Vox deja claro que jamás ha hecho declaración pública en contra de la Comunidad Hindú de Ceuta
Política
Typography
0
0
0
s2smodern

En relación con el comunicado realizado por la Comunidad Hindú de Ceuta, en el que manifiesta su posición oficial con respecto a un vídeo-audio atribuido en redes y algunos medios de comunicación a Juan Sergio Redondo Pacheco, presidente de VOX Ceuta y jefe de su Grupo Parlamentario en la Asamblea de Ceuta, desde VOX Ceuta han puntualizado que Juan Sergio Redondo Pacheco jamás ha hecho declaración pública en contra de la Comunidad Hindú de Ceuta y, en caso de que hubiera sido así, no habría dudado en pedir disculpas públicas a todas aquellas personas que hubieran podido sentirse ofendidas o agraviadas por tales declaraciones.

Además, en su condición de representante público, Juan Sergio Redondo Pacheco siempre ha dado muestra de un profundo respeto y consideración por la Comunidad Hindú, así como por todas las presentes en Ceuta. Muestras de ello se pueden encontrar en la hemeroteca con las que contrastar como, en infinidad de ocasiones, el presidente de VOX Ceuta ha hecho públicas declaraciones donde con su propia rúbrica y participación ha defendido y ha apostado públicamente por la convivencia y la concordia entre todos los ceutíes.

Juan Sergio Redondo, al margen de lo que se pudiera preceptuar en sus propias creencias religiosas, y en su calidad de representante público de todos los ceutíes votantes de VOX, ha acudido a presentar de forma pública el mayor respeto por las deidades hindúes en su propio templo. Una muestra de respeto que no todos los representantes públicos que se jactan de hablar de convivencia pueden demostrar haber hecho. Por eso, el presidente de VOX Ceuta agradeció a los miembros de la comunidad hindú ceutí esta invitación en su momento y ahora también.

Juan Sergio Redondo Pacheco, en su calidad de diputado en la Asamblea, ha apoyado con su voto, a diferencia de otros que no lo han hecho, unos presupuestos en los que se han recogido las aportaciones económicas necesarias para apoyar e incentivar todas las actividades e infraestructuras adecuadas para que la Comunidad Hindú pueda desarrollar, en las mejores condiciones posibles, sus prácticas y manifestaciones religiosas. Llegando a recomendar incluso que se produjera una mayor aportación y planteando la posibilidad de convertir en día festivo en el calendario laboral alguna de sus festividades tradicionales, para hacer más visible a una comunidad que siempre ha dado muestras de integración y participación sin mácula en la vida de Ceuta. Además, se volverá a incidir en incrementar la aportación económica a esta comunidad para los Presupuestos de 2021.

Esa ha sido la actuación, como representante público de los ceutíes, de Juan Sergio Redondo Pacheco. Actuación de la que se siente muy orgulloso y que, sin duda, seguirá marcando su trabajo como diputado. Ahora bien, difícilmente una supuesta conversación privada puede jamás resistir su publicidad, máxime cuando esta surge del robo, del chantaje, de la extorsión y de la más burda manipulación. Una supuesta conversación que, además está manipulada y tergiversada por aquellos que, con su anónima y cobarde distribución, lo único que buscan es hacer no ya solo daño a la persona que pretenden extorsionar, sino a aquellos ciudadanos a los que con sus cobardes actos pretenden ofender, con el único fin de generar crispación, romper la paz social y la pacífica convivencia, buscando con ello alcanzar oscuros, turbios y, por supuesto, espurios intereses políticos.

Juan Sergio Redondo Pacheco y también otros miembros de su grupo parlamentario están siendo indudablemente víctimas de esta forma tan inhumana e indecente de coacción, con la intención de que claudiquen y abandonen su empeño político, haciendo de este modo inviable la estabilidad y la gobernabilidad de Ceuta. Por ello, son precisamente esos extorsionadores, a quienes solo les mueve el odio, su fracaso y el interés político, quienes realmente quieren romper la convivencia con sus cobardes manipulaciones y es a ellos a quienes todos los ciudadanos, por encima de cualquier credo o religión, debemos pedir cuentas, mostrando la mayor repulsa hacia todo tipo de chantaje y extorsión realizada al más puro estilo mafioso.

Vox añade: “dar veracidad a este tipo de manipulaciones y chantajes, sería como si todos los ciudadanos pagásemos el rescate que nos exige el secuestrador, viendo cómo, de aceptarlo, a partir de ese momento, quedaría pisoteado el legítimo derecho que tenemos a nuestra privacidad y con ello a lo más sagrado que puede tener una persona: Su vida en libertad”.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio