno y agentes sociales recupera su duración indeterminada.

También desarrolla el diseño del nuevo mecanismo de sostenibilidad del empleo que sustituirá el esquema de protección puesto en marcha durante la pandemia a través de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Las posturas de Gobierno, patronal y sindicatos están muy alejadas en algunos de estos puntos, aunque la voluntad de negociación se mantiene por todas las partes en aras de lograr cerrar con acuerdo una de las reformas claves comprometidas con Bruselas y que debería estar en vigor el 1 de enero de 2022.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio