Editorial
Typography
0
0
0
s2smodern

Hemos sabido que la Unión Europea desaconsejó permitir “multitudes” para evitar una mayor propagación del coronavirus, y sin embargo se permitió la multitudinaria manifestación con motivo del 8-M.

El Gobierno de la Nación, ese encabezado por Pedro Sánchez y manipulado por Pablo Iglesias, no está preparado para afrontar una crisis de esta magnitud, especialmente porque este gobierno no piensa en los españoles sino lisa y llanamente en mantenerse en el poder para poder seguir enriqueciéndose a costa de los ciudadanos.

El Gobierno ha jugado con fuego y ahora, todavía, se está quemando. Ha jugado con la salud de los españoles, obviando las recomendaciones ofrecidas desde la UE, ya que prefería intentar amarrar el voto feminista poniendo, curiosamente, a todas las mujeres participantes y al resto de integrantes de esas manifestaciones en un serio y grave riesgo.

Las horas pasan, y a medida que se avanza en la crisis queda cada vez más demostrado que Pedro Sánchez está desbordado, paralizado, no sabe qué hacer, no tiene ni autoridad ni iniciativa y, mientras, Pablo Iglesias y los miembros de Podemos están aprovechando la situación para chantajear de forma miserable, al más burdo estilo comunista y separatista.

Una vez más se vuelve a demostrar que el Gobierno no es de España, sino de unos pocos para otros pocos, que no prima el interés general, sino el interés particular y que o comienza a cambiar las cosas y se empieza a tomar decisiones enfocadas en velar por el bienestar de los ciudadanos, o llegaremos a un punto sin retorno que va a provocar muchos infectados y muchos muertos en nuestro país.

Si algo le importa a Pedro Sánchez el bienestar de los españoles, que rompa de una vez por todas con esos miserables podemitas, que ya han dejado claro lo que quieren, y comenzar a actuar como un verdadero jefe, un verdadero presidente, escuchando a todas las formaciones y aunando esfuerzos con aquellas que realmente quieran luchar por salir de esta crisis por el bien de los ciudadanos.

Hasta Vox, esa formación que tan vilipendiada es por la ciudadanía cada vez que sale a la palestra, acusándolos de fascistas, le ha tendido la mano a Sánchez, ofreciéndole sus votos para que decrete el Estado de Alarma y unificar una gestión de crisis poniendo todos los servicios del Estado para combatir la pandemia y sus efectos económicos y sociales.

¿A qué está esperando el Gobierno de Sánchez? Aunque sea duro reconocer, otra vez, que se ha vuelto a equivocar, siempre rectificar es de sabios, y ahora es el momento de rectificar y dejar de lado a Podemos, si queremos salir de esta crisis.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio