La frontera del Tarajal vuelve a amanecer tranquila al no registrar ninguna entrada
Frontera
Typography
0
0
0
s2sdefault

La frontera del Tarajal así como el espigón fronterizo no han registrado esta noche ni a primeras horas de la mañana de este viernes intentos de entrada, de modo que no se cumplen ya dos días sin actividad en la zona.

Según han informado a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno y ha comprobado Efe sobre el terreno, la tranquilidad es la nota característica tanto en la frontera como en el entorno, ante la ausencia de personas inmigrantes que busquen entrar a nado o bien a través del vallado.

Desde primeras horas de esta mañana un grupo de ocho marroquíes, entre ellos una mujer y su hijo, se encuentran en la cola que conduce a la aduana fronteriza para regresar a su país, después de haber pasado los últimos días deambulando por Ceuta.

Los Gobiernos de España y Marruecos alcanzaron el acuerdo de permitir el regreso de estos grupos de personas con un máximo de 40 cada dos horas, comenzando este proceso a partir de las diez de la mañana.

Estos marroquíes han explicado a Efe sólo quieren volver a Marruecos puesto que han comprobado que en Ceuta carecen no sólo de cualquier tipo de medios para subsistir sino, lo más importante, un techo para dormir.

En este sentido, la policía está llevando desde ayer a estas personas hasta la frontera para ser entregados a las autoridades del vecino país.

"Noche muy tranquila, sin entradas ni intentos", así resume la Delegación del Gobierno la situación actual que se ha vivido en el entorno fronterizo después de las avalanchas registradas a comienzos de esta semana, que llegaron a sumar a 8.000 inmigrantes cruzando la frontera, de los cuales unos 6.000 han regresado a Marruecos, según datos del Ministerio del Interior.

No obstante, una de las situaciones que se están viviendo ahora en la frontera es la posibilidad de que muchos marroquíes que se quedaron atrapados en la ciudad por el cierre fronterizo decretado desde marzo de 2020 a causa de la covid estén aprovechando esta circunstancia para retornar a su país ante la incertidumbre de la apertura de la frontera.

El goteo de inmigrantes que llegan a la aduana es constante mientras que a pie de espigón fronterizo un grupo de militares está apostado en la playa para vigilar el lado marroquí.

A simple vista no se observa ningún movimiento en el lado de Marruecos, como ha comprobado Efe, sobre todo a raíz de que la Gendarmería marroquí interviniera desde el miércoles en las inmediaciones de la aduana.

La frontera de Ceuta registra hoy, por segundo día consecutivo, una normalidad absoluta después de haber pasado por la mayor presión migratoria de la historia.

En la ciudad autónoma la atención sigue puesta en la atención a los más de ochocientos menores no acompañados que permanecen acogidos en diferentes puntos de Ceuta.

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio