Este año no podrá verse esta imagen debido al coronavirus
Religión
Typography
0
0
0
s2smodern

 

Ni paseos nocturnos para bajar la comida ingerida tras romper el ayuno, ni reuniones familiares, ni rezos colectivos en una explanada, ni visitas a amigos o familias en Marruecos, ni acudir a la mezquita .... sin duda alguna, el Ramadán o sagrado mes de ayuno de los musulmanes no será lo mismo en este 2020 como consecuencia del coronavirus.

Un reportaje de la agencia de noticias EFE-Ceuta ha revelado hoy que las tradiciones se están viendo seriamente afectadas por las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias. Primero fue la Semana Santa cristiana, luego le tocó a la Comunidad Israelita con el Pésaj o la Pascua que conmemora la liberación del pueblo de la esclavitud en Egipto y ahora le llega el turno a la comunidad musulmana.

En Ceuta, donde más del 35 por ciento de la población es musulmana con 35.000 censados de unos 85.000 habitantes, esta tradición tiene una especial incidencia.

Cada año, los musulmanes de todo el mundo esperan la visión del primer cuarto creciente, el primer día oficial del Ramadán, el noveno mes del calendario islámico y el más sagrado de la cultura islámica y que este año será este viernes día 24 o el sábado día 25, todavía sin determinar.

Según han informado a Efe fuentes de la Comunidad Musulmana de Ceuta, de los cuatro meses sagrados que hay en el Islam, el mes de ramadán es uno de los cinco pilares del Islam y es el más especial de todos debido al ayuno total de comida, bebida, tabaco y actividad sexual desde la salida hasta la puesta de sol.

LEGISLACIÓN

Según la legislación islámica: "Ayunar es un deber religioso a toda persona adulta, sana, con juicio, saludable, no viajante (residente), bien sea hombre o mujer. Pero queda exenta de ayunar toda persona menor, enferma, enferma mental, viajera, mujer durante el periodo de menstruación, así como la embarazada, la lactante que teme por su pequeño y ancianos débiles", continúa el reportaje de EFE-Ceuta.

Estas personas deberán recuperar los días de ayuno en otro momento -por ejemplo, cuando su salud se lo permita- y si esto no fuera posible, deberán compensar su falta de ayuno dando limosna a los más necesitados.

Al adaptarse al ciclo lunar, los días de Ramadán no coinciden de año a año y, de hecho, se suelen adelantar un mes por término general, y tienen lugar ligeras variaciones de duración en distintos puntos geográficos, según ha dicho a Efe Mustafa Ahmed, un comerciante local.

CAMBIOS

Una de las costumbres que más cambiará será a la hora de romper el ayuno ya que las comidas son oportunidades para reunirse con otras personas de la comunidad y romper juntos el ayuno.

"La esencia del Ramadán va a cambiar porque son días para pasar en familia y amigos pero no podrá ser y será un poco duro porque es una celebración muy familiar", nos cuenta a Efe la trabajadora de Cruz Roja, Nisri Laarbi.

Por otro lado, el Gobierno de Ceuta ya ha descartado habilitar ninguna explanada para el rezo colectivo ni también ha suspendido la partida de unos 40.000 euros que estaba destinada a un alumbrado extraordinario sobre esta conmemoración y que, principalmente, se ubicaba en barriadas con más alto número de musulmanes.

"No habrá actividades sociales ni deportivas, al contrario de otros años, por lo que es la primera vez que no vamos a poder disfrutar tampoco del rezo colectivo desde que tengo uso de razón. No podemos abrazar y besar a tus amigos en un día tan señalado puede convertir un día tan especial en un momento un poco triste",ha afirmado Youness Mohamed, presidente del Club Balonmano Ramón y Cajal de Ceuta.

Al margen de ello, aunque todavía está un poco lejos, queda claro que los musulmanes tampoco podrán celebrar el Aid El Fitr o Pascua Chica de los musulmanes, que determina el final del mes de ayuno de Ramadán, siendo celebrado visitando los hogares y comiendo los platos especiales cocinados además de que, por tradición, los niños reciben regalos.

HORARIOS

Por otro lado, este mismo lunes el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta ha firmado un decreto por el que los pequeños comercios y las grandes superficies deberán cerrar en la autonomía ceutí a las 20.30 horas con la intención de que se cumpla el confinamiento de la población.

"No vamos a poder salir tampoco a hacer deporte para pasar las horas sin comer y ésto se notará. Yo vivo enfrente de una mezquita y el ambiente que se crea a la hora del rezo es bastante bonito pero este año se verá un poco gris, porque no habrá ni luces", ha afirmado Nisri Laarbi.

El decreto persigue limitar algo más los horarios tanto de pequeños comercios que tienen permisos para abrir en la situación actual ante la necesidad de que los ciudadanos no se relajen.

"Será un mes sagrado atípico porque habrá que hacer todo dentro de casa y sin las tradicionales rupturas de ayuno familiares o comunitarias", nos ha dicho a Efe Youness Mohamed.

"Vamos a echar mucho de menos las oraciones colectivas en las mezquitas, el tradicional rezo nocturno que congrega a cientos de personas, con lo cual el día se hará mucho más largo", ha apuntado Youness Mohamed.

En cualquier caso, "Ramadán mubarak" -"feliz Ramadán"- para todos los musulmanes.

 

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio