Editorial
Typography
0
0
0
s2smodern

El interventor de la Ciudad se está erigiendo como el causante de la mayor asfixia que están sufriendo las empresas locales gracias a una praxis que está provocando que las facturas emitidas por estas empresas no reciban el visto bueno de este señor, incumpliendo todas las leyes y los plazos existentes.

Muchas empresas se están viendo abocadas a la mayor de las crisis, incluso muchas de ellas han tenido que echar las persianas al no poder soportar los gastos y el impago de las facturas emitidas.

Lo que no es comprensible es que esta actuación que viene llevando a cabo en el tiempo el señor interventor no reciba una respuesta contundente por parte de la Ciudad y sea la institución local la que le pare los pies a este interventor, quien pese a cobrar exclusividad y otros muchos pluses, en un más que suculento sueldo que no debería recibir, ya que lleva años ocupando el puesto de interventor con carácter accidental, por lo que se podría considerar que está ocupando dicho puesto de manera ilegal, se haya también movido haciendo sus pinitos empresariales en el sector inmobiliario.

Además del silencio de la Ciudad, es altamente preocupante que el resto de formaciones políticas, tan beligerantes para algunas cuestiones, no exijan que la plaza del interventor deje de estar ocupada de manera accidental.

¿Qué oscuros propósitos tiene el interventor paralizando conscientemente las facturas de las empresas locales?, ¿por qué la Ciudad y los partidos de la oposición guardan silencio ante esta situación mientras la economía ceutí se ve afectada por la mala praxis de este señor?

Es vergonzoso ver cómo mientras muchas empresas se ven abocadas a echar el cierre o a llevar a los tribunales a la Ciudad para poder cobrar sus facturas, el señor interventor se pasee impunemente por la ciudad con su coche de alta gama, dando muestras de lo poco que le importa lo que sufran los ceutíes mientras él viva en la ostentación y el lujo.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio