ADICAE lanza una guía de consejos para los consumidores de servicios financieros ante la cuarentena
Economía
Typography
0
0
0
s2smodern

La mayor parte de las oficinas bancarias se encuentran cerradas, ello supone para el usuario de servicios financieros la imposibilidad en la mayoría de las ocasiones de acudir a su propia oficina (lo que restringe la variedad de operaciones a las que puede acceder -solicitud de préstamos, nuevas contrataciones, etc.), dejándole solo los servicios que ofrecen los cajeros, o los servicios a través de internet para los usuarios habituados a los mismos.

En esta situación, los principales riesgos para el usuario de servicios financieros en cuarentena son:

  1. Cometer errores en la utilización y contratación de servicios financieros por internet por falta de práctica y una baja alfabetización digital.
  2. Ser víctima de estafas cibernautas que se multiplican en la actual situación.
  3. Incremento de costes o comisiones en el mantenimiento o uso de servicios financieros (como los medios de pago).
  4. Incremento de costes financieros por mayor utilización tarjetas de crédito en compras a distancia.
  5. La dificultad o falta de atención con puntualidad a la atención de pagos, situaciones de descubierto, y en general en situaciones de necesidad de refinanciación.
  6. La aceptación de cambios en contratos de crédito que conlleven elevados costes, apremiados por dificultades para el pago de dichos préstamos
  7. Caer en ofertas de inversión engañosas que aprovechan la oportunidad de la alarma del coronavirus (por ejemplo en Bitcoins, o en productos de depósito en el extranjero, fuera de la protección del Fondo de garantía de depósitos).
  8. Pérdidas en los productos de ahorro-inversión. Caídas bursátiles, y de rentabilidad en fondos de inversión y fondos de pensiones.

Ante esta situación, ADICAE ofrece diversos consejos para afrontar el confinamiento utilizando correctamente los servicios financieros:

  1. La utilización de los servicios financieros on line correctamente, debe apoyarse en los servicios de información telefónica, especialmente y con carácter inmediato si se ha cometido un error en la operativa. En cualquier caso, hay que recordar el derecho de desistimiento en contrataciones a distancia.
  2. Los servicios financieros on line, requieren la tenencia actualizada de claves y diferentes sistemas de seguridad. Es recomendable la actualización de las mismas en previsión de la necesidad de utilización de las mismas.
  3. Recuerde que la entidad financiera, nunca va a utilizar el correo electrónico como medio de contacto con el consumidor en materia de claves o accesos a sus servicios por internet.
  4. Planifique sus desplazamientos a las oficinas bancarias, consulte previamente en internet horarios y oficinas abiertas. Confirme la operativa de los servicios por telefono.
  5. Evite la utilización de dinero en efectivo al máximo, ya que es otro medio de contagio.
  6. Ante la situación de confinamiento, racionalice sus operaciones de consumo, evite caer en un consumismo vía internet sin restricciones de horarios con un abuso de la financiación por tarjeta de crédito. Recuerde que el 60% de las operaciones consumo que habitualmente financiamos con tarjeta de crédito, en la actualidad están vetadas (restaurantes, hoteles, viajes, transportes, etc.) por lo tanto, procure que sus pagos por tarjeta de crédito en estos días se vean reducidos al menos, también en un 60%.
  7. Prestar atención a las fechas pagos, y operaciones de refinanciación, evitando el estrés que la situación actual puede haber provocado en nuestros ingresos habituales. 
  8. Informese sobre las recientes medidas de moratoria dictadas en la actual crisis.
  9. Ante ofertas de inversión engañosas, hay que recordar, que los depósitos a plazo en España se mantienen con remuneración prácticamente nula por debajo del IPC, pero dan una seguridad hasta 100.000 euros a través del Fondo de Garantía de Depósitos y proporcionan una fácil liquidez, frente a posibles depósitos a plazo en entidades extranjeras que pueden conllevar riesgos de tipo de cambio, de garantías del depósito y de la entidad depositaria, y dificultades de liquidez.
  10. Ante las pérdidas en los productos de ahorro-inversión, analizar la situación de dichos productos en un futuro próximo, evitando que la alarma o la precipitación nos lleven a deshacer situaciones de inversión que provoquen el pago de comisiones de reembolso. (p. ej.- fondos de inversión, depósitos estructurados). Las inversiones en Bolsa han tenido una importante caída con motivo de la Crísis del Coronavirus, el IBEX bajó del 8,9% el 4 de marzo, hasta el 6,5% el 2 de abril. Aunque ya hay quien recomienda la inversión en empresas “defensivas”, vinculadas a la alimentación o servicios básicos (electricidad, gas, telecomunicaciones), hay que recordar que los criterios de inversión para los pequeños ahorradores deben ir ligados a planteamientos a largo plazo.
0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio